Luis Sagi-Vela (1914-2013)

febrero 24th, 2013

Luis Sagi-Vela

Luis Sagi-Vela falleció en Madrid en la madrugada del pasado 17 de febrero, tras casi un siglo de vida, a los 99 años. Ese mismo día los cumplía.

  • La roca fría del Calvario
  • Luis Sagi-Vela

  • Pueden escuchar a Sagi-Vela en esta entrevista de hace justo un año.
  • Esta entrevista es del 28 de febrero de 2009: “Luis Sagi-Vela, una vida dedicada a la música”. Muy interesante también. La recomiendo vivamente.
  • Mujer de los negros ojos
  • Hasta siempre, don Luis. Nuestra admiración le acompaña. Buen viaje.

    ‘Esultate!’, por Francesco Tamagno, Lauritz Melchior, Ramón Vinay, Mario del Monaco…

    febrero 24th, 2013

    Francesco-Tamagno

    Atendemos las peticiones. Disculpas mil por el retraso.

    Para empezar, el creador del personaje de Otello, Francesco Tamagno, que lo cantó por primera vez en La Scala, el 5 de febrero de 1887. Hace 126 años, ni más ni menos. Aunque ya teníamos su ‘Esultate!’ de 1903 en casa. En aquel primer Otello, Desdémona fue Romilda Pantaleoni. Yago, Victor Maurel.

    Estoy de acuerdo con Antonio Lagatta y Juan Dzazópulos en que los Otello de Mario del Monaco y Ramón Vinay son de referencia. De la misma opinión es Óscar Valdivieso, con respecto a Del Monaco. Incluimos también a Melchior, que recomienda Paco Roa. ¡Gracias!

    De Renato Zanelli contamos con alguna grabación de Otello en el blog. También de Ramón Vinay. De las grabaciones de los otros tenores mencionados en este hilo, realizaremos una selección en otra entrada, por no alargarnos demasiado.

    Ahí vamos:

  • ‘Esultate!’, del Primer Acto de Otello, Verdi.
  • Esultate! L’orgoglio musulmano
    sepolto è in mar;
    nostra e del ciel è gloria!
    Dopo l’armi

    lo vinse l’uragano.

    Por los tenores:

  • Francesco Tamagno. 1903.
  • Lauritz Melchior. 1960.
  • Ramón Vinay. ¿1947?
  • Ante la duda sobre el año, incluimos también esta versión:

  • Vinay: ‘Dio, mi potevi scagliar’. Orquesta Sinfónica de la NBC. Dirige: Arturo Toscanini. 1947.
  • Mario del Monaco. Orquesta y Coro del Teatro Regio de Parma. Dirige: Alberto Erede. Montreal, 1966.
  • (Gracias, Antonio Lagatta, Paco Roa, Óscar Valdivieso, Juan Dzazópulos)

    ‘Ella giammai m’amò!’, por Boris Christoff, Nicolai Ghiaurov, Samuel Ramey, Nicola Rossi-Lemeni

    enero 19th, 2013

    Don Carlo

  • ‘Ella giammai m’amò!’ (¡Ella nunca me amó!), aria de Felipe II, del Acto III, Escena I, de Don Carlo, Verdi.
  • Por los bajos:
  • Actualización (28/01/2013)

  • Nicola Rossi-Lemeni, Orquesta Sinfónica de la RAI de Roma. Dirige: Fernando Previtali. 1951.
  • (Gracias, Antonio Lagatta)

    19/01/2013

  • Boris Christoff. 1976.
  • Nicolai Ghiaurov. Gala Tucker, 1996.
  • Samuel Ramey. La Scala, 1992. Dirige: Riccardo Muti.

    (Gracias, Paco Roa; gracias, Antonio)

  • Mariella Devia: “Nunca he hecho fuegos de artificio. Si hago algo, ha de ser verdadero”

    enero 3rd, 2013

    Mariella Devia_

    Entrevista a Mariella Devia en La Vanguardia.

    Los días 4 y 7 de enero, Devia actuará  en el Gran Teatro del Liceo en una versión concierto de Il pirata.

  • Maricel Chavarría
  • —¿Es fatigoso interpretar siempre a mujeres en historias dominadas por personajes masculinos que exhiben su virilidad…
    —… luchando por una mujer, ja, ja. Pero esta es una historia que precisamente sucedía en aquella época: en la lucha por el poder de un feudo, una ciudad o un país, la mujer era moneda de cambio.

    —¿Cuesta introducirse en un personaje tan ajeno a usted?
    —La música ayuda. Lo es todo.

    —Todas las heroínas están enamoradas…
    —Ay, sí. Y la violencia del pirata, según él, es debida al amor que siente por Imogene. Y ella al final, como tanto el marido como el exnovio mueren, no enloquece pero sí entra en una gran desesperación.

    —¿Cómo se come eso en el siglo XXI?
    —Bueno, hoy hay maridos que matan a sus mujeres e hijos. Y ese fenómeno que ya se daba en la época belcantista hacía que los autores se hicieran preguntas sobre la psique. Bellini escribió también La sonámbula, un fenómeno de la psique. Exploraban.

    —Y se aplicaba el atenuante de pasional a ese tipo de crímenes.
    —Había el delito de honor que por suerte ya no existe en Europa. Pero era una manera de tratar de entender la pasión y la locura. El romanticismo del bel canto puede ser hoy muy actual.

    —¿Cómo es su relación con Bellini como persona?
    —Digamos que somos parientes, ja, ja. Adoro este canto, me divierte. Siempre he hecho Rossini, Donizetti, Bellini, Mozart… y también el Verdi que puedo cantar.

    —¿Le divierte porque le resulta fácil técnicamente?
    —Porque técnicamente es difícil: es la satisfacción de la dificultad.

    —Está usted en forma. ¿Es porque no se prodiga mucho?
    —Tengo 64 años, no quiero hacer demasiados conciertos. Y no salgo mucho de Italia. Vengo al Liceu porque se trata de Il pirata y porque es un periodo breve.

    —¿Cómo le han influido las voces que rescataron el bel canto del olvido: Callas, Caballé…?
    —La Caballé cantaba Il pirata de una manera hermosísima. Siempre es interesante escuchar, pero una está obligada a encontrar su propia forma de abordar la partitura. Yo siempre busco eso y nunca me planteo agradar al público. Lo hago así porque lo siento así. No se trata de hacer virtuosismo, hay que darle un sentido.

    —¿Qué le gusta de la Callas?
    —Era magnífica y hay que agradecerle que redescubriera las óperas que ya nadie interpretaba al irrumpir el verismo. Maria Stuarda, por ejemplo, fue rescatada por la Gencer tras años en la sombra. La Callas, la Caballé, la Sills..

    —Hábleme de las diferencias.
    —Cada una tenía su característica. La de la Caballé era una voz de gran belleza; la Gencer era más verista; la Sills era magnífica en la agilidad… todas lo eran. La Caballé dijo una vez una cosa magnífica: que la señora Gencer había descubierto este repertorio, la señora Sills lo había grabado y ella lo había cantado. Qué maravilla.

    —¿Y qué la tiene a usted concentrada en el bel canto?
    —Un artista ha de reconocer adónde le lleva su voz, dónde puede dar lo mejor de sí. Cuando yo cantaba Lucia no imaginaba que algún día haría Il pirata. O Norma.

    —Entonces, ¿ha hecho la carrera que ha querido?
    —No se trata tanto de construir una carrera. Hay que tener en cuenta al público, yo nunca he sido capaz de hacer fuegos de artificio. Si hago algo, ha de ser verdadero. Y por eso no he querido afrontar óperas que sabía que no podía exprimir al máximo.

  • Más, en La Vanguardia