Adiós a Giuseppe Di Stefano (1921-2008)

Una furtiva lágrima, todas las lágrimas. Hasta siempre, Pippo.

  • Corriere della Sera
  • Mi par d’udir ancora…

    Actualización (04/03/08)

  • El País
  • El Diario Montañés
  • ABC
  • Página 12
  • Giuseppe Di Stefano: Salut!, demeure chaste et pure, aria del Tercer Acto de Fausto, Gounod. 1950.
  • (Gracias, Silvio Iván Bendaña)

  • Habla el tenor sobre los orígenes de su carrera artística.
  • (Foto)

    Tags: , , , ,

    11 Responses to “Adiós a Giuseppe Di Stefano (1921-2008)”

    1. orlando says:

      ¿Cómo? Pero no había muerto? Qué poco informado estoy. Uno de mis grandes favoritos en sus mejores años, poseedor de una de las más bellas voces del siglo. La verdad es que, aunque hace tantos años que este hombre no canta, siempre es una gran pena. Que descanse en paz y vaya con Dios, aquí seguiremos disfrutando de su legado inolvidable.

    2. “Pippo”, Giuseppe di Stefano (1921-2008), ha sido considerado, después de Gigli, el mejor tenor lírico italiano del siglo XX. Serios defectos vocales le aquejaron desde muy joven, al inicio de sus treinta años, y aunque él nunca admitió que forzó su voz al asumir papeles muy pesados, tomó el camino contrario de Corelli, pero también equivocado, ya que este último, siendo un tenor heróico se centró en papeles de tenor lírico y pronto su voz se arruinó, como también le ocurrió a di Stefano.

      Lo más importante del arte de di Stefano es, con todo y los defectos que se le imputen, que tenía una voz privilegiada, de gran belleza tímbrica, con amplitud del fiato y del registro que le permitían cuando joven alcanzar el re sobreagudo; notable por su sentimiento en la interpretación de los papeles, ya que no se limitó a cantar, porque también con voz actuaba los papeles; notable también, como poquísimos tenores (Gedda, Bergonzi, Kraus, Carreras) por su impecable dicción.

      Dijo una vez el director Nicola Resigno que Di Stefano no sabía solfeo y que se aprendía los papeles de memoria (como el bajo Ezio Pinza), pero que se le entendía perfectamente todo lo que cantaba, gracias a su perfecta dicción. Cuando vivió en México y se presentó allí Di Stefano, Plácido Domingo lo admiró mucho al escucharlo. Igualmente, Carreras lo tomó como su modelo y, lamentablemente, siguió su mal ejemplo de cantar papeles muy pesados para una voz de tenor lírico.

      Afortunadamente, Di Stefano nos dejó abundoso testimonio de su arte en los discos comerciales y en sus presentaciones en vivo. Con María Callas lo podemos escuchar en las óperas Lucia di Lammermoor, I Puritani, Rigoletto, Il Trovatore, Un ballo in maschera, Manon Lescaut, La Bohème y Tosca, lo mismo que en muchas otras grabaciones y presentaciones en vivo, con otras sopranos como Victoria de los Ángeles, Antonietta Stella, Renata Tebaldi, Birgit Nilsson. etc.

      En tanto la versión de Tosca de 1953, acompañado Di Stefano de Maria Callas y Tito Gobbi, bajo la dirección del maestro Víctor de Sabata, merece un Oscar, su versión de la misma ópera de 1963, con Leontyne Price y Giuseppe Taddei, con el maestro Herbert von Karajan, merece un abucheo, pero en particular contra di Stefano, porque ya su voz estaba agotada. Aun así, se atrevió a cantar Otello en 1969 (un fracaso), pero después, insólito, en una versión abreviada del País de las Sonrisas, opereta de Lehár, su voz luce brillante y bellísima.

      Di Stefano, lo que no es raro en los tenores y las sopranos, se consideró él mismo el mejor tenor del mundo, título que ostentaba Corelli en sus inicios y que Di Stefano, celoso de su colega, en una ocasión, exigió en Philadelphia (Estados Unidos de América) que para cantar se recogieran todos los programas en que Corelli era anunciado como el mejor tenor del mundo.

      No siendo nadie perfecto –mucho menos los tenores–, admiremos el arte de Di Stefano por lo positivo que tiene: belleza vocal, dominio del bel canto, expresividad, afinación y dicción impecables, dominio de la escena y carisma. A própósito, en una grabación en vivo de Fausto, Di Stefano emite el do sobreaugdo (do de pecho) del aria Salut demeure, a plena voz y luego lo va afinando (diminuendo) hasta quedar en un hilo sonoro finísimo. Es una hazaña vocal que después no ha sido acometida por ningún tenor. ¿A qué tenor no le gustaría poder repetir esta hazaña?

      Quizás Di Stefano esté en el cielo cantanto, con su voz renovada, junto a Gayarre, Fleta, Lázaro, Caruso, Lauri-Volpi, Martinelli, Tucker, Windgassen, Corelli, Del Mónaco, Kraus, Pavarotti y muchos grandes tenores que siempre tendrán de nuestra parte su merecido respeto y admiración.

    3. WILMER JARA says:

      Otra triste noticia, cuando todavía está fresco lo de la desaparición de Luciano Pavarotti viene la lamentable pérdida de Pippo di Stefano (el “tenor de la Callas”). Leyenda de la ópera, con mis dos hijos que todavía son niños me gusta jugar a ponerles discos con interpretación de tenores y que me digan quién es el que canta, siempre creen que los engaño cuando les pongo a Pippo, ya que creen que es José Carreras, no pretendo compararlos porque cada uno tiene lo suyo pero es indudable que en este caso el “maestro” ha sido el gran Giuseppe y José siempre lo ha reconocido así.

      Voy a transcribirles un extracto de una entrevista hecha el año pasado a José Carreras por la BBC de Londres. “La BBC tiene un programa en el que se pregunta a los invitados que mencionen la música que llevarían consigo si tuvieran que ir a una isla desierta. Si usted se viera en esa situación, ¿cuáles serían las cinco grabaciones suyas que se llevaría a esta isla imaginaria y por qué?

      Evidentemente llevaría algo de…, como cantante de Giuseppe Di Stefano que ha sido mi ídolo y lo continúa siendo”.

      Siempre le dijeron a José que cantaba a lo Di Stefano y como dice muy bien el comentario que me antecede hasta repitió sus mismos errores de aceptar roles demasiado pesados para su voz de tenor lírico. Pienso que la influencia de Pippo no solo se hizo sentir en Carreras, sin duda el que más la sintió, sino también en Plácido y Pavarotti. Adiós a un grande entre los grandes.

    4. dinora says:

      También de mis favoritos…. Es un tenor que impacta por la belleza con la que canta……siempre estará en mis conciertos!!

    5. Munguía says:

      Una pena, todo hay que decirlo, pero ya estaba en coma desde el 2004, de todas formas, para mi Pippo está más vivo ahora que todos lo tenemos en mente.

      ¡Grande Di Stefano! Como cantante, y como persona.

    6. Cynega says:

      Evidentemente hay canciones o arias que siempre van a estar “de moda”.
      Entre ellas la analizada en Cynega: <A HREF=”http://cynega.blogspot.com/2008/04/el-aria-del-momento-nessun-dorma.html”>http://cynega.blogspot.com/2008/04/el-aria-del-momento-nessun-dor…</A>
      Bandas de sonidos, novelas televisivas, momento emotivo de cuanto show exista, siempre recurre a Puccini y su aria.
      Blog: http://www.cynega.com.ar
      ¡Saludos!

    7. Rafael Manjarrez Montes de Oca says:

      Verdaderamente una pena. Creo que este año tendrá bastante para recarlo.

      Gracias a Silvio Iván Bendaña por su resumen biográfico y comentando este, junto con el comentario de Wilmer Jara, puedo decir que fue uno de los cantantes que indiscutiblemente marcó a las siguientes generaciones de tenores. En particular puedo notar su influencia, principalmente en el maestro Domingo, en el area E lucevan le stelle de Tosca.

      Me trae gratos recuerdos su voz y sus videos, es una lástima. Una oración por él y un agradecimiento por su legado.

    8. operasiempre says:

      De la otra casa (copio y pego):-)

      Fernando Campuzano Godoy
      Fernando Campuzano Godoy dijo

      Addio con el core,

      Si uno debe buscar una referencia de tenor lírico italiano, ese es sin duda Giuseppe di Stefano, creo que su voz jamás se repetirá, habrá voces bellas como la de Juan Diego Flórez pero jamás una voz tan personal y BELLA, esa es la palabra BELLA, su color, su timbre, su fraseo, tutto.

      Si uno le escucha en Tosca, Rigoletto, Un ballo in maschera, L´elisir de amore, Fedora… Se exclama sin dudar (BRAVO).

      Gracias a Walter Legge que sin dudarlo le fichó para EMI y le puso de pareja a CALLAS, ya que gracias a él nos ha permitido, a las personas que no hemos tenido la suerte de poder escucharles en vivo, poder disfrutar con ellos. ¿Qué voces?

      La mejor crítica de una grabación es sin duda la que ya hace tiempo se hizo de su grabación de TOSCA. “Si la humanidad se extinguiese por autoaniquilación, y un ser extraterrestre encontrase esa grabación, diría sin dudarlo: una especie que es capaz de crear algo así, no podía ser tan horrible”.

      14 Octubre 2008 | 06:03 PM

    9. operasiempre says:

      Copio y pego:-)

      aurelio hernandez nuño dijo

      Lo ratifico. Qué voz, pareja, brillante, juvenil. Tenorazo

      20 Octubre 2008 | 02:51 AM

    10. operasiempre says:

      De Antonio (copio y pego):

      antonionavarromas dijo

      Como tenor lírico aficionado me sumo al dolor por la perdida irreparable de”PIPPO”, uno de los tenores lÍricos más grande que haya pisado los escenarios del mundo. Descanse en paz. Sin embargo, nos ha legado su discografía para gozo y deleite de los aficionados a la ópera.

      3 Enero 2009 | 07:49 PM

    11. pedro figueroa says:

      Es verdad que di stefano abuso de su voz haciendo papeles que no tenian que ver con su cuerda vocal. Lo que es innegable es que era un maestro de la actuacio. Se imaginan ver a pipo en escena con la gran maria callas, deria un regalo al espiritu. Di stefano siempre sera recordado como una de las voces mas bellas de tenor, y sus condiciones histrionicas fuera de lo comun

    Leave a Reply