Viorica Cortez: “Ni el director más grande del mundo tiene tiempo para abrir el horizonte y la mente de un cantante”

«La mezzosoprano rumana Viorica Cortez encarna a la priora Madame de Croissy en Diálogos de Carmelitas, obra que la Ópera de Oviedo estrena el próximo día 20 de septiembre como inicio de su LXI Temporada, patrocinada por La Nueva España. Tras su debut en el ciclo ovetense en 1971 con uno de sus papeles estrella, Carmen, Cortez vuelve al Campoamor catorce años después de su última actuación la marquesa de Berkenfield en La fille du regiment en 1994 para demostrar que sigue siendo una de las grandes».

  • Pablo Gallego
  • —¿Cómo es este Diálogos de Carmelitas?
    La producción funciona muy bien. Ésta es una ópera muy especial, delicada, muy difícil. Es uno de esos casos en los que hay que ir muy preparado a la función para entender su verdadera trascendencia. Además estoy muy contenta con el reparto. Empezando por María Bayo, que debuta en el papel y ha hecho un trabajo “de locura”, excelente con Blanche, un personaje muy difícil vocal y escénicamente. Fantástica María.

    ¿Qué le aporta usted al personaje de Madame de Croissy?
    En primer lugar un respeto absoluto por la música de Poulenc. A su dolor interior. Y al texto que Bernanos escribió muy poco tiempo antes de morir. Yo soy muy creyente y me pregunto: “una mujer que ha dedicado su vida a Dios, ¿por qué tiene miedo?”. Yo creo que el temor que vive es el que ella le quita a Blanche para que ésta pueda vivir sin miedo y ser valiente. Le concede una gracia que no mucha gente comprende.

    Este personaje es una de sus creaciones más alabadas.
    He tardado mucho tiempo en poder cantar a Madame de Croissy. Era demasiado joven, y para este papel es necesario haber sufrido en la vida, perder a la gente a la que quieres. En Jenufa o La dama de Picas hay papeles maravillosos que no pueden cantarse hasta que una no tiene ya cierta edad. Cuando una ya conoce la vida y comprende muchas cosas.

    ♣ ♣ ♣

  • Viorica Cortez (Azucena): Stride la vampa!, canción de Azucena del Segundo Acto, Escena I, de El trovador, Verdi.
  • Manrico: Franco Bonisolli.
  • Orquesta Estatal de Berlín. Dirige: Bruno Bartoletti. 1975.
  • Coro di zingari… Stride la vampa! En la misma grabación.
  • ♣ ♣ ♣

    ¿Cuál es el secreto para seguir en la cima?
    No hay ningún secreto. Sólo una escuela de canto fantástica acompañada de una vida privada muy ordenada, muy limpia. Y trabajar cada día. Sé que mis colegas dejaron de cantar hace 25 años. Pero gracias a Dios yo sigo.

    Usted tuvo que irse de su país para poder cantar.
    En mi país tuve una preparación fantástica. Después gané en 1964 el Primer Premio del concurso de Toulouse, muy importante en aquella época. Al ganar, el director vino con un contrato bajo el brazo para hacer Sanson y Dalila al año siguiente. Y yo le dije “¿Usted está loco?”. Y tuve que salir de Rumanía. Luego fue todo muy rápido y ya vino Carmen.

    —Que fue uno de los roles más importantes de su carrera. De hecho, sir George Solti afirmó que usted era la Carmen que él estaba buscando.
    Así fue. Hice Carmen en La Scala de Milán, en el Covent Garden de Londres, en la Ópera de París, en el Metropolitan de Nueva York, en la Ópera de Viena, en la Arena de Verona, y yo le decía al empresario “¿tú sabes que yo puedo hacer otros papeles, no solamente Carmen?”. Y él respondía “sí, pero con tu Carmen yo gano mucho dinero”. Y si no era Carmen era Amneris, de Aida. Un año tras otro.

    Pocas cantantes pueden presumir de haber cantado en todos los grandes teatros.
    He cantado en todos. Pequeños y grandes. Sobre todo en teatros en los que se ama la ópera y el público es fantástico. Nobleza obliga.

    Ahora también se dedica a enseñar a nuevas generaciones de artistas.
    Es cierto que, aparte de mis papeles actuales, me dedico a preparar a jóvenes cantantes para los personajes que yo hacía. Podría cantarlos aún, porque la voz es la misma aunque el cuerpo no se ríe pero mi sentido del ridículo puede más. Los jóvenes deben escuchar mucho, pero también leer mucho. Ni el director más grande del mundo tiene tiempo para abrir el horizonte y la mente de un cantante. No concibo que una cantante haga Carmen sin haber leído a Mérimée. Se busca triunfar demasiado rápido. Quizá en mi época había más respeto para el arte y los artistas.

    Usted se ha encontrado sobre el escenario con todos los grandes de la lírica española.
    Sí. De hecho siempre decía “mira, en España no tienen una ópera nacional pero tienen a los cantantes más importantes”. Domingo, Carreras, Caballé, Berganza, Lorengar…

    Y su querido Krauss.
    Alfredo era un hombre especial. Debería ser un ejemplo para los jóvenes, porque sólo cantaba un pequeño número de papeles. Y no porque no pudiese hacer otros muchos. Werther, como con él, con ninguno en el mundo. Y él siempre decía que cantaba con muchas Charlotte personaje de la misma ópera, “pero si tengo que elegir me quedo con Viorica Cortez”. Y qué Favoritas maravillosas con él.

    ¿Cree que las voces medias y graves están reivindicando su lugar?
    Creo que no. Las mezzosopranos siempre son las mujeres fatales, pero siempre por detrás de la soprano, aunque una buena Amneris puede comerse a Aida. Pero ¿dónde están las voces dramáticas ahora? No hay ni un barítono verdiano. Es muy triste.

    ¿Qué vamos a ver sobre el escenario del teatro Campoamor a partir del próximo día 20 de septiembre?
    A la misma Viorica Cortez de siempre.

  • La Nueva España
  • Tags: , ,

    One Response to “Viorica Cortez: “Ni el director más grande del mundo tiene tiempo para abrir el horizonte y la mente de un cantante””

    1. Anonymous says:

      Una buena razón, ya que las mías no valen para nada, de que el personaje de Mme. de Croissy lo cante una persona mayor, nos la da Viorica, a la que, por otra parte ennoblece lo que dice de la Bayo. Pocos cantantes son así de generosos con sus colegas…

    Leave a Reply