La apuesta de Mortier

Producciones propias, nuevos públicos y óperas del siglo XX.  En estos tres puntales basa Gérard Mortier su apuesta como director artístico del Real en 2010.

Para que el Real “cuelgue todos los días el cartel de no hay entradas” son “necesarias” las producciones propias. “Es un teatro que tiene tan sólo diez años y ahora necesita sacar adelante producciones específicas para este teatro y este país, tres o cuatro al año, y que, por supuesto, sean exportables”.

La programación, “sin olvidar los clásicos de los siglos XVIII y XIX, debe ofrecer un 35% de piezas del siglo XX”.  Un ejemplo:  la buena acogida del público a la ópera Katia Kabanova, del compositor checo Leos Janácek, estrenada esta semana en el Real. Títulos que recuerda:  San Francisco de Asís, de Messiaen, y Woyzeck, de Berg.

  • Más, en El  País
  • Mortier: “La ópera no puede dar la imagen de una rígida estatua de museo”
  • Tags:

    Leave a Reply