Cuando vuelvas a Madrid, chulapo mío

Estatua de Agustín Lara en Madrid

Que no se diga que en días tan señalados no nos marcamos ni un chotis… Me decía yo esta mañanita. Y pa’ chotis, el de Lara. ¿Alguien lo duda?

Cuando vayas a Madrid chulona mía,
voy a hacerte Emperatriz de Lavapiés
y a alfombrarte con claveles la Gran Vía
y a bañarte con vinillo de Jeréz.

Así que  en ello anduve, buscando un chotis que llevarme pa’l blog. Pero que si quieres, morena. de . Hasta que topé con el mismísimo Agustín Lara cantando Madrid, el chotis entre los chotis, su chotis (música y letra, ahí es ).

Agustín Lara y Lola Flores

Agustín Lara, muy pinturero él, muy bien plantaó, y a quien Dios no llamó para cantar (no se puede tener todo);  y Lola Flores, plantada por más de mil,  y que buena voz, lo que se dice buena voz… (tampoco se puede tener todo). De la película La faraona, 1955.

Cuando llegues a Madrid, morena mía,
voy a hacerte Emperatriz de Lavapiés
y a alfombrarte con claveles la Gran Vía
y a bañarte con vinillo de Jérez.

En Chicote, un agasajo postinero
con la crema de la intelectualidad
y la gracia de un piropo retrechero
más castizo que la calle de Alcalá.

Estatua de Agustín Lara en Madrid. Al fondo, ruinas de las Escuelas Pías

Estatua de don Agustín en Madrid, plaza de Agustín Lara.  Al fondo, ruinas de las Escuelas Pías. Al frente, la más famosa corrala de Madrid.

Cuando la instalaron, en 1975, dominaba la plaza. Luego desapareció como por arte de magia. ¿Dónde había ido a parar la estatua de El Flaco de Oro? A unos grandes almacenes… del Ayuntamiento. Que la iban a poner guapa, decían.

Agustín Lara

¿Más?

Madrid

Se hicieron de rogar. Pero  regresó al fin. En 2007  si no recuerdo mal. Y, ya ven, a la vuelta, arrimaíto a la pared. Ya. Que si la remodelación de la plaza, que si el aparcamiento subterráneo… Cemento, cemento; coches, coches.  ¿Árboles?

Placa de la estatua de Agustín Lara en Madrid

A la izquierda, leyenda de la placa al pie del monumento en  memoria a Agustín Lara, versos sueltos del chotis Madrid, como al desgaire (¿cómo que “hay que” hacerte Emperatriz de Lavapiés?).

Aunque para desgaire, y desaire,  la  idea de reubicar a don Agustín contra la pared. Pena, penita, pena. Desaboríos que los hay en Madrid.

Pero siempre nos quedará tu música, chulapo mío;-)

Por siempre y para siempre ¡por las calles de Madrid!

[Fotos:  Gio]

Tags: ,

2 Responses to “Cuando vuelvas a Madrid, chulapo mío”

  1. [...] Grandes compositores entregaron sus creaciones a la voz de este talento. Médico de cabecera de Agustín Lara y Frida Khalo, entre otros, su vida es una historia que se mezcla con la apasionante historia de la [...]

  2. Miguel dice:

    Soy mexicano y amo madrid. simple mente este chotis me llega de tantas cosas lindas. que viva mi Mexico y mi MADRID !!!

Leave a Reply