El secreto de la “i”, por Alfredo Kraus

007Alfredo Kraus y su técnica de canto. Entrevista de Arturo Reverter (I)

“A lo largo de toda mi carrera, he podido comprobar, con resultados evidentes, lo esencial que es para un cantante el poseer una técnica vocal que le permita desarrollar en su totalidad las características de su voz para alcanzar día a día un nivel de perfeccionamiento mayor y conservar en buen estado ese instrumento delicado e intangible en que se basará el éxito y duración de su vida profesional”.

—Maestro, uno de los secretos de tu técnica es la i, la famosa i, que es una de las bases, efectivamente, de tu conocimiento del arte vocal. Cómo llegaste a esta conclusión de que esta vocal, precisamente, es la que ha de basar una técnica de la voz.
—Bueno, yo, personalmente, no llegué a esa conclusión: alguien me lo enseñó. Parece ser que a finales del siglo pasado hubo alguien lo suficientemente observador para darse cuenta [de] que el sonido de i , a este sonido correspondía más frecuencias y, por lo tanto, se dio cuenta de que el sonido estaba más cerca de lo que luego se llamó la voz in maschera, o sea, utilizando esta zona de la cara, donde están los resonadores, verdaderamente; donde hay caja de resonancia, que son las cavidades de los huesos frontales y que están al lado de la nariz y de los ojos.

Entonces se dio cuenta de que ese sonido correspondía perfectamente a esta posición, y entonces, por lógica, al tener el sonido más vibraciones, este sonido viajaba más en el espacio, llegaba más al oído del que escucha; y entonces, también con una lógica aplastante, dedujo que todo sonido tendría que estar colocado en el mismo sitio, y que ésa era la verdadera impostación, que repito, luego se llamó voz in maschera.

Mi referencia se limita al conocimiento de un maestro de canto que existía en Milán, que se llamaba Lamperti, y que, entre otros, fue maestro del famoso tenor español Julián Gayarre.

—¿Y de qué manera actúa a la hora de emitir la posición para pronunciar la i? Cómo el sonido progresa a partir de ahí.
—Sí. Bueno. Es de admirar que en aquella época, una persona, simplemente observando, llegara a estas conclusiones. Pero es que ahora, modernamente, hay unos aparatos que registran, graban en una cinta todo lo que ocurre dentro durante la emisión del cantante, durante la emisión de los sonidos. A través de una sonda, que pasa por la nariz, esta sonda llega a quedar suspendida en el fondo, entre la nariz y la garganta, y esta sonda va fotografiando todo lo que ocurre ahí dentro mientras se canta.

Pues, bueno, este vídeo lo tengo yo y lo tiene muchísima gente. En el vídeo se ve perfectamente que al sonido i corresponde una amplitud total de la cavidad bucofaríngea y, al mismo tiempo, se hace una medición de la cantidad de frecuencias, o de armónicos, que tienen los sonidos. Al sonido i corresponde la mayor amplitud de hertz, que me parece que es la unidad que mide la frecuencia de los sonidos.

Los demás sonidos, si el alumno no coloca bien los sonidos a la altura del sonido de la i, van teniendo menos frecuencias, que vienen medidas también ahí; van teniendo menos frecuencias y se va viendo cómo en la fotografía la cavidad bucofaríngea va disminuyendo y se va como cubriendo, lo cual quiere decir que el sonido se ha quedado atrás; se ha quedado atrás: no está a la altura de la i.

Entonces, el secreto está —para seguir en esta progresión de sonido— en que los demás sonidos, después de la i, tienen que estar a la misma altura, tienen que estar en la misma zona en donde está emplazado el sonido de i, que quiere decir en la zona de la maschera, como llamaban los italianos, y siguen llamando todavía.

Entonces, el secreto es bien fácil. No quiero decir fácil de realizar, pero sí fácil de entender, por lo pronto. Entonces, después de la i, colocamos el sonido de e, en el mismo sitio el sonido de a, el sonido de o. ¿Por qué la o? La o y la a se van a la garganta, y lo que tenemos que hacer es sacarlos de la garganta y colocarlos a la altura de la i. Ésta es la base, digamos, más simple, que existe para la técnica del canto.

—Y es curioso, porque hasta…, realmente hasta hace poco, siempre se ha creído que la i, al revés, estrechaba; y se pensaba que la o o la a eran las que expandían realmente el sonido.
—Exactamente, y ahí está el error, porque precisamente al sonido de i corresponde, de verdad, las características de nuestra voz. El sonido de i quiere decir que la voz nuestra es ésa. Claro, estamos acostumbrados a que la a se vaya para atrás, y se pronuncie abajo, y esta sensación de tener la a dentro de nuestro cuerpo nos hace pensar y nos hace creer que tiene más volumen; y puede tener más volumen, pero no tiene más vibraciones.

Es como un sonido, por ejemplo, un golpe dado sobre una mesa…; en este momento, el caso sobre el piano. Este golpe, seco, puede tener más volumen que el sonido éste [Re, do#]. Tiene más volumen, pero tiene menos frecuencias; por lo tanto, corre menos ese sonido. Y, al igualar los demás sonidos con el sonido de la i, que corresponde a este sonido [Do#], vamos a obtener las mismas vibraciones en cada sonido. Entonces, se habla de qué homogéneo es el color de esa voz, ¿eh?, en que los sonidos están todos emparejados; no se notan diferencias terribles, como la u, que se va para atrás; la a, que está grave, que está caída. O sea, que todo los sonidos hay que levantarlos. ¿Cómo se levantan? Pensándolos. Al ser más voluminosos, pensándolos más pequeños, más claros y más altos, para equilibrarlos, para ponerlos a la altura de la i.

—Sí, teóricamente, está perfectamente…
—Teóricamente, claro. Luego, en la práctica, hay muchísimos más problemas porque no hay nada peor que los vicios adquiridos, ¿no? Y el primer vicio adquirido que tenemos es el de hablar, porque las aes, efectivamente, y las oes, cerramos, decimos o; en el canto no se puede cantar así, hay que abrir, y cuando decimos i, esto está todo abierto: i. Y luego, pues, no podemos decir o. Tendremos que decir i y después tenemos que decir a. Por lo tanto, aquí se produce un fenómeno fisiológico, o físico, que es el de ayudar con los nervios y con los músculos de la cara a levantar estas notas.

—Y qué papel juegan, efectivamente, estos músculos para que se produzca esto de una manera canónica, esta emisión a la maschera.
—Bueno, es también muy sencillo. Hace unos años ocurrió esta anécdota. El tenor Richard Tucker, el famoso tenor Richard Tucker, cantaba en Florencia una ópera, y el barítono era Bruscantini. Y Sesto Bruscantini estaba acatarrado, y Richard Tucker le dijo: “Mira, no te preocupes, levanta esto, utiliza estos músculos, y la voz toda te irá para arriba, no te tocará atrás la garganta y, por lo tanto, no vas a tener ningún fallo”. Bueno, esto ya lo sabía Bruscantini, porque precisamente nosotros hemos trabajado juntos muchísimo, hemos trabajado técnica, muchísimo, y ya antes se lo sabía. Me lo contó él a mí como para decirme: “¿Ves que no somos los únicos? Hay gente que también sabe que el sonido se levanta tirando de los músculos para arriba”.

Entonces, qué sucede. Los sonidos graves, voluminosos, como son las aes y las oes, necesitan más tiraje —si se puede decir— hacia arriba. Necesita un esfuerzo mayor para levantarlo. ¿Por qué? Porque son más voluminosos. Entonces, está claro que cuanto más nosotros levantemos estos sonidos en los voluminosos y le quitemos peso al volumen, se nos pondrá a la altura de la i. Y cuanto más aguda sea la zona en la que tengamos que cantar, más tenemos que levantar y, por lo tanto, hay más presión y más compresión del fiato contra las paredes de la cabeza.

Se produce este fenómeno cuanto más agudo queramos hacer la nota. Qué pasa… En el piano, lo mismo: las cuerdas graves son así: cuanto más cortas y más agudas, más agudas se convierten. Al reducir el tamaño de la cuerda, la cuerda aguda es corta, y nosotros podemos hacer… —porque el canto también es una sucesión de ejemplos; hay que tener mucha fantasía— y hay que hacer ejemplos así, utilizando parábolas y cosas, más que nada, psicológicas.

Y nosotros podemos pensar también que, como el piano, tenemos las cuerdas graves, y a medida que vamos apretando y vamos presionando la cuerda —como un émbolo que empuja la presión— y la cuerda se va reduciendo; y cuanto más reducida sea la cuerda, más tenemos la zona aguda.

Gracias, Werther.

Gracias, Victoria. Gracias, Mefisto.

16 Responses to “El secreto de la “i”, por Alfredo Kraus”

  1. mefisto says:

    Querida Gio, propongo que se abra una “sección” o algo así (perdona, porque si aceptas será más trabajo para ti), donde todo el que quiera aporte sobre técnica de canto, ya sea a través de un video, un comentario, un párrafo de un libro, etc. etc., para que todos podamos saber un poco más del tema. Además del video de Lauri Volpi, los hay de Gigli, de Del Monaco, de Pavarotti, de Tebaldi, de Caballe, de Bergonzi, y un largo etc.
    Pero sobre todo aquellos cantantes (que los hay, yo no soy el único que intenta hacer trabajar las cuerdas) aporte su comentario de vida. Tal vez hallemos soluciones o preguntas o simplemente charlemos sobre el tema. Un abrazo querida Gio y a todos los contertulios……Mefisto

  2. mefisto says:

    Prontito escribiré sobre la I y la U de Del Monaco. Algo corto pero interesante…..M.

  3. Pablo Navarrete says:

    Quedé intrigado por el uso de la I y U en del Monaco, esperamos.

  4. operasiempre says:

    ¡Propuesta aceptada! (¿quién dijo miedo?;-)

    Muchas gracias, Mefisto. La sección (categoría, le llaman en el blog; en la trastienda) ya está creada. Prepararé un post, seguramente para mañana, con tu comentario sobre la técnica de Cortis (ya lo tenía previsto) y añadiré la idea que propones, para que todo el mundo se entere. A ver si de verdad hay más gente que se anima a participar.

    También quería transcribir los otros dos vídeos de Kraus sobre técnica de canto. Y añadir los enlaces de Lauri-Volpi y Gigli que recomendabas (aunque creo que ya los tenemos en casa). Eso será… cuando pueda;-)

    Allforthemusic, ¿dónde andas? Ya sé que estás muy ocupado, pero da señales de vida, estudiante, que te echamos de menos.

    Yo también quedé intrigada, Pablo. La de cosas que saben los expertos_sufridos;-) cantantes…

    Un abrazo para todos,

    Gio

  5. mefisto says:

    Leo y transcribo (traduciendo del italiano). Del Libro “Mario del Monaco” escrito por un estudiante de canto de él, Osvaldo Alemanno, editorial MATTEO EDITORE 1988.:

    “…..Era un maestro de excepción: conocía todos los secretos de la técnica vocal y la verdadera tradición del canto lírico, por haber tenido la fortuna de estudiar con los grandes directores de orquesta como Serafin, De Sabata, Guarneri, Gavazzeni y con compositores como Alfano, Giordano, Zandonai, Mascagni y Cilea.
    Con el objetivo de profundizar la seguridad y el dominio de la voz, enseñaba a vocalizar con vocalizos especiales fundamentales, dando preferencia a las vocales I y U, por el hecho que determinan la posición más baja de la laringe y el alargamiento de la faringe.”

    Por agregar algo a lo dicho por Kraus, la vocal I ensancha la faringe, pero no la alarga. Esto se consigue con la vocal U, que genera un “manejo interno”de las vibraciones. A las vibraciones no hay que expulsarlas fuera, sino guiarlas por la faringe al sector del resonador primario que la altura de la nota pide, más la conexión entre los tres espacios resonadores principales que darán el color vocal.
    Dsde mi experiencia, humilde desde ya, he aprendido que la I es una vocal especial para buscar los resonadores conectados a la rinofaringe, y para obtener el “timbre”. Pero de cualquier manera, no se consigue a través de una I “chata, o plana”, sino una I emitida en el molde vocal de una U que le dé cierta profundidad.
    Es curioso que Kraus no mencione en ningun momento el descenso de la laringe.
    Tengo que soltar la máquina pero estoy buscando en YouTube un video de un programa que emitió la RAI a un mes de la muerte de Del Monaco, donde muestra cómo entiende él el canto. Prometo escribir más a la noche o mañana. Un abrazo a todos……..Mefisto

  6. Victoria Kraus says:

    Mario del Mónaco fue el máximo referente en los 60s y considerado el mejor tenor dramatico del siglo XX! Pero hay que considerar que Kraus era lírico ligero y Corelli lirico spinto y así con los otros divos de la ópera!
    Del Mónaco era también un gran actor, lo que no hallamos en Pavarotti, por ejemplo.

    Hay una versión de “Ch´ella Mi Creda” por Del Mónaco que me fascina más que todas las otras, pero eso es a mí. Puccini nunca fue para Kraus. Se necesita una voz mas abaritonada, como Domingo. Ahora veremos si tengo razón y, arriesgando que me lleguen demandas, coloco un abanico de la misma hermosísima aria.

    http://www.youtube.com/watch?v=V5IJKw9UXUM&feature=related
    Del Mónaco
    http://www.youtube.com/watch?v=0bJVtnvyG3o&feature=related Pavarotti
    http://www.youtube.com/watch?v=yL-DOyxAA9c&feature=related
    Corelli
    http://www.youtube.com/watch?v=oaxrq7cdLY4&feature=related
    Boerling
    http://www.youtube.com/watch?v=LdExKWIEwsQ&feature=related
    Giacomini
    http://www.youtube.com/watch?v=eIhOAgXcNoU&feature=related
    Kraus
    http://www.youtube.com/watch?v=EWhfwJxEU-s&feature=related
    Domingo-Bocelli

    Cariños a todos. Victoria.

  7. Werther says:

    Estimada anfitriona está de más que te lo diga pero de mi blog si lo consideras oportuno así como de mis canales de Youtube puedes sacar másfragmentos dedicados a la técnica y teniendo como protagonista a Alfredo Kraus.
    Hago epecialmente hincapié en los videos que realicé y sigo realizando del anlisis que Ricardo Cala realizo de la técnica de Kraus en algunas colboraciones con el programa “Clásicos Populares” de Rne.
    Si entras precisamnte en mi blog, tu o tus lectores encontrareis el quinto capítulo de aquellos programas en los cuales se realiza una perfecta dirección el modo de cantar de Kraus.
    Besos y abrazos para todos y especialmnte para ti Gio, dueña y señora de la casa…..

  8. mefisto says:

    Queridas Gio y Victoria….y, por supuesto, amigos del blog…..La técnica de Del Monaco…¡¡¡¡QUÉ COSA!!!!
    tres ejemplos cortos.
    Vecchia Zimarra (sí……leyeron bien, la famosa aria de Bajo)
    http://www.youtube.com/watch?v=TCST76TZa6M

    Dos años después de su retiro
    (aquí pido a mi querida Gio si puede pegar ese Recitar la noche que cantó por última vez una ópera)

    Aún casi dos años después, Un amore cosi grande (escrito para él)
    http://www.youtube.com/watch?v=PVP_oe4nu2o

    Si bien cuando empezó tenía una voz más oscura y pesada, con los años, al contrario de lo que pasa con la mayoría de los cantantes, su voz se fue adquiriendo más brillo y claridad.
    Los ejemplos lo muestran en sus últimos años de canto público….luego se dedicó a enseñar. El mejor de sus alumnos tal vez fue Jonas Kaufmann
    http://www.youtube.com/watch?v=ggg59nncJPI&feature=related

    Luego seguimos con más….una abrazo a todos…… Mefisto

  9. […] Propone además Mefisto, en otro hilo, que se abra una sección en el blog “donde todo el que quiera aporte sobre técnica de canto, ya sea a través de un video, un comentario, un párrafo de un libro, etc. etc., para que todos podamos saber un poco más del tema”. Y, sobre todo aquellos cantantes, “que los hay”.  Los hay, los hay; haberlos, haylos. “Tal vez hallemos soluciones o preguntas o simplemente charlemos sobre el tema”. […]

  10. operasiempre says:

    Muchas gracias de nuevo, Mefisto. Muy interesante. He intentado encontrar el vídeo que mencionas, pero no hubo suerte. Si damos con él (o con otro que pueda servir para ilustrar el secreto de la “u”;-) abriríamos otro post con Del Monaco. Se me ocurre…

    Muchas gracias, Victoria. No he podido escuchar aún los enlaces que propones, pero me da la impresión de que vamos a “pegarnos”… (muy educadamente, eso sí;-) Será el siguiente post tras el de Del Monaco. O antes, si aparece el vídeo. Uf, se me está amontonando el trabajo…

    Ah… Pero… ¿Bocelli? Yo lo tenía poscrtito en este blog… ¿Soy injusta?, ¿tremendamente injusta?, ¿nada injusta? Opinen, por favor.

    Werther, qué alegría verte por aquí. Muchas gracias, tú siempre tan generoso. Empecé a escuchar esta tarde precisamente el vídeo que nos aconsejas, pero lo dejé a medias (las prisas…). Regresaré mañana.

    Un beso para todos,

    Gio (dueña y señora de la casa, Werher, dixit;-)

  11. operasiempre says:

    Bueno, veo ahora el último comentario de Mefisto (cuando un comentario lleva enlaces, he de darle el visto bueno; por si el spam; y no me había dado cuenta de que estaba ahí).

    Definitivamente, el post siguiente será de Del Monaco. Si propones más audiciones o vídeos, los iremos añadiendo. Gracias mil, Mefisto.
    Un abrazo,

    Gio

  12. […] Victoria: “Hay una versión de ‘Ch’ ella mi creda’ por Del Mónaco que me fascina más que todas las otras, pero eso es a mí. Puccini nunca fue para Kraus. Se necesita una voz mas abaritonada, como Domingo. Ahora veremos si tengo razón y, arriesgando que me lleguen demandas, coloco un abanico de la misma hermosísima aria”. […]

  13. […] audición sobre la técnica de canto del gran Kraus que Werther nos recomendó en su momento (gracias mil, […]

  14. Rafael says:

    Siempre es fascinante, escuchar a un gran maestro como Alfredo Kraus.
    Solamente, en el hablar, se le nota su gran categoria……………………….

  15. ISABEL says:

    ENSEÑO CANTO HACE YA VARIOS AÑOS Y MI EXPERIENCIA ME HA DADO BUENOS RESULTADOS CON MIS ALUMNOS.LAS VOCALES SON MUY NECESARIAS PARA UBICAR LA VOZ.LA I POR SUPUESTO ES LA QUE MÁS AYUDA A SACAR LA VOZ.SE LE COMBINA SEGÚN LAS NECESIDADES DEL ALUMNO.LAS VOCES AGUDAS TRABAJAN SIEMPRE CON E Y A.LAS GRAVES CON O.LA U ES PARA CERRAR UNA VOZ MUY ESTRIDENTE.LAS CONSONANTES TIENEN QUE ESTAR SIEMPRE UNIDAS A LAS VOCALES.SOBRE TODO LA M Y LA N.DEPENDE EL TIPO DE VOZ DEL ALUMNO

Leave a Reply