Sobre la técnica de canto de Lauri-Volpi

Lauri-Volpi como Enzo en La Gioconda. Buenos Aires, 1927.

Lauri-Volpi como Enzo en La Gioconda. Buenos Aires, 1927.

Sitúense, por favor, en el  kilómetro cero. Quienes ya hayan aprendido a apreciar la voz de Lauri-Volpi en su justa medida, o estén en camino, pueden ubicarse en el 100;-)

El tiempo apremia y es muy largo de explicar. No; nada que ver con la madrileña Puerta del Sol;-) Lo entenderán a la primera si se dan un garbeo por  los comentarios.

De la voz de Volpi hemos hablado más veces. Sin ir más lejos, aquí mismito. Entre versos y risas, que de todo hay en la viña de este blog.

Sobre el vibrato del tenor, precisaba ayer Mefisto (a las 6:18):

“Un vibrato típico de la escuela de canto del 1800, que él tanto defendía. Sostenía que la voz cantada tenía una extensión de tres octavas como la requerida para el primer repertorio de esa época, y que nunca se debía ‘fabricar’ el sonido para darle más armónicos graves de los que la posición descendida y relajada de la laringe podía otorgar.

Igualmente ese vibrato no lo escuchas en otras arias como ‘Cielo e mar’ de la Gioconda….;-)

Sobre el color de su voz… puede gustarnos más o menos. No creo que sea particularmente bella, al menos en grabación, aunque Toscanini no opinara lo mismo, aun siendo un ‘enemigo jurado’  del tenor. Pero no se le puede negar lo magnífico de su voz.

Magnífica en todo, hasta para cantar ‘Nessun dorma’ a sus 80″.

El Cielo e mar al que se refiere Mefisto:

  • Giacomo Lauri-Volpi: Cielo e mar, aria de Enzo del Segundo Acto de La Gioconda, Ponchielli.
  • Cielo! e mar! L’etereo velo
    splende come un santo altar.
    L’angiol mio verrà dal cielo?
    L’angiol mio verrà dal mare?
    Qui l’attendo; ardente spira
    oggi il vento dell’amor.
    Ah! quell’uom che vi sospira
    vi conquide, o sogni d’or!…

    Per l’aura fonda
    non appar né suol né monte.
    L’orizzonte bacia l’onda!
    l’onda bacia l’orizzonte!
    Qui nell’ombra, ov’io mi giacio
    coll’anelito del cor, vieni, o donna,
    vieni al bacio della vita,
    si della vita e dell’amor…
    Ah! vien!…

    Seguro que Mefisto nos brinda un comentario de esos cortitos cuando no tiene tiempo;-)

    (Gracias, Mefisto)

    (02/04/10)

    Mefisto:

    “¿Qué se puede decir de alguien que cantó desde Los Hugonotes a Otello, de I Puritani a Il Trovatore… De Donizetti a Mascagni?

    Tal vez lo que diría Bergonzi.

    O lo que diría Corelli.

    Sonido amplio en tessitura y extensión, pleno de dinamismos y expresividad…, una voz para el teatro. Un maestro a la distancia”.

    (Gracias, Mefisto)

    Tags: , , ,

    22 Responses to “Sobre la técnica de canto de Lauri-Volpi”

    1. mefisto says:

      Esta noche en algún ratito escribo…..prometido….M.

    2. mefisto says:

      Lauri Volpi es uno de esos cantantes que son amados y odiados. Un antiguo comentarista de este blog era un auténtico fanático como lo soy yo de Del Monaco…….Pero ante su arte, su voz y su técnica; el oído más entrenado se rinde.
      En otro espacio de OPERA SIEMPRE, se hace referencia a su vibrato. De este punto quería comentar algunas apreciaciones mías. Creo que en gran medida se debía a una tensión de aire propia de la técnica del 1800. No es el famoso vibrato “caprino” del Corelli joven. Es uno típico de cantantes como Tamagno, como la Tetrazzini…..la escuela vieja del belcanto. Por ello creo que en L-V hay una intención estética (sobre todo en el principio de su carrera) de producir “eso” que en los albores del 900 era signo de belleza.
      Aun así, como comentara anteriormente, me parece una elección porque en obras como el Cielo e mar que posteó nuestra querida Gio, tal vibrato no aparece.
      Por otro lado se escucha en él cómo permanentemente recurre a la rinofaringe (no a la nariz, sino tras ella) como lugar resonador. Esto se evidencia particularmente en los agudos y en su canto piano. También la apertura de la laringe y faringe es evidente en él en todo su canto, así como el descenso en cualquier nota despues de un Fa.
      No sé (literalmente) si su línea de canto es excelente. En algunos casos frasea con cierta dureza, en otros alcanza un verdadero legatto.
      Lo cierto es que era un tenor excepcional en el repertorio romántico temprano y medio (aquí especialmente Verdi) y destacado en el verista (del cual, él mismo gurdaba recelos).
      Pero…… ¿qué se puede decir de alguien que cantó desde Los Hugonotes a Otello, de I Puritani a Il Trovatore…..De Donizetti a Mascagni?
      Tal vez lo que diría Bergonzi
      http://www.youtube.com/watch?v=e6CiIxMXkXw&feature=related
      O lo que diría Corelli
      http://www.youtube.com/watch?v=L3-ou-li6C4
      Sonido amplio en tessitura y extensión, pleno de dinamismos y expresividad…..una voz para el teatro. Un maestro a la distancia.
      Yo ya le perdoné sus pedanterías, solo queda para mí el cantante.
      Muchas gracias por todo querida Gio por permitirme/nos escribir tanto, compartir tanto; y gracias contertulios….por soportar tan largas peroratas…..Mi cariño para UDs.
      …………………………………Mefisto.

    3. Victoria Kraus says:

      Amigo Mefisto! Yo no amo ni odio a Lauri Volpi, mal podria hacerlo, pero encuentro hasta que desafina! Parece que canta con algo muy grande en la boca! Ni siquiera con las recomendaciones de mi admirado y ya no caprino Corelli! Tampoco me sirve la simpatía y la autoriedad de Bergonzi, amigo de Kraus!

      Quisiera que me conquistara con su vibrato, su brillantez, sus agudos y los bellísimos logros de su técnica, pero no los hallo! Qué pieza es la mejor y mas representativa de su “arte”? No me llega, no es atractiva.

      Espero convencerme y prometo aplicación y amplitud de criterio.

      Me gusta muchísimo Mario del Mónaco, eso sí. Con toda su técnica propia!

      Mefisto, por qué elegiste ese nombre? Podría haber sido Fausto! Mas simpático y sentimental… como parece que eres!

      Muchos saludos. Victoria-

    4. mefisto says:

      Querida Victoria, ¿qué cosa hace mejor el diablo (de la concepción judeo-cristiana, y la cristiana-romana) que enrostrarnos nuestros propios defectos? Yo pienso que he sido siempre un diablo despótico conmigo mismo. En otra época lo he sido con los demás…..pero ya no puedo. He perdido demasiado como para seguir ese inconducente camino.
      Por otro lado en América profunda el diablo tiene otro significado, otra razón de ser, y más me identifico con él que con el Mefistófeles de Goethe.
      Es una función que de diversas formas he cumplido en mi vida….no es grato pero….;-)
      Prontito comentaremos algo más sobre los cantantes……Por ahora les envío mis cariños a todos y especialmente a mi querida Gio que tambien podría usar por nick…..Beatriz.
      ……………………………….M.

    5. mefisto says:

      Otro ejemplo de mi prejuicio.
      Lauri Volpi decía que era como una mujer cantando…..Kraus que usaba falsette.
      Para mí es la perfeción del arte de canto:
      http://www.youtube.com/watch?v=7UiWOqaJq1o
      Repito que no digo nada nuevo………………Mefisto.

    6. Victoria Kraus says:

      Mefisto americano, argentino, de Buenos Aires?, de la América profunda!
      Cual es ese? Yo estoy en Santiago y .. no lo he visto ni oído..!

      Estás hablando de Gigli! Cantaba muy bien, no como mujer, pero muy suave y con falsetes! Si esa es la perfección….!!!

      Un tenor lírico debe ser mas varonil! Kraus, Corelli, Del Mónaco….

      Schipa era pequeño, suave pero varonil, con falsetes, pero “tenore di grazie”. Qué musicalidad! Si hay alguna técnica, la propia, tiene mucho mas encanto personal. Observa a su interlocutor en este video. Está “ido” con la canción. Su alma está en otra parte! ESO ES!!!!!

      http://www.youtube.com/watch?v=yHHY_JlXu_o

      Saludos a Gio y a todos.

    7. mefisto says:

      Querida Victoria. No de Buenos Aires…..más profundo.
      ¿Sabes que disiento con tu apreciación, con la de Kraus y la de Lauri Volpi? Gigli no cantaba con falsette. Creo que el color de su voz pudiera confundir, pero el color de voz pianísima de él no es de falsette. Compáralo en los pianísimos de Caruso, de Schipa, de Lauri Volpi y verás. Lo que asombra de él es que podía mantener esa calidad de sonido tanto tiempo y en una tessitura altísima SIN QUE JAMÁS SE PERCIBIERA TENSIÓN EN SU CANTO….cosa que en ningun otro tenor sientes.
      Su voz era de Lírico puro. De hecho cantó casi todo lo posible para ligero, lírico y spinto. Famoso por sus Chenier, Cavaradossi, Alvaro,
      http://www.youtube.com/watch?v=2atOhRyEuq4
      Sin duda que su voz era dulce….pero amplia a la manera de un lírico.
      Por ejemplo, Corelli es claramente un tenor Spinto…..Del Monaco, un Dramático….y Kraus, un lírico Ligero.
      Entre las notas de falsette y las de voz de cuerdas hay un cambio de color MUY EVIDENTE, que yo no escucho esa diferencia….escucho mucho manejo del aire, de la laringe, del resonador.
      Del Monaco decía : Primero Gigli, segundo Caruso.
      Seguro que ya has escuchado esto, pero no está de más (hablando de caras)
      http://www.youtube.com/watch?v=8tk3Eb_zx4o
      Y lo mismo en otra interpretación.
      http://www.youtube.com/watch?v=_en8e1TMcow
      El color vocal es idéntico….varía el fiato y la interpretación…..el direccionamiento del aire….la proporción entre la Hipo-Oro-RinoFaringe.
      y hay algo que tiene Gilgi que sólo he escuchado en ciertos momentos de los papeles dramáticos de Del Monaco….Él consigue transportar a quien escucha a otra dimensión…..la de él mismo.
      ………………..saludos y cariños a todos……………Mefisto.

    8. enrique paz escudero says:

      Yo he tenido la fortuna de conocer a Lauri Volpi, cuándo conjuntamente con Alfredo Kraus, Sesto Bruscantini y mi mujer, fuimos a visitarlo a su casa de Burjasot. Era un hombre cordial, pero al mismo tiempo, muy engreido de su grandeza. Presumia de que a sus setenta y muchos años, tenía la voz, como cuándo tenía treinta, y vocalizaba en un viejo piano, para que lo escuchásemos. Recuerdo que Elvira de Hidalgo , soprano española, maestra de María Callas, me decía en su casa de Milán, que había cantado en diversas ocasiones con Lauri Volpi, y que poseía una voz extraordinaria, pero que era el terror de los directores de orquesta, porque el cantaba al ritmo que quería en cada momento, y dificilmente se ceñía a la orquesta. Y otras personas, como Franco Ecónomo, conserje del Reggio de Torino (ya fallecido), me contaba, que cuándo el era joven, habían pasado por aquel teatro, todos los grandes tenores del momento, y que para el, el más grande de todos, había sido Lauri Volpi.
      Por todo esto, ratifico lo que dice Mefisto, en cuánto a que Lauri Volpi, era amado y odiado, pero lo que si es cierto es que en su época de plenitud, debió de ser un cantante extraordinario, a quién insisto, las grabaciones, posiblemente no le hacen justicia. Muchos saludos.

    9. mefisto says:

      Muy agradecido, Enrique, por su aporte. Ese tipo de comentarios nos dan más elementos para tratar de valorar a los cantantes….especialmente los que, nosotros, sólo hemos oído por grabaciones. Las vibraciones que reproducen los equipos (principalmente los modernos) cada vez son con menos ruidos y a la vez menos fieles. Sigue siendo lo más parecido en materia de vibraciones el disco….que registra exactamente eso; aún así se nos pierden las sensaciones. Gracias sinceramente a UD., a los contertulios y especialmente a mi querida GIo……..M.

    10. operasiempre says:

      Mefisto… Conque… Beatrice. ¿A que me lo cambio..?;-) No, no… Yo soy mucho más humana , e imperfecta, y una pizca diablesa también a veces…;-) Algún día les contaré por qué elegí el nick de Gio…

      Este hilo se pone cada vez más interesante: hay que decirlo. Gracias mil, Victoria, Mefisto, Enrique. Ayer, salvo a la mañana, no pude casi asomarme por estos lares. El poco tiempo que rescaté lo dediqué a ir preparando el post sobre la soprano chilena Rayen Quitral. Victoria también estuvo en ello;-) Sólo que es capaz de distribuir su tiempo con mayor habilidad.

      Muchas veces me he preguntado por la voz de la soprano alicantina María Ros, esposa de Lauri-Volpi. Ros abandonó la escena y se convirtió en su asesora. L.V lo dice en alguno de sus libros. Incluso la cita en su Voces paralelas, pero es tan metafórico lo que dice, o a mí me lo parece, que te quedas casi como estabas… Lo reproduciré cuando tenga un ratito.

      Dice Sagarmínaga en su Diccionario que las grabaciones de Ros no son lo más representativo de su repertorio, pero que sí sirven para hacerse una idea.

      ¿Alguien ha escuchado algo de María Ros?

      Saludiños para todos,

      Gio

    11. operasiempre says:

      Reproduzco parte de lo que escribe Sagarmínaga sobre María Ros en su Diccionario de cantantes líricos españoles:

      «Uno de los pocos testimonios que sobre su voz nos queda hoy —por fuerza algo mediatizado— es el del propio Lauri-Volpi, quien en su libro El equívoco la define como “una soprano que cantaba con una voz pastosa, intensa, de un color mórbido y denso”, y agrega: “nunca escuché mayor intensidad de sonido en una voz ligera”.

      En Voces paralelas, Volpi es no menos entusiasta pero tampoco más explícito enjuiciando a su mujer: “Una voz ejemplar por medida y por ritmo, que logró conciliar en la forma el contenido del espíritu y las vibraciones de la materia (…) . En esta voz se asociaban la caricia de la luz y el estremecimiento del vuelo”.

      Sólo conocemos cuatro testimonios discográficos (todos del sello Columbia) del arte de María Ros: ‘El canto de Solveig’, de Peer Gynt, de Edvard Grieb, la canción de regusto asturiano ‘En Mieres del Camino’ y las tituladas ‘A Granada’ y ‘Pesares’, todas ellas reeditadas por el sello italiano Tima Club.

      Afortunadamente son suficientes para atestiguar que el tenor de Lanuvio no exageraba demasiado, ya que, en verdad, estamos frente a un material dulce y aterciopelado y a una excelente impostación y, pese a no ser muy representativas del repertorio que la Ros cultivó, tampoco exento de lirismo y densidad.

      La liquidez de la emisión de María Ros, el estilo tan fluido y diáfano con que abordaba la palabra cantada recuerdan algo (dentro de una categoría más lírica) a los prodigios de una Barrientos o una De Hidalgo».

      ———————

    12. operasiempre says:

      Y ahora lo que escribe Lauri-Volpi sobre la soprano lírico-ligera María Ros en su Voces paralelas (edición de 1974, traducida por Manuel Torregrosa):

      «Una voz ejemplar por medida y por ritmo, que logró conciliar en la forma el contenido del espíritu y las vibraciones de la materia en una fusión de retórica y de patetismos artificiosos, fue la de María Ros. En ella la gracia sevillana y la sal mediterránea (nacida en Alicante, de padres andaluces) se asociaron para deleite de los amantes del canto y del puro estilo melódico.

      Leopardi escribió: “El amor de lo espontáneo —es decir, la naturalidad— y el odio de la afectación, uno y otro innatos en el hombre, se revelan fuerte y eficazmente en cualquiera que tenga por naturaleza un carácter verdaderamente inclinado a las bellas artes”.

      El canto de María Ros producía exquisitas sensaciones en los espectadores de cualquier clase y país, precisamente pos su ingenua espontaneidad y naturaleza, atributos esenciales de todo arte verdadero.

      Por esta razón, los directores de orquesta más notables por su rigor y preparación la admiraron y prefirieron de entre las muchas rivales y compañeras demasiado inclinadas a preciosismos y amaneramientos, y con frecuencia olvidadizas de la existencia del pentagrama y de la mesura musical.

      El maestro Armani la dirigió en la Manon, de Massenet, en el Coliseo de Lisboa. En esta obra, María Ros, alternando las representaciones con la Storchio, no desmereció en la inevitable comparación. Guarnieri la dirigió en la Traviata; Mascagni, en Río, con El guarany; Gui, en Oporto, con Fausto; De Sabata, en La Bohème, en la Opera de Montecarlo; Maniruzzi, en el Colón de Buenos Aires, y el Municipal de Río de Janeiro, en El caballero de la rosa.

      Cantó con Fleta Il guarany, en Río; con Franchi, el Rigoletto, en Ferrara. El director Gunsburg le dijo sin adulación —Gunsburg era incapaz de ello— que si Eleonora Duse hubiera cantado no hubiera podido interpretar la muerte de Mimí con mayor dulzura de tono y más profunda verdad de expresión.

      María Ros había comenzado su carrera ascendente cuando contaba sólo dieciséis años, y el sortilegio de la gloria se abrió de repente a su voz, en la que se asociaban la caricia de la luz y el estremecimiento del vuelo.

      A la gracia del arte correspondía la gentileza de la persona. El empresario Volpini solía invitarla a un palco, junto a la De Hidalgo y a la Capsir —las tres participantes de la temporada lírica famosa del Liceo de Barcelona— para que el público admirase las bellezas representativas de las tres regiones españolas en las cuales sobresale el eterno femenino: Valencia, Aragón y Cataluña.

      En el momento culminante de su carrera, María Ros dejó el teatro para dedicarse, con su pericia extraordinaria, a otra voz: la del hombre amado, la de Lauri-Volpi, con quien cantaba Rigoletto en el Liceo de Barcelona, renunciando de este modo a su propia vida artística, pero persistiendo en el servicio de su ideal estético con abnegación y dedicación conmovedoras y con el intento de preservar de la decadencia prematura y de riesgos peligrosos al audaz que, llegado de las trincheras, se había lanzado con loca valentía y despreocupación al asalto de los escenarios líricos, al modo de un intrépido D’Artagnan.

      Pronto surgió su magisterio providencial rápido a socorrer al incauto, llegado en pocos meses, por un natural impulso, a la primerísima línea en el torneo internacional de las voces.

      A él, en principio rebelde, enseñó que la espontaneidad no es improvisación, que el falsete no es media voz, el agudo no es un fin en sí mismo, el ímpetu no es violencia, lo patético no es sentimentalismo y, en fin, que la palabra no ligada a la idea ni al sonido se reduce a un deletreo descolorido e insípido.

      Durante casi treinta años vive su propio sueño de arte en el canto de aquel a quien legó su propia existencia después de haber traspasado el umbral de la fama. Raro ejemplo de abnegación para señalarlo como modelo a aquellos que empobrecen su propia vida en el pugilato de la vanidad, de la envidia, del egoísmo».

      ——-

      Establece luego un paralelo entre María Ros y la soprano francesa L. Grandval. Pero esto lo dejamos para otro día (si es que les interesa;-)

    13. enrique paz escudero says:

      Amiga Gio:
      Tengo en casa, una cinta VHS, en el cual, entre otras cosas, se encuentra un documental sobre Lauri Volpi, y en el que aparecen (dando sus opiniones, sobre el gran cantante), Franco Corelli, Alfredo Kraus, Carlo Bergonzi, Rodolfo Celleti, Licia Albanese, Gianna Pederzzini … Pero lo que es muy interesante, es un fragmento de la “Canción de Solveig” del Peer Gynt de Grieg, cantado por María Ros. Si te interesa, yo te regalo esta cinta (insisto, VHS), por si puedes extraer de ella lo que te interese. Simplemente ponte en contacto conmigo, y me dices como te la puedo enviar.
      Un saludo para todos.

    14. operasiempre says:

      Muy buenas (noches o tardes):

      Siento que en los últimos días mi participación se haya visto reducida a la mínima expresión. No era mi intención. La vida…, que a veces nos obliga a realizar un viaje interior reparador y necesario.

      Gracias mil a todos por estar ahí: Victoria, Mefisto, Enrique, Juan, Pablo, Albert, Paco Roa… Bueno, a todos los que pasan por aquí, pero especialmente a los que de vez en cuando, o muy de vez en cuando, echan carbón a la máquina para que no se detenga… Sin carbón, no hay fuego; sin fuego, no hay pasión…;-)

      Espero rescatar algunos de los enlaces propuestos en estos días. Se agradece el villancico a mediados de abril…

      Debo mails varios: varios_varios… Prometo ponerme al día antes de que finalice esta semana.

      Enrique: muchísimas gracias. Me encantará escuchar a Ros. Y a todos los demás, por descontado. Te escribo y hablamos. Estudiaré la manera de que lo podamos ver y escuchar todos. Habrá que aprender…

      Posiblemente me olvide algo. Repasaré las tareas;-) Ah, sí… ¿un alma caritativa que responda a Gabriela? ¡Gracias!

      Besos para todos,

      Gio

    15. enrique paz escudero says:

      Como hemos hablado de la longevidad vocal, de muy pocos cantantes, quiero que disfruteis como yo, de este fragmento de Eugen Onegin, en la voz del legendario Mark Reizen, a la “joven edad de 90 años”, cantando el aria del Principe Gremin. Ya comentaremos …..

      http://video.google.com/videoplay?docid=2802128901339349401#

    16. enrique paz escudero says:

      Perdonadme, pero no supe incluir este segundo video, con el mensaje anterior. Estoy un poco “verde” en esto de la informática. Otro maravilloso ejemplo, el del gran bajo americano Jerome Hines, cantando El Gran Inquisidor, en un concierto, un año antes de su fallecimiento. Disfrutadlo, como yo.
      http://www.youtube.com/watch?v=MSFrUlyKT1g

    17. operasiempre says:

      Gracias, Enrique. La conexión prehistórica de que dispongo ahora mismo me niega reiteradamente la entrada al Olimpo… No me deja pasar de la cancela. Será mañana…

    18. mefisto says:

      Agrego a los ejemplos de longevidad con este de una soprano muy famosa:
      http://www.youtube.com/watch?v=0qQqsyPPRhM
      “La Olivero”…….M.

    19. enrique paz escudero says:

      ¡¡¡¡¡¡¡¡INMENSA, MAGDA OLIVERO¡¡¡¡¡¡¡. Aquí, en este video, con 99 años, todavía tiene MUCHO QUE DECIR, esta ilustre cantante. Pero la verdad, es que quince años atrás tenía todavía la voz, en unas condiciones extraordinarias, teniendo en cuenta su edad. Estas grandes voces ….. non ci sonno piú. Gracias Mefisto

    20. Victoria kraus says:

      Para quienes no conocieron la voz de la soprano Magda Olivero:

      htp://www.youtube.com/watch?v=IlsioKE-cUs&feature=related

      Debuto en 1932 en la radio de Turín y de manera creciente hasta 1941, en que se casó y se retiró de los escenarios.Volvió diez años después, a petición de Francesco Cilea, que le pidió que cantara su ópera Adriana Lecouvreur.

      Desde 1951 hasta su retirada definitiva, cantó en teatros de ópera del mundo. En su regreso a los escenarios, su voz parecía más apasionada y expresiva, así como más potente que antes. Adriana Lecouvreur, Iris, Fedora, La Bohème, La fanciulla del West, La Traviata, La Wally, Madama Butterfly, Manon Lescaut, Mefistofele, Francesca da Rimini y Turandot, entre otras, con repertorio mayormente verista.

      Maravillosa!

    21. mefisto says:

      Tengo un video de Aldo Protti, el barítono, cantando el Credo de Otello en la mejor forma de su vida a sus 81 años en un concierto recordando a Del Monaco. Es para mí una pena no saber cómo pasarlo a DVD y luego a un formato para you tube. Pero estoy en eso…….saludos……M.

    22. armando says:

      Hola ! Soy vecino de la casa que fuera de Don Lauri Volpi , este gran Señor del canto . Pues queria comentar la pena y el abandono que tiene su exvivienda.. es muy triste ver como se encuentra todo en ruinas …
      Gracias por esta oportunidad y seria bueno que alguien se hiciera cargo de la ex casa de Lauri Volpi .-

    Leave a Reply