‘Eri tu’, por Vicente Sardinero

  • Di Provenza, il mar, il suol (más los ‘¡bravo!’ y el torrente de aplausos).
  • Gran Teatro del Liceo, 1973.
  • **

  • Vicente Sardinero (19372002): Alzati… Eri tu, recitativo y aria de Renato del Tercer Acto, Escena I, de Un ballo in maschera, Verdi.
  • [* Vídeo, el de Eri tu, que se fue para algún día de estos regresar;-)]

    (Gracias, Enrique, Antonio)

  • Entrevista a Sardinero. Desconozco la fecha exacta en que fue publicada, pero sus palabras, cómo no, aún tienen vigencia.
  • Por Xavier Nicolás
  • Vicente Sardinero_—Si mal no recuerdo, usted debutó en el Liceo allá por los 60…
    —Sí, si mal no recuerdo fue en 1964, debuté con dos personajes, uno del Rigoletto y otro de Carmen. Sí, creo que fue en 1964.

    —¿ Y ha cambiado mucho el Liceo desde entonces?
    —Bueno, en algunas cosas no ha cambiado nada, pero en otras, desde luego muchísimo. Yo puedo decir que casi he nacido allí, o me he criado allí. Y además tuve la suerte de que hubiera a su frente un gran empresario que estimaba mucho a los cantantes nacionales…

    —Supongo que se refiere a Juan Antonio Pamias…
    —Efectivamente, Pamias. El ambiente del Liceo era como nuestra casa. Entrábamos allí sin pedir permiso a nadie, podías ir y venir, hacer una llamada telefónica sin que te preguntasen nada, era otro ambiente. Recuerdo un día que bajaba por las escaleras interiores y Pamias desde arriba me gritó. “¡Sardinero! ¡Tú y yo nunca vamos a tener problemas!”.  Y me mandaba a ver al contable, pues a lo mejor había quedado algo a deber a cuenta, y con un apretón de manos y un “la semana que viene”, se arreglaba todo. Me acuerdo de algo que no se me olvidará nunca: Iba yo andando por entre los pasillos del Liceo, cuando me dijo de lejos: “Sardinero, recuerda una cosa, ¡mientras yo esté aquí, tú siempre serás el Marcello de nuestras Bohèmes!”.

    —Era algo quizás más personal, más familiar…
    —Exacto, Pamias te llamaba al despacho y te hablaba de mil cosas, no sólo de canto o música, y después te explicaba cómo sería la próxima temporada y te acababa diciendo: “Vaya a ver al Sr. Tal que le arreglará el tema del contrato”. Son recuerdos muy bonitos de aquella época.

    —Eran aquellas épocas en que incluso se cantaba a veces gratis o bajo presupuesto, ¿no?
    —Sí, algunas veces el contable te explicaba que se iban a atrasar en el pago, o que aquel mes habría que esperar un poco, etc. Y tú lo dabas como una cosa comprensiva y natural, porque aquello formaba también parte de tu vida. Y además hay que tener en cuenta que con Pamias han cantado los más grandes en el Liceo: la Scotto, Bergonzi, la Tebaldi, Di Stefano… Y no sólo una vez, sino que repetían las ocasiones. Tengo muy gratos recuerdos de Pamias.

    Vicente Sardinero—Era también la época de Mestres Cabanes. Ya aquellos decorados están en el olvido, ¿qué opina de las nuevas corrientes modernistas de los escenógrafos de ahora?
    —Bueno, la ópera es la ópera, pero creo que ante todo está detrás el autor, el compositor, y se le ha de respetar siempre. Y por eso cuando veo a estos escenógrafos de ahora que van cambiando los decorados a su manera, y las épocas de tiempo, pienso que lo hacen de una manera equivocada. Por ejemplo, yo he cantado Bohèmes sin muebles en el escenario y no me ha gustado, pues para algo Puccini especificó con detalle cómo debía estar amueblada aquella buhardilla. Creo que es un error por parte de los escenógrafos, no se puede cambiar lo que el autor dijo. En el caso de La Bohème, ya sabemos que la buhardilla era de unos artistas pobres, pero tampoco tanto que no tuvieran un triste mueble…

    —Sí, desde luego. Y esto de los escenógrafos modernos, ¿no es en realidad un reflejo directo de lo que está pasando con el arte en general en este siglo XX?
    —Sí, yo podría hablarle de muchos ejemplos sobre este tema. Pero el núcleo de la cuestión está en que en el mundo del Arte, hoy en día ya no se cree en lo que se está haciendo, en lo que se está creando. Hoy en el Arte sólo se trabaja desde un punto de vista materialista. Y de esta manera el público no llega a conectar con lo que hoy en día se hace o se transforma. En mi época, la gente cantaba por el gusto a cantar, había realmente algo de sentimiento, hoy en día sólo se persigue el dinero que eso reporta. Y esto me resulta desagradable y triste a la vez.

    * * *

  • Sardinero: romanza de L’Avi (el Abuelo) Castellet, Cançó d’amor i de guerra, Rafael Martínez Valls.
  • (Gracias, Enrique)

    Tags: , , , ,

    12 Responses to “‘Eri tu’, por Vicente Sardinero”

    1. enrique paz escudero says:

      Recuerdo a Vicente Sardinero con mucha emoción, pues tanto mi mujer, Rosa, como yo tuvimos con él y su familia, una buena relación de amistad, y tengo en mi memoria, un fin de semana estupendo, que fuimos invitados por el matrimonio Sardinero, a la casa que poseían en Vallfugona, cerca de Barcelona.

      Sardinero, frecuentó mucho La Coruña, en donde cantó, entre otras, Pescadores de Perlas y La Favorita (con Kraus), Don Pasquale y Elisir d’amore con Taddei, y Cavalleria Rusticana, I Pagliaci ….

      Recuerdo que ese año, cuando Taddei vino a cantar, invitamos a comer a Vicente, y él nos dijo ¿no os importa que venga Taddei con nosotros?. Yo le dije ¡¡ENCANTADOS!! Total que nos comimos unas almejas a la marinera … ¡¡ mmmmmmmmmmm!!, y una carne asada, y al final de la comida, pagó… Taddei. Era simpatiquísimo, y un gran actor-cantante.

      Vicente tenía una voz bellísima, y sobre todo una nobleza grandísima en su canto. Se le podría comparar a Bruson, en la elegancia y el gusto.

      Él, que erá amiguísimo de Alfredo, me decía, que cuando le pedía un consejo a Kraus, siempre llevaba consigo una grabadora, y de noche, cuando se acostaba, se dormía escuchando los consejos de Kraus, y le daban un resultado estupendo.

      Cantó en los teatros más importantes, y con grandísimos colegas. Mi recuerdo emocionado hacia su persona.

    2. enrique paz escudero says:

      Me tenéis que perdonar, amigos contertulios, pero me perdí removiendo en los recuerdos del pasado, y no comenté nada del vídeo, en el cual Vicente canta el “Eri tu” del Ballo in maschera verdiano.

      Como comentaba, en mi reseña anterior, aquí puede apreciarse perfectamente, esa hermosa linea de canto, a flor de labios en muchas ocasiones, con una nobleza y clase de un barítono de gran teatro. Le llamaban en italia, “il piccolo Bastianini”, por el color aterciopelado de su voz.

      Esta grabación es de un Sardinero tardío, pero aún conserva en muy buen estado su bellísima voz. No era excesivamente grande, pero como muy bien comentaba Don Paco Roa, hablando de Juan Diego, igualmente la voz de Sardinero “corría” en el teatro.

      Al final de su carrera, incorporó nuevos roles, más pesados (yo tengo el Macbeth, cantado por él), y el Rigoletto, que no he escuchado.

      Fue injustamente encasillado como el gran Marcello de su época, (único título que cantó en el MET), pero como puede verse y escucharse, era un magnífico Renato, Conde de Luna, Germont, Enrico …..

      Ojalá tengamos muchos “Sardineros” más, porque tenores, como decimos en mi tierra, “haberlos, haylos”, pero las voces graves buenas son más infrecuentes.

      Un saludo.

    3. victoria kraus says:

      Un hermosisimo dúo con Montserrat Caballé:

      http://www.youtube.com/watch?v=h9tpoxaPR6M&feature=related

      Saludos a todos.

    4. Paco Roa says:

      Ciertamente, D. Enrique. Me quedo con su último párrafo. Y no, no corren buenos tiempos ni mucho menos para la vocalidad grave masculina en su conjunto, que hoy, además, tiene que lamentar la pérdida de su ariete Taddei, q.e.p.d., a diferencia, cosa curiosa, de lo que sucede felizmente con la femenina. Entretanto los grandes veteranos todavía “activos”, qué sé yo, los Raimondi, Bruson, Corbelli, Rydl, Nucci (al que, D.m., tendré ocasión de, eso espero, aplaudir el próximo día 29 del corriente en el Real)…, se cortan del todo la coleta, decididamente no termina de emerger la tan esperada promoción de relevo. Y, todo lo más, cabe hablar de alguna una voz interesante por aquí, de cierta promesa que se vislumbra por allá, y, al cabo, de aquella decepción por acullá; corto balance, pues, el de unos barítonos y bajos actuales sólo pálidos remedos de los enormes intérpretes arriba citados, que ya se despiden. Habrá que seguir esperando… Pues nada más, nuestro recuerdo y oración para Guiseppe Taddei, feliz festivo y puente del Corpus para todos, y saludos cordiales.

    5. Nemorino says:

      Estimado, D. Paco Roa, encantado de leerlo por aquí. Tanto que me he atrevido a escribir cuando hacía mucho tiempo que había perdido esta sana costumbre de escribir en el oasis de mi querida Gio. Quisiera consultarle sobre dos barítonos actuales a ver qué les parece; me refiero a Bryn Terfel y a Simon Keenlyside.

      Saludos a todos!

      Quanto è bella!

    6. Antonio says:

      Siempre recordaré de Sardinero la bonhomía que transmitía. Yo no lo conocí personalmente, como Enrique, pero en las entrevistas o en las declaraciones que recuerdo de él (creo que conservo alguna en Monsalvat) se mostraba como una persona buena, y así lo corroboraban otros cantantes cuando hablaban de él.

      Sé que eso de ser buena persona hoy a mucha gente le parece, irrelevante; y la expresión, a veces, se usa de modo condescendiente. Pero creo que las personas buenas, en el campo de la ópera como en cualquier otro, merecen todo nuestro reconocimiento.

      Un abrazo.

      Antonio.

    7. Paco Roa says:

      Sí, muy brevemente, apreciado Sr. “Nemorino”, un placer volver a saludarle después de tanto tiempo sin tener noticias suyas, ya nos contará dónde para Vd. últimamente, y, si le parece, sin necesidad de entrar en las valoraciones particulares que me pide, que estamos de puente. A los cantantes que Vd. cita, sin duda meritorios y de no poca nombradía, es necesario añadir para delimitar un poco las fronteras y el contorno de lo más granado de la actual generación bajo-baritonal, que, ya digo, a mi juicio resulta significativamente inferior en categoría artística, es como si hubiésemos bajado un escalón, a la precedente que yo aludía en mi anterior comentario –no es lo mismo, ni mucho menos, ser “sólo” un cantante por magnífica voz que se tenga que un artista integral (otro día podríamos incidir sobre este punto de interés)-, como mínimo los nombres de Quasthoff, Álvarez, Skovhus, Hvorostovski, D’Arcangelo, el más joven, y, con más veteranía y acaso como jefe de filas, el fantástico Hampson. Saludos muy cordiales.

    8. operasiempre says:

      Quanto è caro!, Nemorino (primero hay que saludar a los que regresan;-) Es una alegría ver que vuelves a dejar constancia de tu paso por estos lares.

      Gracias Enrique, Victoria, Paco, Nemorino, Antonio. Gracias mil.

      Ando mal de tiempo, pero espero “inventarme” alguna entrada antes de que finalice esta semana. Que conste que no estoy de puente… Ya me gustaría;-)

      Un abrazo para todos,

      Gio

    9. Paco Roa says:

      Disfrutando en la medida de lo posible de este puente del Corpus y de una jornada de piscina (no es que las piscinas sean lo mío, lo aclaro, pero mi traumatólogo me ordena que nade), repaso mi cuaderno de notas y veo que tengo sin tachar, lo que me hace sospechar que se me olvidó comentarlo en su día en el foro, la importante noticia de la retirada de la escena del señorial bajo-barítono belga José van Dam. Si es que así fue y en el foro nadie más tampoco lo dejó apuntado, lo hago ahora aunque sea tarde para que no se pase por alto tan destacada “nueva” operística, ya que no todos los días acontece que la voz más importante que ha dado Bélgica a la lírica mundial y quien ha sido uno de los más eximios representantes de su cuerda, perteneciente, en grado de “primus inter pares”, a la anterior generación de cantantes graves a la que ahora está en plenitud, y que yo citaba en esta misma entrada, decida despedirse de la ópera. Pues así fue, y lo hizo el pasado día 4 de Mayo en La Monnaie, con la obra “Don Quichotte” de Massenet, cosechando inmejorables críticas.

      Sólo quiero añadir de Van Dam, intérprete de nobilísima presencia escénica y pulcra línea de canto como pocos otros, mientras apuro a pie de piscina una refrescante cañita de cerveza a su salud, que difícilmente olvidaré su conmovedora actuación en las exequias fúnebres del llorado rey Balduino, de feliz memoria, recuerdo suyo de lo mejor de su arte, que siempre conservaré, puesto al servicio de su gran amigo el rey difunto. Es lo malo de escribir en dos o tres sitios, que al final uno nunca sabe dónde dijo una cosa, dónde otra, y dónde la repitió o la olvidó decirla; en fin…, un desastre. Mis disculpas, buen fin de semana, y saludos cordiales.

    10. enrique paz escudero says:

      Pues sí, la retirada de José Van Dam, es una noticia importante, y espero que no sea por motivos de salud. Ya tenemos bastantes sustos encima. Maravilloso cantante, bella voz, y señor de la escena. Recomiendo muchísimo, la película, protagonizada por él, “El maestro de música”, una verdadera delicia.

      Hizo Van Dam una extraordinaria carrera, en la discrección, sin un marketing alrededor que lo encumbrara. Solo con su arte, que era mucho, era suficiente para escuchar a una maravilloso intérprete, tanto de ópera como de lied. Maravillosa su interpretación de las canciones de Don Quixotte, de Ibert.

      Mi agradecimiento, por tan buenos momentos que me ha hecho pasar, escuchándole. Gracias, maestro.

    11. VICTORIA KRAUS says:

      Amigo don Paco Roa, espero que no se me sienta o que no me llueva encima algo de Gio, pero veo que con la refrescante cañita de cerveza a su salud, al pie de la piscina, se ha equivocado usted de portada! A José Van Damm le hemos dedicado otros sentidos comentarios en “Jose van Dam se despide con Don Quijote! Hay enlaces que aporté con la esperanza de compartir con todos, porque son verdaderas joyas en su brillantisima carrera.

      Si los amigos de Ópera Siempre vieron la película “El Maestro de Musica”, habrán disfrutado de las voces de José Van Dam en Rigoletto y un aria de Mahler, y de las voces maravillosas de Jerome Pruett y de Dinah Bryant, que son los artistas que doblaron a los actores. También se puede ver la película completa en Youtube, que es nuevo…

      Y Dios no quiera que esta despedida de Van Dam sea como la de Don Quijote, que él ha escogido, o la del Maestro de Música, y aunque no lo veamos en la escena, lo tengamos por muchos años más.

      Un cariñoso saludo a todos. Victoria

    Leave a Reply