Archive for July, 2010

El barítono catalán Inocencio Navarro

Saturday, July 31st, 2010
bbbbb

El barítono Inocencio Navarro (‘La Ilustración’, 19 de mayo de 1913).

Sobre el barítono catalán (barcelonés, dicen en algunas crónicas de prensa) Inocencio Navarro se sabe más bien poco. Hernández Girbal no lo incluye en ninguno de sus dos volúmenes de  Cien cantantes españoles de ópera y zarzuela. Tampoco Sagarmínaga, en su Diccionario, heredero este libro, en buena parte, de esa obra de Girbal.

Enrique (Enrique Paz Escudero, el auténtico;-) me envió hace unas semanas una grabación de Inocencio Navarro. Creo que bien merece la pena que la escuchemos todos. Gracias, Enrique.

Ya el trueno apagado
más lejos resuena;
el viento ha callado,
la mar se serena.
Volvió la alegría;
renace la calma,
lo mismo que el día
serénese el alma.

¿Por qué, por qué temblar?
El cielo está sin nubes,
azul está la mar.
¿Por qué temblar?…

  • Canta Navarro la romanza del final del Monólogo de Simón (¿Por qué, por qué temblar?) del Acto I de La tempestad de Chapí
  • Matilde de Lerma

    “La eminente soprano española Matilde de Lerma en ‘Tristán e Iseo’, ópera de Wagner, en que ha alcanzado gandes éxitos cantándola recientemente en los principales teatros de Italia” (‘Mundo gráfico’, 26 de marzo de 1913).

    Inocencio Navarro debutó en el Teatro Real de Madrid en 1916 (66ª temporada).  El 15 de febrero canta en Los hugonotes, de Meyerbeer, junto a Matilde de Lerma, Luisa Garibaldi, Mercedes Capsir, José Palet, Gaudio Mansueto, José Torres de Luna y un jovencísimo Antonio Cortis. Dirigió Ricardo Villa. La actuación se repitió, con el mismo elenco, los días 17 y 20.

    Vuelve a cantar en el Real ese mismo año, el 17 de marzo: IV Acto de Los Hugonotes, Centón a beneficio de la Asociación de la Prensa, junto a De Lerma, Palet, Battistini, Torres de Luna… Por aquí lo tenemos.

    ¿Qué más podemos contar sobre Navarro? En la hemeroteca online de la Biblioteca Nacional de España (que encarecidamente les recomiendo cuando deseen saber algo más sobre un cantante lírico del pasado), hallamos una crítica de prensa molto interessante. Corresponde a una actuación de Navarro en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el sábado 27 de enero de 1917, donde canta  Maruxa, de Amadeo Vives. Junto a Inocencio Navarro, Esther Oliver, Carmen Alfonso, el tenor Belenguer y el bajo Sr. Casas.

    El éxito fue… a_po_te_ó_si_co.  Y entre acto y acto,  canciones de propina…

    Ahí va (sin marear;-):

    “El extraordinario reclamo que se había hecho del baritono Inocencio Navarro, diciendo que era un ‘divo’ que cantaba ‘Maruxa’ como hasta ahora no se había oído, llevó anoche al teatro de la Zarzuela un público numerosísimo.

    El reclamo pudo perjudicar al Sr. Navarro, pues los espectadores se mostraron exigentes en grado sumo, y esperaban desde la primera escena algo estupendo y nunca visto.

    Si el Sr. Navarro no llega a ser, en efecto, un gran barítono y un gran actor, anoche hubiese tenido un ruidoso fracaso.

    Salvado el peligro, el Sr. Navarro, que posee una voz pastosa y extensa, una gran escuela de canto a la manera italiana, clara vocalización y que sabe dar expresión a las frases, se adueñó de los espectadores, trocando en frenético entusiasmo las impaciencias del principio.

    Al terminar el dúo con la tiple en el primer acto, el público en masa tributó a los artistas calurosas ovaciones, que se repitieron al caer el telón. El maestro Vives fue llamado a escena repetidas veces.

    En el acto segundo confirmó y acrecentó Inocencio Navarro la buena impresión, y también se hizo aplaudir calurosamente.

    Con tanto entusiasmo y con tantos aplausos como el Sr. Navarro fue acogida la señorita Carmen Alfonso, que cantó su parte admirablemente y se reveló como una gran artista.

    El resto del reparto es también digno de mención. Esther Oliver hace una gentil Maruxa y el tenor Belenguer y el bajo Sr. Casas están muy justos.

    Realmente la ‘Maruxa’ que vimos anoche en la Zarzuela es algo excepcional, tanto por el conjunto como por los méritos personales de la señorita Alfonso y el Sr. Navarro.

    La orquesta, muy bien concertada y peritísimamente dirigida por el maestro Barrera, que también fue llamado al proscenio al final de ambos actos, en unión de Vives.

    En el intermedio el Sr. Navarro cantó varias canciones, con las que demostró nuevamente sus excepcionales facultades y buen gusto”.

  • El Imparcial (Madrid), 28 de enero de 1917
  • ffffff

    1. El maestro J. Lamote de Grignón. 2. El maestro Franz Beidler. 3. El maestro Luis Millet. 4. El tenor Francisco Viñas. 5. Richard Wagner. 6. El tenor Juan Raventós. 7. El bajo Conrado Giral. 8. La soprano española Lina Pasini Vitale. 9. El barítono Inocencio Navarro (‘La Ilustración’, 19 de mayo de 1913).

    * *
    Actualización (01/08/10)

    ¡Viva el pelo! (Romero de Torres)

  • Inocencio Navarro: Lolita, Serenata spagnola.
  • (Gracias, Enrique)

    Anthony Rolfe-Johnson (1940-2010)

    Friday, July 23rd, 2010
    Anthony Rolfe Johnson in the Return of Ulysses, May 1992

    Anthony Rolfe-Johnson, en 'El regreso de Ulises a la patria', de Monteverdi. 1992.

    Julio 2010

  • Juan Dzazópulos Elgueta
  • Anthony Rolfe-Johnson, tenor británico, nació el 5 de noviembre de 1940 en Tackley (Oxfordshire).

    Después de cantar como niño soprano y en coros, especializándose en Händel, obtuvo la beca Eva Turner y comenzó a estudiar canto con el tenor Peter Pears. Debutó en 1973 en el rol de Veaudemont en la ópera Iolanta, de Tchaikovsky. En 1974 cantó por primera vez una ópera de Benjamin Britten, compositor en el que llegó a especializarse y heredar los roles que había creado su maestro Peter Pears. Esta primera ópera fue Albert Herring.

    En 1974 se presentó por primera vez en el Festival de Glyndebourne cantando el papel de Stroh en Intermezzo, de Richard Strauss. Volvió en 1975 como Lenski en Eugenio Onegin;  y en 1976 como Fenton en Falstaff, de Verdi. En 1977 realizó una gira de conciertos por Alemania Occidental y Holanda; y en 1978, por Holanda y Bélgica.

  • Anthony Rolfe Johnson: Love in her eyes sits playing, Acis y Galatea, Händel. English Baroque Soloists. Dirige: John Eliot Gardiner.
  • En 1978 entró a formar parte de la English National Opera (Sadler’s Wells) debutando como Don Ottavio en Don Giovanni. Con esta Compañía logró notables éxitos en el rol de Essex en Gloriana, de Britten (1984); y en el de Ulises en Il ritorno di Ulisse in patria, de Monteverdi (1989). También cantó allí la parte de Male Chorus en The Rape of Lucretia, de Britten.

    (more…)

    Por sorpresa, y en el Café Iruña

    Thursday, July 15th, 2010
    El popular Rincón de Hemingway del Café Iruña, Pamplona (Navarra).

    El popular Rincón de Hemingway del Café Iruña, Pamplona (Navarra).

    “ Por el pueblo y para el pueblo”… ¡Aúpa, Coro de la AGAO!

    Y a todo esto, ¿qué cara puso Hemingway?…;-)

  • Coro ‘Premier Ensemble’ de la Asociación Gayarre Amigos de la Ópera de Navarra (AGAO).  Café Iruña, Pamplona. 7 de mayo de 2010
  • (Gracias, Enrique)

    Ópera, ópera, ópera (julio 2010): Berganza, Kraus…

    Wednesday, July 14th, 2010

    arcoiris 14 de julio

    Teresa Berganza y Núria Espert

  • Teresa Berganza y Núria Espert, doctoras honoris causa
  • «Berganza ha pedido que músicos y cantantes sean incluidos en las titulaciones universitarias. “¿No merecemos, ya que somos capaces de crear belleza, armonía y arte, el reconocimiento que merecen otras disciplinas artísticas?”».

  • Berganza: Sevillanas del siglo XVIII, canción popular española, recopilada y armonizada por Federico García Lorca.
  • A la guitarra, Narciso Yepes. Múnich, diciembre 1976.
  • arcoiris 9 de julio

  • Ainhoa Arteta: ‘Me gusta soñar tanto como a Don Quijote’
  • Alfredo Kraus: No puede ser!‘. Orquesta Sinfónica de Madrid. Dirige: García Navarro. Teatro Real, 1999.
  • En la misma romanza.
  • * *

    La atraccion del veneno

  • Por Carmen Torres Ripa
  • “Cuando trabajaba en La Gaceta del Norte me atrapó el nombre de un perfume: Poison. Significa veneno. Abrí el tapón con miedo, como temiendo que su aroma me fuese a envolver en un sueño interminable, pero la fórmula alquímica entró lentamente por mi nariz y se fue apoderando de mí con una sensualidad casi maligna.

    Sentí que me había hechizado y me daba respeto usarlo para ir a trabajar. Además, dejaba una estela casi lujuriosa y turbadora. Guardé la esencia sólo para noches especiales. La estrené en mi primera velada de ópera de la temporada de la ABAO. Era Lucía di Lammermoor con Alfredo Kraus, mi tenor favorito.

    El veneno me llevó al camerino del tenor. Había entrevistado a Kraus por la mañana y me invitó a visitarle como Edgard en la noche. Para conseguir mi primer encuentro, cambié la entrevista por un desayuno. Al Ercilla iba a ir Lourdes Mateo, entonces la vedette de las entrevistas (perfectas y deliciosas conversaciones que Lourdes escribía la mejor).

    Mi súplica la enterneció y con el fotógrafo Paco Gras —entrañable y querido fotógrafo— me encontré en el vestíbulo del hotel un mediodía de septiembre. Temblaba. Fue tanta mi turbación que cuando vi a Kraus le dije: “Desde niña he estado enamorada de usted”. Y le desarmé”.

  • Más, en Deia.com
  • Angela Gheorghiou no quiere ser “cobaya” de ningún director escénico
  • Homenaje a Mahler