Eduardo Ayas (1957-2010)

Eduardo AyasEl tenor argentino Eduardo Ayas nació en Buenos Aires el 11 de noviembre de 1957. Comenzó a estudiar piano con Alberto Villanueva y canto con Jascha Galperyn y luego se perfeccionó con otros maestros. En 1983 egresó de la carrera de canto del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

Debutó en 1985, en el Teatro Argentino de La Plata como Ferrando en Così fan tutte, de Mozart. Al año siguiente se produjo su debut en el Teatro Colón de la capital argentina, en el rol del Mozo de la Faja, en La zapatera prodigiosa, de Juan José Castro.

  • Eduardo Ayas: Pourquoi me réveiller. Teatro Colón , febrero 1995
  • En 1985 partió a Filadelfia para participar en el Concurso de Canto de Luciano Pavarotti. Fue apreciado, pero no ganó. Regresó a Argentina y siguió estudiando.

    En 1987 Pavarotti viajó a Buenos Aires para cantar La bohème en el Teatro Colón. En un descanso de los ensayos, accedió a escuchar a varios cantantes que aspiraban a participar al año siguiente en el Concurso Pavarotti de Filadelfia. Se cuenta que en presencia del gran tenor, todos cantaron peor de lo habitual, excepto Ayas que cantó un aria de coloratura con tanto arrojo, seguridad, agilidad y agudos impecables, que la sala entera estalló en aplausos y Pavarotti le gritó ¡Bravo!

    Ayas logró, sin proponérselo, la oportunidad de cantar en Roma el rol de Elvino en La Sonámbula. En 1988, en Filadelfa, ganó el Concurso, junto a otros notables cantantes, como el tenor francés Roberto Alagna. Pavarotti lo incluyó en varios de sus proyectos, y logró que sus representantes (también de Sherrill Milnes y Régine Crespin) lo incluyeran en su nómina. Sin embargo, Ayas comenzó a rechazar contratos.

    Para el tenor le resultaba insoportable estar más de diez días alejado de los suyos y de su país. Esta constante negativa hizo que sus representantes internacionales lo desvinculasen. Aun así lo volvieron a llamar en varias oportunidades y, para su estupor, él volvía a poner dificultades o condiciones. Esto explica el por qué no desarrolló una carrera internacional para la cual parecía predestinado.

    En 1988 obtuvo el premio de los críticos musicales argentinos como “el mejor cantante lírico”; y en 1989 la Asociación Verdiana de Buenos Aires lo premió como “revelación mejor tenor lírico de la actualidad”.

    Por ello, la carrera de Eduardo Ayas se desarrolló prácticamente en su totalidad en el Teatro Colón de Buenos Aires y en el Teatro Argentino de La Plata, además de en teatros de otras ciudades argentinas.

    En el Teatro Colón de Buenos Aires cantó Fausto (1990), La Cenerentola (1993), Los cuentos de Hoffmann (1994 y 2001), Madama Butterfly (1994), Werther (1995), La bohème (1995), Romeo y Julieta (1996), Gianni Schicchi (1997), El barbero de Sevilla (1997), Rigoletto (1997), Don Pasquale (1998), Fausto (1998), Goyescas (1998), Carmina Burana (1998), El turco en Italia (2000).

    En el Teatro Argentino de La Plata cantó La italiana en Argel (1986), Madama Butterfly (1989), La bohème (1990), Rigoletto (1991), Los pescadores de perlas (1992), La traviata (1994), Lucia di Lamermoor (1994), El barbero de Sevilla (1996), Manon (1998). Su repertorio también abarcó la música de cámara y el concierto sinfónico-vocal.

    En el Teatro Colón cantó Edipo Rey de Stravinski (1988), Las Bodas, también de Stravinski, y la Pequeña Misa Solemne de Rossini (1990), La misa de la coronación y el Réquiem de Mozart (1991), y la Octava sinfonía de Mahler (1998).

    En el exterior cantó Persephone de Stravinski, en el Teatro Comunale de Bologna y Teatro Regio de Parma (1990), La italiana en Argel en el Teatro Nacional de Costa Rica (1990), El barbero de Sevilla en la Ópera de Roma (1992) y Teatro de la Ópera de Filadelfia (1992), Il turco in Italia (1992). L’elisir d’ amore (1996) y Don Pasquale (1997), en el Teatro Municipal de Santiago de Chile, dirigido por el recordado Miguel Patrón Marchand, y El barbero de Sevilla, en el Teatro Municipal de Río de Janeiro (1992).

    En el Teatro Solís de Montevideo cantó La bohème (1994), L’eilisir d’ amore (1995) y La flauta mágica (1996). Para el Teatro del S.O.D.R.E. de esta misma ciudad cantó el Réquiem de Verdi (1995), el rol de Ramiro en La Cenerentola de Rossini, y el Stabat Mater de Rossini (1998).

    En el Teatro Regio de Parma cantó el Requiem de G. Verdi, en ocasión del 94º aniversario de la muerte del compositor, bajo la dirección del maestro Romano Gandolfi. En 2001 cantó el rol de Arturo Talbot en I puritani de V. Bellini en el Teatro Roma de Avellaneda, en la primera versión integral original de esta ópera representada en la Argentina.

    Ayas fue un tenor “brillante de coloratura”, con un registro parejo, que alcanzaba sin problemas las notas más agudas del registro de tenor. Poseía, además, una gran versatilidad estilística y fue un excelente actor, cantando todo tipo de roles en idiomas tan diversos como el italiano, francés, inglés, alemán, ruso y checo.

    Eduardo Ayas falleció en Buenos Aires, a los 52 años de edad, el 26 de agosto de 2010 y fue sepultado en el Cementerio de la Chacarita.

  • Juan Dzazópulos Elgueta
  • Septiembre 2010
    Fuente: Habitues del Teatro Colón

    Tags: ,

    5 Responses to “Eduardo Ayas (1957-2010)”

    1. enrique paz escudero dice:

      Continua este ritmo macabro de desapariciones, y son los casos de Laszlo Polgar y sobre todo del tenor Eduardo Ayas, con tan solo 52 años.

      Es muy triste ver, que cantantes que todavía podían dar muchas noches de emoción a los espectadores, abordando roles tan hermosos como los que tenía en repertorio Ayas, una enfermedad, o una muerte súbita (desconozco el dato), se lo lleva para siempre la señora de la guadaña.

      He escuchado la grabación del aria de Werther, por Eduardo Ayas, y es una interpretación muy hermosa del atormentado personaje de Massenet. Parece que ahora todos los tenores nos queremos meter en la piel de este enamorado romántico, y es que Werther es una joya para un tenor, con las cualidades necesarias para abordarlo.

      Es cierto que Kraus dejo el listón altísimo, pero con alegría veo que ha habido tenores, y los hay en la actualidad, que se han enfrentado al personaje de manera muy meritoria.

      Solo queda acordarse de estos que se van, y si es posible, … que nos esperen allá muchos años.

    2. victoria kraus dice:

      High F de “Credeasi Misera”, Los Puritanos.. Eduardo Ayas.. un gran tenor lirico ligero argentino.

      http://www.youtube.com/watch?v=HbpUMMccJPw

      Humilde y de mucha tecnica como pocos, el dia que le preguntaron sobre este video dijo: “estás cantando y te das cuenta que te da la voz para un poco mas, pero si erras te quebras: tienes que estar muy seguro y sentir que ese es el dia para hacerlo.!

      Y lo hizo excelente!

    3. Roberto Falcone dice:

      Querido e inolvidable Dudu. Un gran artista. Un ser humano maravilloso.
      A Eduardo Ayas artista, lo recordaremos siempre en sus videos y grabaciones. Al querido Dudu, Edu, Eduardito, lo vamos a extrañar mucho!!!

    4. Alberto Cravero dice:

      Con Eduardo Ayas se va una de las voces mas virtuosas de la cuerda de tenor de nuestro pais. Un artista completo, con agudos brillantes y refinado fraseo. Seguramente estará integrando el coro de los angeles y cada vez que lo escuchemos en alguna grabacion no podremos dejar de sentir tristeza por la perdida de un artista de tal envergadura

    5. Nicolas Alvez dice:

      Con Edu, se fue alguien maravilloso, compañero fiel en escena, las noches que compartimos en el Escenario del Teatro Colon, tu maravilloso Fausto, que trabajamos juntos, te extrañamos mucho, querido Edu, ya no te lloro, porque con lo bueno que eras, estaras en algun lugar en el cielo cantando con los angeles de Dios, siempre te recordare…………….

    Leave a Reply