Cecilia Bartoli: “¿Ser la nueva Callas? Yo no tengo un Onassis al lado”

  • Ombra mai fu
  • «Perfeccionista, Bartoli ha logrado que la lírica más exigente, la nota más lúcida y la ligazón con el gran público sean parte de una misma comunión: la que persigue por encima de purismos o convencionalismos, volver a sentir con Bellini y Rossini o con las huellas de la revolucionaria María Malibrán.

    Vender millones de discos como una estrella del pop y, a su vez, recoger calificativos de alabanza constituyen dos extremos que conviven con naturalidad en la cantante italiana. Cecilia Bartoli, que comenzó a cantar a los 8 años interpretando el pastor de Tosca de Puccini, fundamenta cada interpretación, cada gira en un universo musicológico, documental y artístico donde lo vocal es un proceso siempre en proyección.

    Para evitar la trascendencia y el rito recuerda el valor del respeto y nunca elude el sentido del humor: “¿Ser la nueva Callas? Yo no tengo un Onassis al lado”».

  • Guillermo Balbona
  • Sospiri
  • —Me gustaría que comentara esta gira que ha sido más reducida que en ocasiones anteriores. Y, sobre todo, ¿por qué ha elegido un programa casi monográfico, cerrado?
    —Esta gira es diferente a la última que realicé porque esta vez sólo he cantado papeles de Handel en estado puro y para mujer. Creo que su música es la más bonita, fue el compositor más importante del siglo XVIII, y con más talento. En el programa, aquí en Santander, como en Madrid o en Barcelona, se ofrecieron varios aspectos de la mujer a través de la música de Handel como hilo conductor. Estaba la mujer celosa, la mujer ansiosa, la mujer dulce, la mujer horrible, la mujer muy fea. Es increíble cómo puede transmitir con la música esos sentimientos, el carácter de las mujeres. Y eso es el reto para ser expresado por la coloratura de la voz y el saber que están a mi lado los componentes de Il Giardino (Armonico).

    —Siempre hablamos de los repertorios que se seleccionan, ¿pero qué opinión le merece el público? ¿Aprecia determinados cambios y evoluciones?
    —Me encanta el público español. Le encanta la música fuerte, pero también la de tonos suaves. Es un espectador que explota con los agudos, pero también aquí hay mucho público al que le gusta la música dulce, profunda y melancólica. Ello me toca el alma. Es una característica al alza que me inspira mucho. Es importante saber que existe un público silencioso, que escucha y que no parte siempre del aplauso. Hay veces que la música está escrita para recibir un aplauso de impulso. Pero también la hay que necesita más concentración, energía especial para escuchar con recogimiento, con silencio, con respeto.

    —Tiene recitales y proyectos muy diversos, algunos secretos, pero también está su gran reto para 2012: asume la dirección del Festival de Pentecostés de Salzburgo. ¿Cómo se lo ha planteado?
    —Es interesante y diferente. Es un privilegio y un honor. Su propia duración, esos cinco días, me encanta. Es una pasión. Además es la primera vez que una mujer tiene esta posición. Mujer y de mi generación. Mi vínculo con el festival se remonta a mis inicios, así que esta oportunidad me parece maravillosa porque puedo unir mi experiencia de cantante a la de espectadora, que también lo soy. Además, no me limitará a proyectos barrocos sino que la colaboración se extenderá a todos los ámbitos artísticos.

    —La clave de una cantante, ¿es saber cuáles son límites, no dar pasos en falso?
    —Sí, es así. Creo que la calidad de una voz, de un músico en general consiste en cuidar su instrumento, de escucharse, pero también de aprovechar sus recursos aunque siempre con mimo y cuidado.

    —¿Cree que eso lo están cumpliendo las nuevas generaciones, que revelan un cierto exceso de querer ir muy deprisa en la ópera? Anteponer, en definitiva, el éxito rápido a elegir un buen repertorio
    .
    —Sí, pero eso sucede en todas las profesiones, también en la suya. Un cantante es como un deportista, la misma disciplina, pero más kilos. Un cantante necesita una disciplina para hacer una carrera larga. Pero depende, hay cantantes que cantan cinco años y después cambian de profesión, pero si es realmente una vocación va a ser una carrera larga. Si te gusta esta profesión es muy importante aprender una técnica que te permita cantar durante 25 años o más.

    —En cualquier caso, nos ha acostumbrado mal al público porque de usted siempre se espera el más difícil todavía. En el siguiente reto, ¿cabe esperar todavía algo más arriesgado que lo anterior?
    —¿Después de los ‘castrati’? (su investigación y trabajo plasmado en el disco ‘Sacrificium’) ¡Eso imposible! Era el repertorio más difícil de mi carrera. Era el límite del desafío también, porque para una mujer cantar ese repertorio pensado para ser cantado por un hombre con rasgos de voz femenina, pero un hombre al fin y cabo, con el cuerpo de un hombre y con su peso, requería de un control único. Un cantante de esa época era considerado como un virtuoso para cantar con alma y con corazón, con sentimiento. Farinelli por ejemplo tenía esta peculiaridad.

    —¿Se considera perfeccionista?
    —Siiiiií, sí con todo el problema que esto conlleva. Siempre se puede hacer mejor. Tengo esta cruz, pero también conlleva una gran pasión, que es la propia música. Es importante tener lo en cuenta cuando sale un disco, aunque me gusta más hablar siempre de proyecto, de concierto más que de un disco. La ópera, el teatro, la interpretación es para mí emoción, pero también puede suponer una decepción.

    —Muchas personas la consideran la María Callas de esta generación.
    —María Callas fue maravillosa, una artista con un talento increíble, con una personalidad, pero con una vida triste. No tuvo una vida privada. En su vida todo era público. Fue una cantante maravillosa y que falta todavía por descubrir. La Callas comprendió la importancia de descubrir un repertorio. En su época, también le gustaba investigar. Pero mi voz es una voz diferente de la Callas. Mi color de voz es más mezzo, diferente de la Callas. Fue sin duda una cantante muy importante.

    —Sólo con experiencia, con el tiempo, ¿uno se va adaptando a nuevos repertorios?
    —Lo más importante es siempre respetar la voz que uno tiene. Eso es fundamental. Lo que le pasó a Callas fue creo un problema familiar, de amor, pero también su carrera fue corta, diez años. Es importante cuidar y escuchar tu instrumento, porque es tu vida.

    —Quizá es lo que a veces se olvida. Que lo más difícil es siempre ¿cómo hacer una carrera lo más larga posible?
    —Para mí sí porque la música es mi pasión. Pero hay cantantes que después de diez años lo dejan y se dedican a otras actividades. Piensan, por ejemplo, pues ahora voy a abrir un restaurante. Para mí no. A mí me gusta la música y también escucharla. Voy a conciertos de otros cantantes, solistas. La música es parte de mi vida. Cantar es placer y estudio. No se puede hacer sin estudio. Con prisas no se consigue nada. Todo responde a un equilibrio de espacio y tiempo.

    —Cree que tal como está el mercado, la industria, todo lo que rodea a la ópera, ¿se puede llegar a fabricar a un/a cantante?

    —Cantantes que se puedan fabricar… no sé, no lo creo. Porque al cantante se le acepta que es diferente. Si tiene talento, todo el entorno te puede ayudar. Pero qué pasa si no tiene técnica, pronto le tocará finalizar la carrera. El problema hoy es que no hay cantantes jóvenes. Hoy un cantante joven tiene treinta, treinta y cinco años, pero eso no es joven. Ese creo que es el problema.

    —Tanto cuando está dentro como fuera de la escena, ¿qué opina del lenguaje de la ópera actualmente, cuál es su estado? ¿Observa una evolución definida?
    —La ópera va a sobrevivir, porque ha sobrevivido cuatrocientos años, y va a seguir siendo así. La gente necesita salir de la vida cotidiana y un lugar donde puede aislarse de todo es la ópera, es el teatro. La emoción es necesaria. El ser humano necesita emoción, compartir, necesita llorar, reír. Todo el mundo conoce el argumento de La Traviata, pero siempre hay momentos que le provocan de nuevo las lágrimas. Conocemos la historia de amor, pero cuando afloran los momentos de emoción y que tocan el corazón, la gente vuelve a llorar. Esa es la fuerza de la música. Y lo vamos a necesitar siempre.

    —A pesar de algunos directores de escena…
    —Sí, (sonríe) Eso es algo lógico. Depende de la sensibilidad de un director de escena. La música está al servicio de la poesía, pero también la poesía al servicio de la música. Esto es la ópera, la fusión. Cuando hay un director de escenario que no comprende la música, que no la escucha es un problema. La fuente de inspiración es la música. Pero, como en todo, también hay directores que comprenden todo esto.

    —La experiencia dicta en estos años que cada vez son más frecuentes los enfrentamientos entre cantantes y directores.
    —Creo que siempre ha sido así. Hay directores que son buenos y otros que son malos. Hay conflicto. Pero cuando se encuentra la magia y de vez en cuando la hay, es maravilloso.

    —Hay una palabra que a veces no gusta, pero que flota entre los aficionados, ¿se considera una diva o cuál es el concepto que tiene del divismo?
    —Una diva para mí fue una cantante como la Malibrán. Porque María García fue una cantante con una voz increíble. La primera diva del siglo XIX. Ella cantaba, pintaba, tocaba tres instrumentos, componía música. Eso es una diva. Tenía tanto talento! Hoy con la palabra diva se refiere más a una persona caprichosa, una mujer que no va a los ensayos, que está siempre gritando, que no le gusta nada, a una frustrada.

  • El Diario Montañés
  • Tags: , , ,

    15 Responses to “Cecilia Bartoli: “¿Ser la nueva Callas? Yo no tengo un Onassis al lado””

    1. victoria kraus says:

      Es una cantante maravillosa! Sobre todo cantando a Rossini! Es increíble!

      Saludos a todos. Victoria.

    2. Jose Carmelo Rugna says:

      Es excelente cantante,de lo mejorcito de los ultimos tiempos, aunque ultimamente está exagerando sus visagses y eso la desmerece.
      Lamento mucho no poder visitar este sitio con más frecuencia, pero ultimamente si bien han disminuido mis obligaciones profesionales, han aumentado sensiblemente mis obligaciones como abuelo y realmente lo disfruto mucho.
      Un beso Gio, saludos afectuosos a todos.
      José

    3. nata says:

      La Bartoli es una excelente cantante y actriz… La admiro muchísimo!!!

      Saludos!

    4. Carmen says:

      Admiro muchísimo a la Bartoli, y tengo muchísimo de cuanto grabó, pero para ser Callas hace falta mucho mas que un Onassis. María fue única, incomparable.

    5. Aarón Ruiz says:

      Siempre he oído en mis círculos cercanos que la prepotencia y el perfeccionismo de esta señora nunca cuajaría en la gente, pero a pesar de lo que digan yo siempre he pensado que esta mujer era una grandísima cantante. No entiendo por qué ciertas personas se empeñan en desprestigiar a la Bartoli, no lo entiendo. Sólo hay que escucharla en un aria dulce para enamorarse de ella, y en un aria con fuerza para volver a enamorarse de ella. Me encanta Cecilia (por si no había quedado claro jeje)
      Muchas gracias Gio 😉

    6. victoria kraus says:

      Hola Gio y queridos amigos:

      Yo creo que no podemos comparar a Cecilia Bartoli con María Callas, distintos registros, distintos roles, distinto repertorio. Cecilia es mezzo soprano maravillosa,,

      “Vaga luna” de Bellini
      http://www.youtube.com/watch?v=AwA7PVc3sBE&feature=watch_response

      Y a esto me refería cuando digo que me gusta mucho en Rossini…
      “Riedi al soglio” de Zelmira. Qué forma de cantar…

      Saludos a todos.

      http://www.youtube.com/watch?v=myfj2dvAuRU&feature=related

    7. Antonio says:

      Hace casi un año (exactamente, el día de Nochebuena), a propósito de otra entrada dedicada a Cecilia Bartola escribí lo siguiente:

      «No he escuchado demasiado a esta cantante, y nunca en vivo. Pero si no lo he hecho es porque no me acaba de convencer. No puedo decir que no me guste (sería absurdo), pero creo que cuando se sale del repertorio barroco, la segunda “objeción” del señor Roa resulta bastante justificada.

      En cierta ocasión leí una crítica sobre su grabación de La Sonámbula con Juan Diego Flórez, que habían titulado “Chill Out with Bellini”. Cuando oí su versión de “Casta Diva”, tuve esa misma sensación: canta con mucho gusto, pero abusa del susurro.

      Aunque también aquí se podría aplicar aquello de “sobre gustos…”»

      Las objeciones que hacía Paco Roa eran las siguientes (sic):

      “Primera, mucho cuidado con su presencia escénica que puede terminar en la autoparodia, y, segunda, mientras sigue creciendo su capacidad para las agilidades mengua en la misma medida el cuerpo y el volumen de su instrumento. Me sigue quedando la duda, pues, sobre si su voz podría o no salvar un nutrido foso orquestal.”

      En cuanto a la posible comparación con Callas, estoy totalmente de acuerdo con Victoria y con Carmen (y con la propia Bartoli) en que no ha lugar. Aunque sus repertorios sí han coincidido en algunos puntos, como la mencionada Sonámbula (al menos en grabación); la, también citada, aria de Norma (no creo que en este caso haya grabado la ópera íntegra); El Barbero de Sevilla…

      Digo esto último para los que no puedan evitar esa tentación comparativa (o “comparatoria”)

      Un abrazo.

      Antonio.

    8. Antonio says:

      Perdón. Acabo de darme cuenta de lo de “Bartola”.

      El corrector juega esas malas pasadas. Lo ví en la otra mención que hago del apellido de la mezzo romana, casi al final del comentario, y lo corregí, pero se me pasó esta.

      Antonio.

    9. operasiempre says:

      Gracias mil a todos (hoy es el día de agradecer). Ojo, que Bartoli dice lo que dice sobre la Callas en el contexto en que lo dice, y con sentido del humor. Bueno. Ya sé que lo han tenido en cuenta.

      Un beso también para ti, José Carmelo. Besos para todos,

      Gio

    10. victoria lraus says:

      Hola queridos amigos:

      Si Cecilia Bartoli canta, a mí me encanta y me divierte. La admiro muchísimo.

      Aqui hay un video con un quinteto maravilloso, de “La Cenerentola”.
      Opera bufa, pero si esto no es arte, anda muy cerquita!

      http://www.youtube.com/watch?v=gdxlfZhfLEA&feature=related

      Saludos cordiales a todos. Victoria

    11. Juan Carlos Venturino says:

      Cecilia Bartoli es maravillosa, como cantante y como actriz. Se mueve por el escenario como muy pocas cantantes lo hacen, con simpatía y totalmente desenvuelta. Esto se debe, sin dudas, a la gran seguridad de si misma que tiene, seguridad que le da el control absoluto de su voz y su experiencia en los mejores escenarios del mundo.
      He tenido la inmensa suerte de poder intercambiar algunas palabras con ellas (pocas, porque siempre me quedo mudo ante ella), de sentir el calor y la energía de sus manos entre las mías al aceptar mis flores en dos dos conciertos. Fue un momento mágico que no olvidaré mientras viva. De diva, nada. Es muy de este mundo, cercana a todos y muy simpática , siempre sonriente: al terminar el concierto, y ya llegando a la salida, no dudó en volver a mí para saludarme con una caricia en la mejilla y agradecerme una vez más “por haber ido a su concierto”. Posee la humildad que solo los grandes tienen.

    12. victoria kraus says:

      Cecilia Bartoli y Bryn Terfel en un duo de Donizetti. Quanto amore!

      http://www.youtube.com/watch?v=EMt2uET6-PE&feature=related

      Dos artistas magnificos.

      Saludos.

    13. MarieDarcy says:

      Bueno, la verdad yo adoro a Cecilia Bartoli, es una mezzosoprano estupenda y sí que sabe cómo utilizar su registro. Me resulta precioso todas sus interpretaciones, es un DIVA. En mayúsculas. Me gusta más que la Señora Callas, y no demérito su talento, porque es sublime y hermoso, pero prefiero a una Norma como Bartoli que como Callas, más dureza y cruel, pero dejó un legado precioso y también por ese clasicismo casi infinito por las obras que debía interpretar. Prefiero a Bartoli, ella no necesita ser Callas ni nadie más.

    14. eduardo says:

      celia es extraordinaria, ella me conquisto, me introdujo al amplio mundo de la opera, a descubrir a los mejores compositores, a los mejores cantantes. por esto le agradezco a ella por darme una pasión que sin dudas durara toda mi vida.

      conocí a cecilia a los 17 y hoy en dia a mis 23 no deja de sorprenderme la opera.

    15. victor vegas says:

      Creo que Cecilia es una excelente cantante de este siglo con los arbores que este siglo ha traído para la ópera, caso distinto al de Callas, quien sufrió el ultraje de los intrusos en su vida personal, lo cual le llevó a trastocar su arte. Por ello cada cantante merece un respeto único, porque es tanto el esfuerzo, sacrificio para verlo morir antes del tiempo. Además las comparaciones nunca han sido buenas. Víctor Vegas.

    Leave a Reply