Archive for November, 2010

Roxana Briban (1971-2010)

Wednesday, November 24th, 2010

  • D’amor sull’ali rosee
  • Juan Dzazópulos Elgueta
  • La soprano rumana Roxana Briban nació en Bucarest en 1971. Comenzó a estudiar violín a los seis años de edad. Posteriormente inició sus estudios de canto con Maria Slatinaru-Nistor en la Academia de Música de Bucarest. Pronto se destacó y ganó,  a partir de 1999, varios concursos importantes como el Magda Ianculescu, George Enescu, Hariclea Darclee y Ludovic Spiess.

    Debutó en la Ópera Nacional de Bucarest, en el 2000, como la Condesa en Las bodas de Fígaro. El mismo año realizó una gira por Francia, cantando Violetta en La traviata y Elisabetta en Don Carlo. También cantó en España, pero en un repertorio sinfónico.

    El 2001 la llevó nuevamente a Francia. En el 2002 cantó en  Bangkok (Tailandia) —donde interpretó a Nedda en Pagliacci— y una vez más en Francia: Aida, La traviata y concierto homenaje a Maria Callas. A los 32 años (2003) debutó en la Wiener Staatsoper como Micaela en Carmen y cantó en Tesalónica (Grecia) el rol de Aida.

  • Sì. Mi chiamano Mimì
  • Roxana BribanRoxana fue artista del conjunto estable de la Ópera del Estado de Viena (hasta el 2010) y de la Ópera Nacional de Bucarest, hasta el año 2009. En Viena, además de Micaela, cantó Mimì en La bohème, Elvira en Don Giovanni, Amelia en Simon Boccanegra, la Condesa en Le nozze di Figaro y Cio-Cio-San en Madama Butterfly.

    Además se presentó en Berlín, Leipzig, Wiesbaden, Toulouse, Massy, Toulon, Liege, Ámsterdam, Luxemburgo, etc. En el 2007 cantó el Requiem verdiano en Roma, frente a la Basílica de San Pedro, y participó en una gira por países asiáticos que realizó la Ópera de Viena (Seul, Taipei, Singapur), cantando Le nozze di Figaro. En 2008 cantó en Busan (Corea del Sur) en la ópera Aida.

    Participó en dos temporadas en el Teatro Municipal de Santiago de Chile. En el 2005 cantó tres funciones de Aida, junto al tenor chileno José Azócar; y en el 2006, cuatro funciones de Don Giovanni (Doña Elvira).

    En el 2009, el director de la Ópera Nacional de Bucarest, Catalin Ionescu Arbore, la conminó a dejar la Ópera de Viena y dedicarse exclusivamente a la ópera rumana. Ella rehusó y se le canceló su contrato con la ópera de Bucarest. A partir de entonces, cayó en  una profunda depresión, que, al parecer, la indujo al suicidio, cortándose las venas de las muñecas.

    Fue el 21 de noviembre de 2010. Tenía sólo 39 años de edad.

    Fuentes: sitio web de Roxana Briban y Associated Press

    “Desde el rey al último espectador del paraíso, todos aplaudían y gritaban: ¡bis, bravo!”

    Wednesday, November 17th, 2010
    Mattia Battistini

    “El cantante barítono MATÍAS BATTISTINI, que actualmente canta con éxito extraordinario en el Gran Teatro del Liceo” (‘Ilustración artística’, Barcelona, 3 de diciembre de 1906).

  • Battistini: O Lisbona, alfin ti miro, aria de Camoëns, Don Sebastián, rey de Portugal, Donizetti.
  • Battistini: O del mio dolce ardor, Paris y Elena, Gluck.
  • Encontré, no por casualidad, una crítica de prensa sobre una actuación del  gran barítono italiano Mattia Battistini, considerado en su época paradigma del bel canto. Cantaba Battistini en el Teatro Real de Madrid, el 2 de enero de 1919, una ópera de Donizetti por aquellos años ya prácticamente olvidada: Maria di Rohan. Ópera de exigente ejecución para los cantantes —a decir del cronista—, que precisamente “por eso la han retirado de la circulación”.

    Dirigió la representación el maestro Julio Falconi. Junto a Battistini (Conde de Chevreuse), la soprano gallega [nace en Santiago de Compostela, La Coruña] Ofelia Nieto (María de Roan), la mezzosoprano italiana Maria Capuana (Armando de Gondì) y el tenor alicantino Antonio Cortis (Conde de Chalais), que en 1919 aún utilizaba su verdadero apellido, ‘Corts’ [ Antonio Montón Corts], y a quien vaticinan, muy certeramente, “un porvenir seguro en el arte”.

    En otra crónica de prensa de la misma representación (El Día, Madrid, 3 de enero de 1919), consignan sobre Cortis:

    “Antonio Corts, el modesto tenor que cantó el conde de Chalais, tiene una voz caliente, varonil y bellísima, igual en todos los registros, joven y pastosa. ¿Por qué no estudia este muchacho, verdadero brillante sin pulir? Es seguro que su voz excepcional, una vez disciplinada, haría de Antonio Corts, un divo, que se disputaría el favor de la Empresa”.

    Concluye su reseña Felipe Fano, crítico musical del desaparecido diario madrileño El Globo, con un me dijo_ yo le dije… muy castizo (leísmo, incluido), que no vamos a desvelar antes de tiempo.

    Maria_di_Rohan_Premiere_-_Final_Scene

    Escena final de la premiere de ‘Maria di Rohan’, de  Donizetti, estrenada en en Viena, el 5 de junio del 1843.

    Battistini tenía en aquellos momentos, 2 de enero de 1919, 61 años. Apenas le faltaban dos meses para cumplir los 62.

    Y la crónica, textualmente, dice así:

  • Maria di Rohan
  • Caricatura de María Llácer y Mattia Battistini, 'Heraldo de Madrid', 18 de marzo de 1916.

    Caricatura de María Llácer y Mattia Battistini, ‘Heraldo de Madrid’, 18 de marzo de 1916.

    “Se esperaba con gran interés la presentación del barítono Mattia Battistini. Los antiguos abonados cantaban a coro sus triunfos como representante de la escuela del ‘bello canto’; para otros el deseo era también muy justificado, porque quería juzgar por sí mismo si era verdad tanta belleza, como cantaban los amigos del barítono.

    El teatro se llenó por completo.

    Se puso en escena Maria di Rohan, del maestro Donizetti, ópera ya retirada de la circulación, no por falta de belleza, que la tiene mucha, sí por falta de cantante, pues ópera de este género necesitan extensas voces, cuadratura perfecta, segura entonación, pues la orquestación limita su cometido a acompañar a los cantantes; no hay manera de cubrirse con la orquesta, ni callarse cuando la frase ‘le va mal’ o ‘pella, en el pase’. No hay más remedio que cantar y cantar bien a toda voz.

    Por eso la han retirado de la circulación.

    Mattia Battistini, el barítono español por su enlace matrimonial, español por estar en España fincado y español por su amor a esta patria, alcanzó anoche el triunfo mayor de la temporada, pues se le aplaudió en la romanza del acto primero, se le ovacionó en el segundo y en el acto tercero en la famosa aria, cuyo andante, cantado con una maestría sin igual, tuvo que repetir; siguió el aria y después la cabaletta, que acabó por enloquecer al público, que desde el rey al último espectador del paraíso, todos aplaudían y gritaban: ¡’bis’, bravo! y otras exclamaciones.

    El triunfo, la glorificación de Battistini fue completa e indiscutible.

    cari

    Ofelia Nieto, caricatura de Fresno (‘ABC’, 2 de abril de de 1924).

  • Ofelia Nieto: ‘Mírate en el espejo’, Maruxa, Vives (1914)
  • Ofelia Nieto lució su hermosa voz [y] sus potentes agudos.
    María Capuana, un lindo paje, tan hermosa de voz como de figura, cantó muy bien su canción del primer acto haciéndose aplaudir por todos, y haciéndose notar por su desenvoltura en la escena.

  • Antonio Cortis: ‘Apri la tua finestra’, Iris, Mascagni (1929)
  • Antonio Corts, excelente tenor, que ayer conquistó el tercer entorchado, tiene un porvenir seguro en el arte, y paseará triunfante la bandera de España por todo el mundo.

    Becucci, con su hermosa voz y su arte escénico, completó el conjunto.
    Erauzkin, Ferrer y [¿Fururia?] fueron buenos chicos.
    El maestro Falconi guió la orquesta con su pericia acostumbrada.
    Al terminar la ópera, me decía una antigua abonada, cuya butaca estaba vecina de la mía.
    —¿Pero este Battistini hasta cuándo va a cantar?
    —Señora, la respondí, para que Battistini no cante, será preciso matarle”.

  • Felipe S. Fano
  • Globo, El (Madrid. 1875)

  • El Globo, Madrid, 3 de enero de 1919
  • ‘Sì, vendetta’, por Titta Ruffo

    Friday, November 12th, 2010
    bbbbb

    "Diferentes expresiones del gran barítono en la ópera de Verdi" ('Actualidades', Madrid, 27 de enero de 1910).

  • Ruffo: Sì, vendetta. Con María Galvany. 1906
  • María Galvany

    María Galvany ('Album Salón', 1 de enero de 1906).

    13 noviembre 2010, a las 2:37

  • Di Provenza il mar, il suol
  • (Gracias, Victoria)

    Arturo Reverter: “Kraus se sintió relegado por los tres tenores”

    Tuesday, November 9th, 2010

  • Aragón, la más famosa
  • Nuevo libro a la vista sobre Alfredo Kraus: Alfredo Kraus, una concepción del canto, del crítico musical Arturo Reverter, autor de El arte del canto. Saldrá publicado en la editorial Alianza.

  • Aurelio M. Seco
  • Alfredo Kraus, una concepción del canto, responde a un encargo de la Asociación Lírica Asturiana Alfredo Kraus ¿Cómo surgió la idea?
    —Tenía ganas de escribirlo desde hace tiempo, ya que poseía un material muy valioso en forma de entrevistas con Kraus realizadas a lo largo de más de 20 años. Pensé que sería interesante darles forma y usarlas como base de un estudio más amplio sobre él. Desde hace tiempo mantengo una intensa relación con la Asociación Lírica Asturiana Alfredo Kraus, que es una entidad que realiza muchas actividades todo el año. En una de las ocasiones en las que se me invitó para ofrecer una conferencia, hace 5 años, Carlos Abeledo, su presidente, me hizo el encargo del libro, que finalmente se publicará con la editorial Alianza.

    —Haga un resumen del libro.
    Mi trabajo ha consistido en comentar todo lo que Kraus va diciendo, ya sea a modo de glosa, apoyatura o incluso polémica porque, evidentemente, hay ocasiones en las que disiento de su opinión. A lo largo de 15 capítulos, Kraus nos muestra su técnica de canto y concepto interpretativo, tanto en ópera como en zarzuela. También analiza los principales personajes que ha cantado, y habla sobre su vertiente docente. El último capítulo es enteramente mío, y está dedicado a la técnica vocal.

    —¿Cómo era su personalidad?
    —Kraus era una persona exquisita, un hombre muy cordial, amable y educado, aunque es probable que no tuviera el don de gentes de Pavarotti o Domingo. Su manera de cantar era muy rigurosa, y estaba puesta al servicio de las reglas de oro del bel canto. Es posible que este aspecto le haya apartado de las grandes masas, pero para los buenos aficionados siempre será una referencia.

    —¿Cuál fue la base que sustentó sus críticas a Los tres tenores?
    —Él consideraba que no era apropiado popularizar la ópera como hacían Pavarotti. A él no le gustaban ese tipo de manifestaciones tan populares.

    —Aunque, más tarde, él haría algo parecido.
    —Sí, por supuesto. Era un hombre que, como todos, tenía algunas contradicciones. Creo que se sintió herido y preterido por ellos. Sentía que se le había dejado un poco de lado. Fue una sensación que, con los Juegos Olímpicos de Barcelona, se intensificó. Allí volvieron a tener sus más y sus menos, porque era evidente que no formaba parte del grupo. De cualquier manera, siempre fue un artista independiente, que se preocupó mucho de cuidar el repertorio que cantaba, buscando lo que mejor le iba. Esta forma de actuar también le separaba de los demás.

    —Ernesto Palacio dijo que, llegado el momento, Kraus dejó de cantar bello para cantar con la voz colocada.
    —Kraus siempre intentó hacer bel canto, en el sentido de cantar bello y bien. No obstante, sí es cierto que, entre los 55 y 60 años, se preocupó más de buscar determinadas sonoridades y puntos de apoyo para ir disimulando problemas que, de manera natural, el tiempo causa en una voz. Es sabido que tras los 50 años, la voz de cualquier tenor comienza a resquebrajarse, más o menos rápido; pero él poseía una técnica maravillosa que siempre se ha alabado, y que encaminó usando determinadas cavidades de resonancia que le interesaban para seguir cantando bien.

    (more…)