Archive for January, 2011

Margaret Price (1941-2011)

Monday, January 31st, 2011

Margaret Price

  • Por Juan Dzazópulos Elgueta
  • El país de Gales (parte de Gran Bretaña junto a Inglaterra y Escocia) ha dado al mundo un gran número de artistas líricos que han alcanzado prestigio internacional. Entre ellos, el tenor Stuart Burrows, el barítono Geraint Evans, la soprano Gwyneth Jones, el bajo Robert Lloyd y el barítono Bryn Terfel. Pero, sin duda, un lugar muy especial entre ellos es el que logró la recientemente fallecida soprano Margaret Price.

    Margaret Price nació el 13 de abril de 1941 en Blackmood, Monmouthshire (Gales). Como toda familia galesa, la música formó parte importante de su infancia, pero nunca pensó en ella como una carrera, ya que su ambición era ser una profesora de biología.

    Sin embargo, a los quince años de edad y por consejo de su profesor de música, decidió participar en un concurso para voces jóvenes ganando una beca para estudiar en la Trinity College of Music de Londres.

  • E susanna non vien!… Dove sono, Las bodas de Fígaro, Mozart.
  • En un principio fue clasificada como mezzosoprano y como tal formó parte del célebre coro de los Ambrosian Singers. Su debut en la ópera tuvo lugar en 1962 en la Welsh National Opera, en el rol de Cherubino de Las bodas de Fígaro. Y fue este mismo personaje el que la llevó a la escena internacional, cuando en junio de 1963 tuvo que reemplazar a Teresa Berganza en el Royal Opera House Covent Garden de Londres. El reparto incluyó a Geraint Evans, Tito Gobbi, Ilva Ligabue y Mirella Freni, dirigiendo Georg Solti.

    El director James Lockhart la convenció de que debía cambiar su tesitura a la de soprano lírica y fue como tal que logró un prestigio indiscutido, principalmente, como soprano mozartiana.

    Además del Covent Garden, donde cantó en numerosas temporadas, también lo hizo en 1967 para la English Opera Group, cantando el rol de Titania en A Midsummer Night’s Dream de Britten y Acis y Galatea, de Haendel. Fue llamada al Festival de Glyndebourne en 1968, y posteriormente en 1971 y 1972, logrando un gran éxito como Constanza en El rapto del serrallo y Così fan tutte, ambas de Mozart.

    (more…)

    Dorothy Warenskjold (1921-2010)

    Tuesday, January 18th, 2011
    jjjjjjj

    Dorothy Warenksjold, 15 de enero de 1957.

    O mio babbino caro

    **

  • Por Juan Dzazópulos Elgueta
  • Enero 2011

    Con algunos días de atraso nos hemos enterado del fallecimiento de la soprano estadounidense notaDorothy Warenskjold.

    Dorothy Lorayne Warenskjold nació el 11 de mayo de 1921 en San Leandro, California, hija única de William Warenskjold y Mildred Stombs. Después de graduarse en el Mills College de Oakland (California), estudió canto y pronto hizo su debut, en 1948, en el War Memorial Opera House de San Francisco, que se convirtió en el teatro donde actuó preferencialmente entre 1948 y 1955.

    En este teatro cantó los siguientes roles operáticos: Micaela (Carmen) y Nannetta (Falstaff) en 1948; Antonia (Los cuentos de Hoffmann) en 1949; Pamina (La fllauta mágica) y Cherubino (Las bodas de Fígaro) en 1950; Sophie (El caballero de la rosa) en 1951; Lauretta (Gianni Schicchi) y Mimì (La bohème) en 1952; Sophie (Werther) en 1953; Marzelline (Fidelio) y Liù (Turandot) en 1954. El rol que con más frecuencia hizo fue el de Micaela, que cantó por última vez en San Francisco y en Los Ángeles en 1955.

    (more…)

    Luisa Pierrick (1924): “Enseguida comprendí la importancia de la voz de Miguel [Fleta] y sobre todo su sentimiento”

    Friday, January 14th, 2011
    "El tenor Miguel Fleta: "Alll

    Miguel Fleta: «En ‘Cavalleria’, al natural, en ‘Carmen’» (‘Caras y caretas’, Buenos Aires, 5 de julio de 1924).

    • Caras y caretas (Buenos Aires), 5 de julio de 1924

    «El gran tenor se disponía a almorzar. Su hijo, una encantadora criatura de cuatro años, se encaramaba por los muebles con esa inquietud simpática de los niños inteligentes. La señora de Fleta dirigía con su mirada viva todos los detalles. Una estufa eléctrica mantenía una temperatura tibia y acariciadora.

    —Almuerce usted tranquilo —le dije—, yo iré averiguando lo que deseo saber, sin molestarle.

    Y mientras almorzaban, Fleta y su señora, iban respondiendo a mis preguntas con esa sencillez tan sugestiva que constituye la característica del gran tenor.

    —Yo nací en un pueblo de la provincia de Huesca que se llama Albalate de Cinca. Mis padres fueron unos modestos industriales; es decir, mi padre tenía el café del pueblo.

    —Mi padre tuvo ya buena voz y además tocaba casi todos lo instrumentos; también mis hermanas tenían buena voz. Yo, a los ocho años, era en el pueblo ‘EI cantador de jotas’ y cantaba en la iglesia.

    —Mis padres querían dedicarme al comercio porque el maestro se lo aconsejó; yo era, para mis años, un gran matemático y por mi facilidad en la aritmética se creyó que yo haría un buen comerciante; pero mi madre no se decidía a dejarme ir a Barcelona; luego, por consejo de unos ingenieros, se me quiso dedicar a la marina mercante; pero mi padre enfermó y estuvo cuatro años en cama con una parálisis general; entonces llegó la catástrofe de mi casa; tuvimos que trasladar el café y, para poder vivir, se me envió a Zaragoza con una hermana mía y estuve dedicado a los trabajos del campo; pero yo seguía cantando y cuando había alguna fiesta iba yo con los otros muchachos cantando jotas, hasta que un día un tal Miguel Asó, cantador de jotas de profesión, me oyó y me dijo que fuese a su casa para enseñarme el estilo del canto de jotas; mis hermanas se opusieron, pero yo durante el día trabajaba y por las noches iba a casa de Asó y estudiaba aquel estilo que tanto me gustaba. Tenía yo entonces 18 años.

    —Me presenté entonces en un festival de jotas que hubo en el Principal de Zaragoza y el día del ensayo general todos me felicitaron y me auguraron el primer premio.

    —Ni el primero, ni el segundo… No obtuve premio alguno; no, señor.

    —Estuve dos años en Zaragoza trabajando; unos dos meses después del festival regresé a mi pueblo, y como había aprendido el estilo, tuve allí un gran éxito; tanto que todos aconsejaron a mis padres que me enviasen a aprender el canto delinitivamente. Y allá fui.

    'Mundo gráfico', 6 de noviembre de 1912).

    “Los artistas del Liceo de Barcelona”: Adelina Agostinelli, Maria Gelcich, Elvira de Hidalgo, Luisa Pierrick, Nicola Zerola, Titta Ruffo, Margort Kaftal (‘Mundo gráfico’, 6 de noviembre de 1912).

    [En la foto: Adelina Agostinelli, Maria Gelcich, Elvira de Hidalgo, Luisa Pierrick, Nicola Zerola, Titta Ruffo, Margot Kaftal]

    —Fui a Barcelona; al Conservatorio. Había en el Conservatorio dos clases de canto: una que la daba un profesor, y la otra que la daba la profesora francesa Luisa Pierrick, una artista que después de haber cantado con gan éxito en el Liceo de Barcelona habia sido nombrada profesora del Conservatorio. Yo pregunté al conserje, que era un buen hombre, y él me aconsejó que fuese a la clase de la profesora Pierrick. Y allá fui.

    Miro a la señora de Fleta y sonrío; para nadie es un secreto que aquella profesora del Conservatorio de Barcelona es hoy la esposa del gran tenor y madre de ese niño que Fleta adora, y que me mira, mientras come, con sus ojos inteligentes de muchacho travieso y gracioso.

    Mundo gráfico., 06/11/1912, p 29

    ‘Mundo gráfico’, 6 de noviembre de 1912.

    —Diga usted, señora —le pregunto. —¿Cómo empezó usted la educación de la voz del gran tenor?

    (more…)

    ¿Aparecen las grabaciones de Gayarre?

    Friday, January 14th, 2011

    Los cilindros de cera que grabó Julián Gayarre, cuya existencia los expertos en ópera siempre pusieron en entredicho, han salido a la luz. Se sospecha —no está aún verificado— que el baúl pertenecía al tenor. Un baúl de viaje de mediados del siglo XIX que ha sobrevivido milagrosamente al paso del tiempo.

    Aseguran los peritos en criptografía que sobre la tapa del baúl aún puede verse, con lupa, dos iniciales grabadas con clavos tímidamente dorados: J.G. La intrépida reportera que esto suscribe confirma, sin lupa, que, efectivamente, así es; si bien, en su humilde opinión, la G bien pudiera ser una C.

    El baúl apareció el pasado 25 de diciembre (sin el fun) en una chamarilería de la plaza de Cascorro, en la castiza calle de Ribera de Curtidores, más conocida por El Rastro. Dos turistas japoneses inspeccionaban el baúl, con intención de comprarlo. El dueño de la tienda les apremió:

    —¿Lo quieren o no? —¿O se lo van a llevar puesto?…

    (more…)