‘El relicario’ y su ahimè

"Raquel, como la hemos conocido siempre, como la conoceremos hasta el fin de nuestra vida, enigmática y eterna como la Esfinge de Gizéh"('Nuevo Mundo' (Madrid), 10 de agosto de 1928).

Raquel Meller. Fotografía publicada en la revista 'Nuevo Mundo', Madrid, el 10 de agosto de 1928.

Soy antitaurina. Viene a cuento porque para mí es una declaración de principios. La denominada “fiesta nacional” me parece una vergüenza nacional. La tortura no es arte ni es cultura. Pero es mi opinión y no pretendo generar ningún debate sobre cuestión tan alejada de la lírica (aun a pesar de Carmen y  Escamillo).

El relicario es una historia de amor y de muerte (como la de Carmen).  ¿Quién no ha escuchado alguna vez  lo de pisa, morena/ pisa con garbo…? Esta canción, tan torera ella, es del compositor almeriense José Padilla; la letra, de Armando Oliveros y José María Castellví.

La Meller la creó (no la estrenó, sí realizó su particular creación), la Supervía la bordó y… no faltó quien la dejó poco menos que irreconocible. En fin. Todas las canciones tienen su aquél, y alguna hasta su ahimè.

  • Raquel Meller
  • Conchita Supervía ('Mundo gráfico', Madrid, 9 de febrero de 1927).

    Conchita Supervía ('Mundo gráfico', Madrid, 9 de febrero de 1927).

  • Conchita Supervía. 1931.
  • bbbb

    "El insigne Titta Ruffo en la Plaza de las Arenas, en el momento en que ‘Gallito’ le brindó un toro en la corrida del domingo del mes corriente” ('La actualidad en Barcelona', 'Mundo gráfico', 26 de marzo de 1913).

  • Ruffo (y su ahimè!). 1922.
  • Actualización (07/02/2011: 18:48)

    Raquel Meller, 14 de marzo de 1923

    El Relicario fue dado a conocer en España por la tonadillera Mary Focela, pero fue Raquel Meller quien popularizó la canción, consiguiendo que media España silbara su música y la otra media cantara su letra, de la que son autores Castellví y Oliveros [Anecdotario histórico español]”.

    «La Mary Focela era una cupletista de segunda fila en el oficio. Había estrenado, sin éxito, El Relicario, que luego contribuiría a la fama de la Raquel Meller. “Años después –escribe el historiador del cuplé– vi a Mary Focela en el camarín de Raquel, vistiéndola. Ironías de la vida y de la suerte… [Cambó: 1876-1947]”».

    nota

  • El relicario de Mary Focela (si se atreven)

    Actualización (07/02/2011: 19:48)

  • Entrevista a Armando Oliveros (autor, junto a José María Castellví, de la letra de El relicario) publicada en La Vanguardia, el 17 de octubre de 1956.
  • Mano a mano

    Armando Oliveros

    “Noticias de Norteamérica dan cuento de que en la propaganda del partido republicano, como música de fondo, suenan los compases españolísimos de El relicario. ¡Quién iba a decir que volvería a la actualidad el famoso cuplé de Oliveros, Castellví y maestro Padilla, tan lejos! Hagamos historia.

    ¿Cómo fue —pregunto a Armando Oliveros?
    —En el año 1914. Vino Mary Focela a vernos a Castellví y a mí, y nos pidió un cuplé para presentarse en Barcelona, y nos pusimos a trabajar a ver qué se nos ocurría.

    –¿En qué pensaron?
    —En la Fiesta de las Bellotas, que se celebraba en El Pardo por San Eugenio.

    —¿Qué tenía que ver todo eso con la Focela?
    —Queríamos evitar que se pareciera a lo que desfilaba por los escenarios, pero nos pusimos a trabajar sin darle ninguna importancia.

    —¿Qué es lo primero que salió?
    —”El día de San Eugenio, yendo al [sic] Pardo lo conocí. Era el torero de más tronío, el más castizo de ‘to’ Madrid”; después el estribillo: “Pisa morena, pisa con garbo…”.

    —¿Cuándo lo conoce Padilla?
    —Con la primera estrofa y el estribillo vamos a casa de Padilla, que tenía una academia de cante en la calle del Doctor Dou. Lo leyó, se sentó al piano y dijo improvisando: “Esto podría ser una cosa así”, y salió inmediatamente. Por la noche Padilla lo llevó al Edén y se lo dio a la orquesta Planas para que lo tocara, y la gente aplaudió sin saber de lo que se trataba y ya sonó bien.

    —¿Ya estaba lanzado?
    —No; lo de aquella noche en el Edén fue una especie de ensayo; debíamos terminar la letra, que nos costó dar con la segunda estrofa: “Un lunes abrileño, él toreaba y a verle fui”. A los quince días ya estaba a punto y se lo estrenó la Facela en el Arnau.

    —¿Éxito?
    —Se aplaudió, pero no pasó nada.

    —¿Cuántos días lo cantó?
    —Un mes todos los días. Al mismo tiempo Padilla se lo dio a Blanquita Suárez, que lo llevó al Romea de Madrid y el cuplé siguió su curso sin ser nada extraordinario. Lo cantaron otras, porque en aquellos tiempos había tantas cupletistas como ahora novilleros.

    —¿Cuándo empieza a armar ruido?
    —Pasado yo un año de su estreno, Raquel Meller lo estrena en París, pero antes lo hizo en disco.

    —¿A qué atribuye el éxito de Raquel?
    —A que Raquel, la segunda estrofa, en lugar de cantarla, la recita sobre la música, como debe ser. Y a partir de ella se ha cantado por todo el mundo y por todas las canzonetistas.

  • DEL ARCO
  • * * *

    Actualización (20/02/2011)

    Carlos Ramírez

  • Carlos Julio Ramírez
  • Hernán Pelayo

  • Hernán Pelayo
  • (Gracias, Juan, por los mp3)

    Luis Mariano

    Actualización (21/02/2011)

  • Luis Mariano
  • Tags: , ,

    10 Responses to “‘El relicario’ y su ahimè”

    1. JUAN DZAZOPULOS says:

      Gio:
      Mi granito de arena para “El Relicario”.
      En 1992 el estimado amigo español Javier Barreiro publicó un magnífico libro, “Raquel Meller y su tiempo”, editado por lla Diputación General de Aragón. El libro incluye una completísima y detallada discografía de más de cien páginas, con los 396 títulos grabados por la Meller, obra del distinguido musicólogo catalán Antonio Massísimo. Y copio textual:
      “Junto a La Violetera, el mayor éxito de Raquel y una interpretación antológica. Compuesto para Mary Focela, que fue quien lo estrenó- Barcelona, “Edén Concert” (1914) y “Teatro Arnau” (1915)…”
      La primera grabación de Raquel Meller para El Relicario fue en 1918, para el sello Odeón, en España. Posteriormente la llevó al disco en 1925 (en Francia), publicada en España en 1928. La creadora, Mary Focela, las grabó en dos oportunidades, en 1919 y en 1922.
      En 1921 dos destacados barítonos líricos la llevan al disco: el español Emilio Sagi-Barba (Gramófono) y el chileno Renato Zanelli (Víctor).
      Titta Ruffo, también para la Víctor, lo hace en 1922 y Conchita Supervía, para la Odeón, en 1931.
      Pasan varios años, y otro barítono chileno, Hernán Pelayo, graba en 1953, en New York su primer disco (78 rpm) para el sello SMC Pro-Arte, El Relicario, acoplado con La Morena de mi Copla (de Carlos Castellanos). En 1963 es el inolvidable tenor vasco Luis Mariano quien vuelve a actualizar la canción de Padilla.
      Probablemente algún otro lírico la haya incluído en su repertorio, pero sólo conozco las versiones que he mencionado.
      Para terminar con los “toros” y haciendo votos para que esto no se transforme en un foro acerca de lo bueno o malo que pueden ser las fiestas taurinas (mi objetivo es sólo la música), recordemos la zarzuela (ópera según otros) de Manuel Penella, “El Gato Montés”, estrenada en Valencia en 1916, practicamente conocida en todo el mundo por su popular pasodoble, el dúo “¿Me llamabá, Rafaeliyo?” (“Torero quiere sé”).
      Saludos,
      Juan Dzazópulos

    2. operasiempre says:

      Muchas gracias, Juan; ya lo corregí.

      El gran barítono Emilio de Gogorza (de ascendencia española, creo) dejó también una grabación de El relicario. Tampoco me convencía; al final no la incluí.

      He encontrado una entrevista muy curiosa; a ver si me da tiempo a compartir el hallazgo.

      Saludos,

      Gio

    3. JUAN DZAZOPULOS says:

      Muy bien, Gio!
      En efecto, el barítono Emilio de Gogorza grabó El Relicario en 1927, para el sello Víctor, en los Estados Unidos. El cantante había nacido en Brooklyn en 1872 y falleció en Nueva York en 1949. Era, como muy bien dices, de ascendencia española.
      Juan

    4. Antonio says:

      Ni la copla ni el cuplé son géneros por los que me haya interesado nunca (por no hablar de los toros). Pero oír a Titta Ruffo cantando esto (con sus “ahimès”) me parece muy curioso.

      Un abrazo para todos.

      Antonio.

    5. JUAN DZAZOPULOS says:

      Y se me quedaba en el tintero otra versión “lírica” de El Relicario.
      A fines de los años ’50 del pasado siglo veinte, el recordado barítono colombiano CARLOS RAMÍREZ grabó el tema de Padilla en un LP para el sello KAPP, con el nombre de “Songs of the Matadors” acompañado por Chucho Zarzoza y su orquesta. El disco incluía, además, canciones como La Virgen de la Macarena, Valencia, Granada, Silverio, La morena de mi copla, El novillero, Madrid, etc.
      Pocos años más tarde volvió a grabar el tema en Méxicol, para la RCA Víctor Mexicana y editado con el nombre de “The sound of a chorus”. Fue acompañado por los coros de Los Compañeros de México.
      Saludos,
      Juan

    6. ¡Qué interesante todo lo que aquí se relata y qué fotos más excelentes! Las grabaciones, interesantísmas. Reciba mi felicitación por parte de “una especie en extinción”… sí, porque ser cupletista en pleno siglo XXI y vivir para tan sugestivo género (lo que me lleva a autodenominarme “cupletóloga”) es una rareza ¿no cree? Adoro el cuplé, lo investigo e interpreto por ello, cada vez que en el infinito Internet, alguien lo evoca, me congratulo y más cuando se hace con tanto conocimiento de causa como usted lo ha hecho regalándonos este documento tan valioso. Respecto a El relicario, mi madre Olga Ramos (cantante y concertista de violín española ya fallecida) comentaba con guasa: “Hay quien canta “El relicario” llorando desde el principio y el torero se muere en la segunda parte (y no se refería a las cupletistas de la época) Gracias de nuevo

    7. operasiempre says:

      Gracias, Juan. Ya sabía yo que ibas a dar algún nombre más… También grabaron El relicario la soprano coloratura Patrice Munsel (1944), la mezzosoprano, luego soprano, Rose Bampton (1943), el tenor Mario Chamlee y el barítono Richard Bonelli (juntos, en 1928); el marido de la Raisa, el barítono Giacomo Rimini (1923); y la contralto Marguerite D’Alvarez (1920-1922). Todos americanos, salvo la contralto y Rimini.

      Seguro que hay alguna versión “lírica” más… Que podamos escuchar ahora mismo (no es que lo recomiende): la de Patrice Munsel y la de Rose Bampton.

      Cuánta razón tenía doña Olga Ramos, la reina del cuplé madrileño… Al torero no sé, pero al relicario lo matan algunos nada más empezar…;-)

      Gracias, Olga. Muchas gracias por participar. Como bien dice Antonio, por estos lares no somos muy de coplas, pero de vez en cuando…

      “Cuando vayas a Madrid, chulona mía”…

      Un abrazo para todos,

      Gio

    8. operasiempre says:

      Rectifico (antes de que me regañe Juan). Bueno. La verdad es que me ha avisado él (sin regañarme). Bonelli y Chamlee no grabaron El relicario. Con el de Bampton me refería al vídeo que remite al enlace, no a la grabación en disco (esto se me pasó precisarlo). En fin. Las prisas. Ustedes sabrán disculpar.

      Saludos para todos,

      Gio

    9. Viva la fotograf�a. Me ha gustado mucho este post. Habr� que visitar m�s a menudo este blog.

    Leave a Reply