Cecilia Bartoli: “La voz es el instrumento que está más cerca del alma. Es frágil, y la fragilidad también es emoción”

  • Bartoli (de su último álbum, ‘Mission’): ‘Più non v’ascondo’, Tassilone, Agostino Steffani.
  • Cecilia Bartoli

    Cecilia Bartoli volvió a La Scala el pasado 3 de diciembre, tras 19 años de ausencia. En el concierto, ya saben, hubo tanto aplausos como abucheos.

    Arias de Händel y Mozart, en la primera parte. Un gran aplauso. En la segunda, tras el intervalo de descanso, arias de Otello y de La Cenerentola, de Rossini. Con el rondó final de esta última ópera, ‘Non più mesta’, el público se desató, la abucheó y la acusó de cantar en falsete.

    Intervino Barenboim y recordó a los presentes que estaban en un concierto, y que “tutti zitti!”. Se hizo el silencio, y Bartoli volvió a cantar el final del rondó. ¡De falsete, nada!, indicaba la mezzosoprano señalándose la garganta con la mano mientras cantaba. Recibió una gran ovación, aunque los abucheos no cesaron. “E di nuovo sono buu e applausi”, según el Corriere della Sera.

    La grabación siguiente corresponde a ese día. La calidad no es muy allá, aviso.

  • Bartoli: ‘Nacqui all’affanno e al pianto… Non più mesta, La Scala, Daniel Barenboim, Filarmónica de La Scala, 3 de diciembre de 2012.
  • Son varias las entrevistas en las que Cecilia Bartoli habla sobre el desafortunado incidente de La Scala. Lo que deja muy claro es que se lo ha tomado con gran sentido del humor.

    Cecilia Bartoli

  • Entrevista a Bartoli en RTV.es, por Pepa Fernández
  • nota

  • “La voz es el instrumento que está más cerca del alma. Esto, claro, provoca una emoción increíble, pero también es muy frágil, y esto también es emoción, la fragilidad”.
  • Cecilia Bartoli

  • Entrevista a Bartoli en ABC.es, por Susana Gaviña
  • —Según la prensa italiana fue un pequeño grupo organizado el que provocó el alboroto. Parece que en la Scala todavía hay un público que espera ver salir al escenario a las leyendas del pasado, como Maria Callas.
    –Parte de la gente de ese grupo, que claramente no estuvo durante el concierto, seguro que tiene la edad de Maria Callas (bromea). Pero esto es algo que le pasó antes a Montserrat Caballé, a Carlos Kleiber, ¡uno de los mejores directores de orquesta del mundo!; Riccardo Muti, Claudio Abbado, Luciano Pavarotti…

    —¿Qué se siente o cómo se reacciona en una situación como esa?
    —Al final, me pareció divertido porque era todo muy absurdo. Esas son cosas que pasan en el fútbol pero pensaba que no en la Scala, aunque, según dicen, es habitual. Ha sido como un bautismo para mí, pues ahora formo parte de esa lista de grandes artistas a los que les ha sucedido lo mismo. ¡Perfecto! Incluso  a Verdi le abuchearon en la Scala. ¡A Verdi!

    —¿Le había sucedido antes algo parecido?
    —Tan divertido, no… (risas). Una vez en la Ópera de París le sucedió al director de orquesta, pero porque había una huelga. De todas maneras creo que en la Scala ya había algo de tensión antes de que yo llegara, porque iba a inaugurar la temporada con Lohengrin de Wagner y no con Verdi.

    Cecilia Bartoli.

  • Encuentro con Bartoli en El Mundo
  • —¿Qué cantantes españoles le gustan a Cecilia Bartoli?
    —Conchita Supervía, Victoria de los Ángeles, Montserrat Caballé, Teresa Berganza, Alfredo Krauss, Josep Carreras y Plácido Domingo.

    Duda existencial;-) ¿Los citaría en orden de preferencia?…

    Tags: ,

    11 Responses to “Cecilia Bartoli: “La voz es el instrumento que está más cerca del alma. Es frágil, y la fragilidad también es emoción””

    1. Antonio dice:

      Hace, prácticamente, tres años (los hará el 24 de diciembre) escribí lo que opinaba sobre Cecilia Bartoli y casi un año después (3 de noviembre de 2010) volví a referirme a ese comentario y al que había hecho uno de nuestros contertulios. Digo esto para no repetirme.

      En cualquier caso, me parece que ese sentido del humor de la mezzo es un poco forzado. A nadie le hace gracia que lo abucheen.

      ¿Que en la Scala se ha abucheado a muchos grandes? Cierto, pero cuando no han estado a la altura que se esperaba de ellos.

      ¿Qué solo abucheaban unos pocos? Cierto también. Los incondicionales siempre aplauden a sus ídolos. Pero, sobre todo, creo que es significativo que esto suceda, porque no todos los artistas son abucheados en la Scala.

      Por cierto, ¿sigue, Cecilia Bartoli, cantando ópera o ya solo ofrece recitales?

      Un abrazo.

      Antonio.

    2. operasiempre dice:

      Qué memoria tienes, Antonio. Yo lo he tenido que buscar.

      Sí, es de suponer que lo último que desea a un cantante es que lo abucheen…; y aún menos en La Scala. Presumir de lo contrario (considerarlo un honor) es algo así como hacer del defecto virtud; al menos yo lo veo así.

      Creo que la mayoría de sus actuaciones son recitales. En España, aparece y desaparece en función de la promoción de su nuevo disco (que está bien, porque eso significa que tiene algo nuevo que decir, y además se lo curra ).

      En 2013 tiene previsto cantar Norma en Salzburgo y El conde Ory en Viena.

      “… una nueva versión de Norma. Voy a intentar recrear el mismo reparto que hizo Bellini. A los que les gusta lo tradicional tal vez no les interese”.

      Gracias, Antonio.
      Un abrazo.
      Un abrazo para todos,

      Gio

    3. Antonio dice:

      Bueno… Yo también tuve que buscarlo (aunque me sonaba que había sido en Nochebuena). Pero fue fácil.

      Después de dejar aquí mi pregunta leí lo de la Norma de Salzburgo y que dentro de un año, aproximadamente, hará la Alcina de Haendel en Zürich (de El Conde Ory de Viena no tenía noticia). Francamente, después de oír su Casta Diva, no creo que me interese mucho su Norma.

      En la entrevista que nos enlazas, Gio, ¿dice que Joan Sutherland estaba influida por el verismo o yo no lo he entendido bien?

      Besos.

      Antonio.

    4. operasiempre dice:

      Gracias, Antonio. Sí, a mí también me hizo reflexionar esa frase de Bartoli.

      Copio y pego (pregunta y respuesta):

      –Sopranos como Maria Callas y Joan Sutherland pasearon esta ópera [Norma] por todo el mundo.

      –La ópera fue estrenada por Giuditta Pasta (1797-1865), que hoy sería considerada una mezzo; mientras que Adalgisa era interpretada por una soprano muy ligera, justo al contrario de lo que la tradición nos propone ahora. De un lado está la tradición y de otro la partitura, y aquí son cosas diferentes. La Callas y la Sutherland fueron hijas de una época en la que todo estaba influenciado por el verismo, pero Bellini es contemporáneo de Schubert, y su estilo viene más de un periodo clásico.

      ……..

      Sí, más o menos, viene a decir lo que tú señalas. Es decir (yo lo veo así), que Callas y Sutherland fueron hijas de su tiempo, de su época, y, en consecuencia, no les quedó otra (consciente o inconscientemente) que estar influenciadas por el verismo. Puesto que dice “en la que todo”, también en sus interpretaciones de Norma, que es de lo que se habla (“que pasearon esta ópera por todo el mundo”).

      Bueno, por descontado que no sería el verismo puro y duro de la primera mitad del siglo XX… (Callas nació en 1926 y Sutherland tres años más tarde). Hay quien asegura incluso que el verismo en la ópera nació y murió con Cavalleria rusticana (1890) y Pagliacci (1892), si bien ambas operas aún se mantienen con cierta regularidad en el repertorio.

      Cierto que Callas cantó óperas veristas, como Cavalleria, y algunas óperas de Puccini, como Tosca, que también se consideran veristas.

      Pero Shuterland, ¿interpretó óperas veristas? Suor Angelica y creo que poco más, si exceptuamos La traviata y Carmen (Micaela), que se consideran precedentes del verismo en la ópera en cuanto a los libretos.

      Es más, tanto Callas como Sutherland son valoradas por su contribución al renacimiento del bel canto; más la primera, probablemente. Y ambas destacaron en Norma. Quizás se refiera Bartoli a la Norma de Callas (Norma) y Shuterland (Clotilde) en el Covent Garden en 1952…

      Supongo que Bartoli intenta resumir una idea compleja en un sola frase. De la que cabe deducir (no lo dice expresamente) que su Norma será diferente a la de Callas y Shuterland y más ajustada a la partitura, dado que Giuditta Pasta, la creadora de Norma, “hoy sería considerada una mezzo”.

      Pero ¿fue Giuditta Pasta lo que hoy denominamos mezzo?

      Arturo Reverter en su libro El arte del canto, incluye a Giuditta Pasta dentro de la vocalidad verdiana, junto a la Malibrán:

      “Todavía estaban en activo [habla de la época de Verdi] contraltos coloratura –un tipo vocal que pronto desaparecerá– de la talla de Adelaide Malanotte, Rosmunda Pisaroni o Geltrude Giorgi-Righetti y pervivían artistas complejas del calibre de Giuditta Pasta o la rápidamente desaparecida Maria Malibrán, en sus orígenes, voces de aquel carácter, que aunaban los rasgos de la sfogato y la limitato [seconda donna] y que servían sin problemas, gracias a su flexibilidad, extensión, precisión de ataque y consistencia, partes tan comprometidas como la referida Norma de Bellini, que crearía la primera de las dos citadas en último término.

      Eran lo que más tarde se ha conocido como sopranos dramáticas d’agilità, para las que Verdi escribiría más de una ópera y a las que planteaba exigencias de una dificultad extrema, ya que habían de desarrollar una complicada coloratura y proyectar al tiempo el sentido expresivo hacia territorios desconocidos en los que el canto romántico adquiría su plenitud”.

      Ahí lo dejo.

      Besos.
      Besos para todos,

      Gio

    5. Antonio dice:

      Totalmente de acuerdo contigo, Gio.

      En efecto, Maria Callas, a pesar de esa evidente “contribución al renacimiento del bel canto”, que señalas, abordó el repertorio verista. Además, su temperamento dramático, podría interpretarse como una influencia verista. Por eso yo preguntaba solo por Joan Sutherland.

      No sé hasta qué punto se puede considerar Suor Angelica una ópera verista. En cualquier caso, sería la única; porque, aunque Carmen y Traviata, puedan ser “precedentes del verismo (…) en cuanto al libreto”, no creo que la ópera francesa sea lo mismo que aquel y, desde luego, el canto de Traviata, dista mucho de parecerse siquiera al verismo.

      Es cierto que la mayoría de los cantantes de su época estaban muy influidos por el estilo verista y que muchos de ellos lo aplicaron, por ejemplo, a la interpretación de las obras de Verdi. Pero creo que si hubo una intérprete que representara la esencia del belcantismo, fue la australiana.

      Ahora bien, si Bartoli llama verismo a tener una voz grande y poderosa, evidentemente esas dos sopranos la tenían.

      Si ser fiel a la partitura de Bellini significa cantar susurrando, prefiero “la tradición” que tanto parece desagradar a la mezzo romana.

      Si se trata de abandonar esa “tradición”, volveremos a los tenores emitiendo agudos en falsete. A más de uno le va a venir bien.

      En cuanto a Giuditta Pasta, tengo que admitir que todo lo que sé de ella es lo que se dice en el libro que tú citas (antes de leerlo, solo sabía que había estrenado Norma). Considero a Reverter un autor de referencia; pero no tengo fundamentos para pronunciarme sobre ese asunto.

      Besos y abrazos.

      Antonio.

    6. operasiempre dice:

      Gracias, Antonio.

      Decía que Traviata y Carmen se consideran precedentes del verismo en cuanto a los libretos, por descontado que no en cuanto a la música.

      Carmen es la primera ópera realista. Por primera vez los protagonistas no son reyes, príncipes, damas de alto copete…, sino personajes de la vida cotidiana, gente de la calle: gitanos, toreros, contrabandistas… Carmen es rompedora. Hubo un antes y un después en la ópera francesa con Carmen.

      En Traviata también hay realismo, realismo burgués. Es una historia de amor, y también es la historia de una víctima de la sociedad. Es también la denuncia de una sociedad hipócrita. Incluso el propio título es realista: ‘La extraviada’.

      ¿Qué es, a fin de cuentas, el verismo (‘vero’: ‘verdadero’) en el teatro lírico, sino el intento de reflejar la realidad? Al principio fue una cuestión de libretos: rompía ahí. En la música tardó más tiempo.

      Solo en este sentido, en el de describir la realidad, Carmen y Traviata podrían considerarse precursoras del verismo en la ópera, que ya sabemos que es otra cosa;-)

      Sobre el verismo en Suor Angelica he encontrado un artículo que me parece interesante. Como es muy tarde, lo enlazo.

      Cierto que la acción transcurre en el siglo XVII… Cuentan que Puccini fue a visitar a su hermana al convento del que era abadesa, para observar la vida cotidiana de las monjas.

      Totalmente de acuerdo con tus vehementes “Ahora bien, sí…”, “Si…”, “Si…”. Pero esperemos a escuchar la Norma de Bartoli…;-)

      Besos,

      Gio

    7. Antonio dice:

      Había entendido a qué te referías al hablar de Carmen y Traviata, por eso te decía que estaba “totalmente de acuerdo contigo”.

      Creo que, precisamente, ese “realismo burgués” de La Traviata fue lo que no agradó demasiado en su estreno.

      Yo siempre he visto el verismo más próximo al naturalismo que al realismo, pero entiendo lo que quieres decir y, una vez más, estoy de acuerdo.

      El artículo sobre Suor Angelica es muy interesante. Yo decía que no sé hasta qué punto se puede considerar verista, porque de Puccini siempre se suele decir que estaba próximo al verismo, que tenía elementos del verismo… Pero no se lo suele considerar propiamente verista, como a Macagni, Leoncavallo o Giordano (más o menos, en la línea de este artículo).

      ¿De verdad te ha parecido vehemente? Bueno… Pero estás de acuerdo (“Totalmente de acuerdo”).

      En cuanto a lo de esperar a escuchar la Norma de Bartoli… Después de haber oído su “Casta Diva”, no sé si me va a apetecer mucho.

      Besos.

      Antonio.

    8. operasiempre dice:

      Tienes razón, Antonio. Creo que no entendí bien (ahora, sí).

      Sí, parece ser que no les hizo mucha gracia verse reflejados en el espejo…

      Yo también creo que el verismo en la ópera está más cercano al naturalismo que al realismo.

      La palabra ‘realismo’ se deriva de ‘res’ (cosa) y se relaciona indirectamente con la concepción capitalista: las propiedades, las cosas, que se anteponen a cualquier otra consideración (es la época de las sociedades anónimas). Podría decirse que los ideales románticos se estrellaron contra el poder de las cosas.

      En la crítica literaria, tanto realismo como naturalismo se consideran parte de la totalidad del movimiento denominado realismo de la segunda mitad del XIX. Pero también hay críticos que consideran el naturalismo como una nueva etapa del realismo. Es decir, una primera etapa propiamente realista; y una segunda etapa, naturalista.

      Resumiéndolo mucho, mientras que el realismo intenta fotografiar la realidad (una realidad burguesa, como bien dices), el naturalismo (con Zola, a la cabeza) pretende estudiar y describir el mundo natural (de ahí, su nombre) desde un punto de vista científico. Es decir, pretende explicar los comportamientos humanos (en especial los de las clases sociales más bajas), determinados por la herencia, el entorno… Pretendían describir la realidad de una manera objetiva. Pero en el hecho de estudiar y describir la realidad va ya implícito el deseo de un cambio…

      Los límites entre realismo y naturalismo son borrosos. Las cronologías (cuándo termina el uno, cuándo empieza otro) varían, lógicamente, en función de los países. Zola, autor de la primera novela naturalista (Therèse Raquin), emplea el término naturalista para referirse tanto a sus propias obras como a las de Stendhal y Balzac, considerados tradicionalmente escritores realistas.

      En cualquier caso (a lo que vamos;-) el realismo -o el realismo y el naturalismo- en la literatura es la base del verismo en la ópera.

      Puccini se desvió conscientemente del efectismo ‘fácil’ de Cavalleria (1890) o Pagliacci (1892), genuinamente veristas. De hecho, en 1894 abandonó la composición de una ópera basada en La Lupa, un relato de Giovanni Verga (también Cavalleria está basada en un relato de este autor).

      Utilizó en sus obras materiales y estilos muy diferentes. Dicen que Puccini es tan fácil de reconocer como difícil de definir… El musicólogo alemán Carl Dahlhaus definió la personalidad artística de Puccini como “un genio del arte de la apropiación de técnicas ajenas sin perder nada de su propia personalidad”.

      A Mascagni, Leoncavallo, Cilea, Giordano, Franchetti…, incluso al propio Puccini, se les incluye dentro de la llamada Giovane Scuola, denominación que al menos resulta menos equívoca que la llamada Scuola verista, y que reúne compositores italianos de finales del XIX y principios del XX. Algunas de la obras de estos compositores son veristas; otras podrían considerarse veristas solo en algún sentido, como en es el caso de Puccini. Como bien dices, “tenía elementos del verismo”.

      Perdón por extenderme tanto. Ya sé, Antonio, que estabas de acuerdo…;-)

      A mí tampoco me entusiasma su ‘Casta diva’. Aun así, esperemos;-)

      Besos,

      Gio

    9. [...] Por cierto, a los que residen en Madrid y aún no han encargado los regalos de Reyes (como una servidora), les recomiendo una tienda de Comercio Justo: Lowani. Calle del Barco, 29, 28004 Madrid. Por allí encontrarán a Antonio. Sí, el nuestro;-) [...]

    10. Antonio dice:

      No sé por dónde empezar, Gio.

      Cuando leí anoche tu comentario, me pareció que te había podido molestar lo que dije sobre el verismo y el naturalismo. Si es así, te pido disculpas. No pretendía cuestionar lo que decías, sino reflejar una impresión personal que, en más de una ocasión, he visto que algunos compartían.

      No puedo decir que esté de acuerdo con tu explicación sobre el realismo, el naturalismo y el verismo; porque sería como decir que estoy de acuerdo con que Puccini compuso Tosca o con que estamos en enero de 2013. Enhorabuena. Magnífica exposición.

      Decía que no sabía por dónde empezar porque quería decir todo esto, pero esta mañana me he encontrado con la referencia a Lowani y… Muchas gracias, Gio. Muchas gracias, Montse.

      Un beso.

      Antonio.

    11. operasiempre dice:

      ¿Molestarme? ¡Para nada, Antonio! De verdad. No hay motivo alguno para disculpas. Siento haber dado esa impresión. No era mi intención, en absoluto. Lo que pasa es que a veces me enrollo más que las persianas, eso sí;-)

      La verdad es que cuando hablaba de realismo, en mi segundo comentario, no caí en que en realidad es el naturalismo el que más influye en el verismo en la ópera.

      También, porque, tal y como yo lo estudié (hace siglos;-), tanto naturalismo como realismo se consideraban parte del mismo conjunto (aunque, por supuesto que cabe hablar de dos etapas) y porque en una misma novela puedes encontrar realismo y naturalismo.

      En fin, que cuando tú hablaste de que Puccini estaba más próximo al naturalismo que al realismo, tenías toda la razón del mundo. Y ello me motivó a refrescar lo que estudié en Filología Hispánica y a recordar mis lecturas realistas y/o naturalistas de entonces y aún hoy: Valera, Galdós, Pardo Bazán, Clarín, Zola… Eso fue todo. Que me apasioné.

      ¡Gracias! Gracias por estar siempre ahí.

      Un beso,

      Montse

    Leave a Reply