Archive for the ‘Los más comentados de óperasiempre.es’ Category

‘Ella giammai m’amò!’, por Boris Christoff, Nicolai Ghiaurov, Samuel Ramey, Nicola Rossi-Lemeni

Saturday, January 19th, 2013

Don Carlo

  • ‘Ella giammai m’amò!’ (¡Ella nunca me amó!), aria de Felipe II, del Acto III, Escena I, de Don Carlo, Verdi.
  • Por los bajos:
  • Actualización (28/01/2013)

  • Nicola Rossi-Lemeni, Orquesta Sinfónica de la RAI de Roma. Dirige: Fernando Previtali. 1951.
  • (Gracias, Antonio Lagatta)

    19/01/2013

  • Boris Christoff. 1976.
  • Nicolai Ghiaurov [Actualización audición: 27/04/15]
  • Samuel Ramey. La Scala, 1992. Dirige: Riccardo Muti.

    (Gracias, Paco Roa; gracias, Antonio)

  • Philippe Jaroussky: “No se puede cantar sólo con la mente, sino que el cuerpo entero, de la cabeza a los pies”

    Friday, November 11th, 2011

    Vedrò con mio diletto
    l’alma dell’alma mia,
    il core del mio cor pien di contento.
    E se dal caro oggetto
    lungi convien che sia,
    sospirerò penando ogni momento…

  • Philippe Jaroussky: ‘Vedrò con mio diletto’ (Vivaldi)
  • Philippe Jaroussky

    A los contratenores, “o se nos ama o se nos odia. La reacción es extrema porque no existe la indiferencia. Mientras a unos les parece ridículo que un hombre cante tan agudo, otros ensalzan nuestra voz y piden que se nos dejen más roles de mujer en la ópera”, declara el contratenor francés Philippe Jaroussky en una entrevista a El Cultural.es

    Jaroussky, quien considera que su voz “no ha cambiado mucho de tesitura y es más de soprano o mezzo que de contralto alto”, mañana, 12 de noviembre de 2011, en el Teatro Real de Madrid.

  • Benjamín G. Rosado
  • ¿Cuánto le ha influido su formación como violinista en su carrera de contratenor?
    —El violín me enseñó a ser preciso y a leer la música de una determinada manera, que sigue vigente en mi subconsciente. Forma parte de mi educación. Más tarde aprendí que no se puede cantar sólo con la mente, sino que el cuerpo entero, de la cabeza a los pies, juega un papel fundamental. Ahora sé que cantar bien es vivir bien: ser sincero con uno mismo y tener la conciencia tranquila.

  • Jaroussky & Cencic: Duetti
  • ¿Cómo se ha repartido el espacio vocal con Cencic?
    —La tesitura de contratenor ha demostrado ser mucho más amplia y versátil de lo que la gente pensaba. Cencic y yo tenemos dos instrumentos muy diferentes, pero al mismo tiempo el mérito de esta grabación es que estamos tan compenetrados que a veces no está claro quién es el que canta

    Tiene gracia que digan que canta como los ángeles cuando se trata de dar vida a ciertos roles monteverdianos, ¿no cree?
    —Me gusta sacar jugo a esa ambigüedad, entre la forma de ser del personaje que interpreto y mi manera de cantar lo que éste dice y siente. Me permite sacar punta a los contrastes y a los matices expresivos, huyendo de la caricatura y del maniqueísmo. Nerone [La coronación de Popea], por ejemplo, es un loco pero también un soñador, un poeta y un idealista. Es un prisionero de su destino, es malo, pero sobre todo es auténtico. Y eso no lo puede decir todo el mundo.

    Y en las iglesias, ¿cómo concilia la devoción y la sensualidad del repertorio sacro?
    —A la gente le desconcierta que me considere una persona espiritual y que me confiese ateo. Considero que es perfectamente compatible y, de hecho, me permite ir más allá. Cruzar, por ejemplo, la línea emocional del ‘Stabat Mater’ de Pergolesi. Demostrar que no todo es fe, también hay cuerpo y pasión.

    ¿Y por qué no admite término medio la reacción del público ante los contratenores?
    —O se nos ama o se nos odia. La reacción es extrema porque no existe la indiferencia. Mientras a unos les parece ridículo que un hombre cante tan agudo, otros ensalzan nuestra voz y piden que se nos dejen más roles de mujer en la ópera.

  • Más, en El Cultural.es
  • Hasta siempre, Ana María

    Thursday, October 27th, 2011
     Ana María Marcó ('Beatrice de Tenda').

    Ana María Marcó ('Beatrice de Tenda').

    El pasado 19 de octubre de 2011 falleció en Buenos Aires la soprano Ana María Marcó, a los 67 años. Descanse en paz.

    No tuve la suerte de conocer personalmente a Ana María, pero sí intercambiamos algunos mensajes y ella misma participó alguna vez en esta página. En esta familia, la de ‘Ópera, siempre’, hay alumnos suyos que recibieron sus enseñanzas como maestra de canto, la admiraron y la amaron: la admiran y la aman. En su nombre, y en el mío propio, vaya este humilde homenaje en su memoria.

    La primera parte de la grabación ya la tenemos en casa. En la segunda (2:09), canta Ana María el ‘Ave María’ de (Bach/Gounod), acompañada por su esposo, el tenor Hugo Sorrenti.

    Gracias, Ana María. Hasta siempre.

    Un alto en el camino

    Monday, February 21st, 2011

    Alexander Knip

  • Victoria de los Ángeles: Cinco canciones españolas (Falla).
  • Al piano, Gerald Moore (1951).
  • Con esta entrada (la 1.449), anunciamos una pausa en óperasiempre.es No ponemos fecha. Quizás dentro de unos meses. Es posible. Quizás.

    Gracias mil por su participación durante estos cinco años. Fue un placer compartir e intercambiar tantos hallazgos.

    Un abrazo para todos,

    Gio