Archive for the ‘Ainhoa Garmendia’ Category

Ainhoa Garmendia: “Creo que ha llegado el momento de lanzarme de verdad”

Monday, May 26th, 2008

Entrevista en El Diario Vasco con Ainhoa Garmendia.

  • Roberto Herrero
  • «Está en un momento dulce de su carrera. Buena prueba de ello fue su debut en el Teatro Real de Madrid el pasado 16 de mayo con el papel de Servilia, de la ópera La clemenza di Tito.

    Quedaron tan contentos con su trabajo que la soprano donostiarra Ainhoa Garmendia ha sido la escogida para sustituir a Nicole Cabell en la versión concierto de Orfeo y Eurídice que se ofrecerá el 27 y 30 de mayo y el 2 de junio.

    Serán tres funciones en las que a su lado estará Juan Diego Flórez, considerado actualmente el mejor tenor del mundo y protagonista hace poco de dos bises históricos de los que todo el mundo habla. Uno en la Scala de Milán, rompiendo una prohibición que duraba 75 años, y otro en el Metropolitan de Nueva York».

    Cuando hace dos años le preguntaron de qué escenario le gustaría que le llamaran, contestó que del Teatro Real. La semana que viene actuará allí por segunda vez en este mismo mes.
    —Estoy que no me lo creo. Acabo de debutar en el rol de Servilia de La clemenza di Tito, que es un papel secundario, y ha sido una experiencia maravillosa. El Teatro Real me ha acogido con los brazos abiertos. Me he sentido muy apoyada y querida. También relajada y concentrada para hacer mi trabajo y creo que he dado lo mejor de mí. Pero mi sorpresa fue cuando después del ensayo general, vino el señor Del Moral a preguntarme si conocía el papel de Eurídice, de Orfeo y Eurídice, de Gluck. Le respondí que no, porque no lo había cantado nunca, pero me preguntó si me lo podía estudiar y en seguida dije que sí.

    —Ahí no acabó la sorpresa.

    (more…)

    Ainhoa Garmendia: “En este mundo ya no quedan divas”

    Sunday, December 3rd, 2006

    «Ainhoa Garmendia (San Sebastián, 1974) se perfila como un nombre importante de en el futuro de la lírica mundial, un escenario difícil, limitado a unos cientos de representaciones en unas decenas de teatros con contados papeles al año. Ha llegado a él a golpe de intuición, desechando el cálculo y escogiendo la oportunidad cuando se presentaba».

    —¿Le gustan las actuales propuestas de modificar la época de los libretos: situar La traviata en la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo? ¿Puede ser un intento de modernizar la ópera y acercarla al gran público?
    —La ópera es un género que se entiende en un tiempo, en un teatro y en una puesta en escena concreta. Su parte musical es antigua, y lo que cuenta, aunque en ocasiones trate de temas universales y atemporales, necesita de su momento para entender a los personajes, su comportamiento y su psicología. No pasa nada por admitir que la ópera es una expresión artística decimonónica. Su esencia está en los grandes autores, en los grandes libretos, e intentar rescatar aquello pero adaptarlo al momento actual resulta… ‘artificial’. Para disfrutar de música moderna, de historias e instrumentos actuales ya contamos con otros géneros. El musical, por ejemplo.