Archive for the ‘Antonio Cortis’ Category

“Desde el rey al último espectador del paraíso, todos aplaudían y gritaban: ¡bis, bravo!”

Wednesday, November 17th, 2010
Mattia Battistini

“El cantante barítono MATÍAS BATTISTINI, que actualmente canta con éxito extraordinario en el Gran Teatro del Liceo” (‘Ilustración artística’, Barcelona, 3 de diciembre de 1906).

  • Battistini: O Lisbona, alfin ti miro, aria de Camoëns, Don Sebastián, rey de Portugal, Donizetti.
  • Battistini: O del mio dolce ardor, Paris y Elena, Gluck.
  • Encontré, no por casualidad, una crítica de prensa sobre una actuación del  gran barítono italiano Mattia Battistini, considerado en su época paradigma del bel canto. Cantaba Battistini en el Teatro Real de Madrid, el 2 de enero de 1919, una ópera de Donizetti por aquellos años ya prácticamente olvidada: Maria di Rohan. Ópera de exigente ejecución para los cantantes —a decir del cronista—, que precisamente “por eso la han retirado de la circulación”.

    Dirigió la representación el maestro Julio Falconi. Junto a Battistini (Conde de Chevreuse), la soprano gallega [nace en Santiago de Compostela, La Coruña] Ofelia Nieto (María de Roan), la mezzosoprano italiana Maria Capuana (Armando de Gondì) y el tenor alicantino Antonio Cortis (Conde de Chalais), que en 1919 aún utilizaba su verdadero apellido, ‘Corts’ [ Antonio Montón Corts], y a quien vaticinan, muy certeramente, “un porvenir seguro en el arte”.

    En otra crónica de prensa de la misma representación (El Día, Madrid, 3 de enero de 1919), consignan sobre Cortis:

    “Antonio Corts, el modesto tenor que cantó el conde de Chalais, tiene una voz caliente, varonil y bellísima, igual en todos los registros, joven y pastosa. ¿Por qué no estudia este muchacho, verdadero brillante sin pulir? Es seguro que su voz excepcional, una vez disciplinada, haría de Antonio Corts, un divo, que se disputaría el favor de la Empresa”.

    Concluye su reseña Felipe Fano, crítico musical del desaparecido diario madrileño El Globo, con un me dijo_ yo le dije… muy castizo (leísmo, incluido), que no vamos a desvelar antes de tiempo.

    Maria_di_Rohan_Premiere_-_Final_Scene

    Escena final de la premiere de ‘Maria di Rohan’, de  Donizetti, estrenada en en Viena, el 5 de junio del 1843.

    Battistini tenía en aquellos momentos, 2 de enero de 1919, 61 años. Apenas le faltaban dos meses para cumplir los 62.

    Y la crónica, textualmente, dice así:

  • Maria di Rohan
  • Caricatura de María Llácer y Mattia Battistini, 'Heraldo de Madrid', 18 de marzo de 1916.

    Caricatura de María Llácer y Mattia Battistini, ‘Heraldo de Madrid’, 18 de marzo de 1916.

    “Se esperaba con gran interés la presentación del barítono Mattia Battistini. Los antiguos abonados cantaban a coro sus triunfos como representante de la escuela del ‘bello canto’; para otros el deseo era también muy justificado, porque quería juzgar por sí mismo si era verdad tanta belleza, como cantaban los amigos del barítono.

    El teatro se llenó por completo.

    Se puso en escena Maria di Rohan, del maestro Donizetti, ópera ya retirada de la circulación, no por falta de belleza, que la tiene mucha, sí por falta de cantante, pues ópera de este género necesitan extensas voces, cuadratura perfecta, segura entonación, pues la orquestación limita su cometido a acompañar a los cantantes; no hay manera de cubrirse con la orquesta, ni callarse cuando la frase ‘le va mal’ o ‘pella, en el pase’. No hay más remedio que cantar y cantar bien a toda voz.

    Por eso la han retirado de la circulación.

    Mattia Battistini, el barítono español por su enlace matrimonial, español por estar en España fincado y español por su amor a esta patria, alcanzó anoche el triunfo mayor de la temporada, pues se le aplaudió en la romanza del acto primero, se le ovacionó en el segundo y en el acto tercero en la famosa aria, cuyo andante, cantado con una maestría sin igual, tuvo que repetir; siguió el aria y después la cabaletta, que acabó por enloquecer al público, que desde el rey al último espectador del paraíso, todos aplaudían y gritaban: ¡’bis’, bravo! y otras exclamaciones.

    El triunfo, la glorificación de Battistini fue completa e indiscutible.

    cari

    Ofelia Nieto, caricatura de Fresno (‘ABC’, 2 de abril de de 1924).

  • Ofelia Nieto: ‘Mírate en el espejo’, Maruxa, Vives (1914)
  • Ofelia Nieto lució su hermosa voz [y] sus potentes agudos.
    María Capuana, un lindo paje, tan hermosa de voz como de figura, cantó muy bien su canción del primer acto haciéndose aplaudir por todos, y haciéndose notar por su desenvoltura en la escena.

  • Antonio Cortis: ‘Apri la tua finestra’, Iris, Mascagni (1929)
  • Antonio Corts, excelente tenor, que ayer conquistó el tercer entorchado, tiene un porvenir seguro en el arte, y paseará triunfante la bandera de España por todo el mundo.

    Becucci, con su hermosa voz y su arte escénico, completó el conjunto.
    Erauzkin, Ferrer y [¿Fururia?] fueron buenos chicos.
    El maestro Falconi guió la orquesta con su pericia acostumbrada.
    Al terminar la ópera, me decía una antigua abonada, cuya butaca estaba vecina de la mía.
    —¿Pero este Battistini hasta cuándo va a cantar?
    —Señora, la respondí, para que Battistini no cante, será preciso matarle”.

  • Felipe S. Fano
  • Globo, El (Madrid. 1875)

  • El Globo, Madrid, 3 de enero de 1919
  • Antonio Cortis, su técnica de canto

    Wednesday, March 24th, 2010

    Antonio Cortis

    Rescatamos de nuevo un comentario del fondo del mar. Su autor es Mefisto. Le solicité su opinión de cantante experto sobre la técnica de canto de Antonio Cortis y respondió… sembrado;-)

    Insiste Mefisto en “siempre a su entender”. No lo olviden (mmm…, qué serio nos mira Cortis en la foto…;-)

    Habla en singular, pero por supuesto que también se dirige a todos ustedes. Ya saben el lema de ‘ópera, siempre’ y los emocionantes hallazgos… Gracias mil, Mefisto.

    Propone además Mefisto, en otro hilo, que se abra una sección en el blog “donde todo el que quiera aporte sobre técnica de canto, ya sea a través de un vídeo, un comentario, un párrafo de un libro, etc., para que todos podamos saber un poco más del tema”. Y, sobre todo aquellos cantantes, “que los hay”.

    Los hay, los hay; haberlos, haylos. “Tal vez hallemos soluciones o preguntas o simplemente charlemos sobre el tema”.

    La sección ya está inaugurada: “Técnica de canto”, donde también, claro, se incluye este post. Y los que vayan surgiendo. Gracias mil a todos.

  • Cortis: Pourquoi me réveiller, 1929
  • Antonio Cortis, su técnica de canto

    007Por Mefisto

    «Como yo lo veo, Cortis tiene una técnica muy sólida, con un color vocal muy parecido al de Del Monaco joven, es decir, con una apertura importante en la hipofaringe y la orofaringe, que otorga ese color tan similar y característico de Caruso….; es decir, “carnoso”, con muchos armónicos graves y medios que tan bien se propagan en teatro, aunque no sin brillo…, por supuesto, sin alcanzar la amplitud y redondez en zonas agudas de Lauri-Volpi.

  • Cortis: Ah sì, ben mio… Di quella pira
  • Si escuchas con atención papeles de peso vocal, él tiende a mantener un color central bastante grave, lo que le debió (sólo en esos papeles) hacer pesar ciertos agudos como un Si natural o el Do. Sin embargo, en otros como Manrico, centra su voz en los medios agudos y su vibración se expande sin tapujos hacia la zona aguda, porque el canto peligroso de esta obra consiste en dar brillo y potencia a notas de pasaje y agudos extremos en las arias vulnerables. Sin duda, esto es producto de una elección bien pensada al preparar el personaje. Es la técnica de un profesional. Muy segura aun ante el posible peso.

    Explico lo del peso…. Todo cantante tiene un espacio o cantidad de piel y musculatura faríngea que puede ensanchar y estirar. El ejercicio permite llevar esto al extremo…, pero el cantante luego puede decidir a qué lugar darle más tamaño (siempre hablando de la faringe), lo que se conoce como “colorear la voz”, aunque ciertamente tiene que ver también y primordialmente con la comodidad de emisión-proyección.

    Si se agranda el campo de la “puerta”, que algunas técnicas definen como zona de passaggio (el canal que comunica la orofaringe con la rinofaringe, que es donde resuenan los agudos; entiéndase el recinto que se encuentra directamente detrás de la úvula), el sonido se abrillanta enormemente cuando la garganta está “abierta” (aclaro nuevamente, la musculatura laríngea se ensancha junto con la cavidad inmediata superior) y encuentra facilidad en la tesitura, problema ya dicho.

    Otros papeles de centro más bajos como un Otello o un Sansón permiten un descenso de laringe más profundo y una apertura de la hipo y orofaringe, pero tendremos “menos piel” a la hora de expandir los agudos. Cortis logra esto (mantener el cuerpo profundo de la voz y expandir los agudos) en base a la carga intencional de la presión del aire sobre la laringe abierta. Creo que esto es lo que hace su técnica (siempre a mi entender) más sólida que la de Fleta; por ejemplo…, el manejo del aire.

    El correcto manejo del aire siempre libera de tensiones la laringe y, correctamente direccionado, otorga volumen y color a la voz. Para ello se debe disponer de buena y constante presión de aire…, de allí la importancia del apoyo diafragmático de la expiración. No digo nada nuevo…, más bien algo muy viejo.

    Lauri-Volpi hablaba de los cantantes con técnica de mugido haciendo alusión a aquellos que nunca abrían la zona posterior de la úvula (por ejemplo, Di Stefano), porque a la nota la produce las cuerdas, pero el sonido no ubicado en el resonador primordial que su tesitura requiere, siempre se compensa con un esfuerzo y carga laríngea.

    Por tanto, buscar brillo extremo en una nota grave o buscar oscuridad absoluta en un extremo agudo son pasaporte a la afonía.

    ¿Me fui de tema? Sí…, creo que sí. Encima escribo como el dueño de la verdad que no soy. Sólo describo cómo percibo la voz de Cortis y las dificultades que aprendí a resolver en parte.

    En limpio… Muy buena técnica la de Cortis (para mí), a la Caruso. Excelente manejo del aire. Algo profunda de más la laringe en los papeles de tesitura más baja, lo que oscurece la dicción un poco. Tal vez se deba a los criterios estéticos de la época y a la percepción de la propia voz. Hermosa y potente. Sin llegar a la belleza y virtuosismo del joven Fleta, pero ciertamente más seguro en técnica (también menos arriesgado).

    […] Me encantaría que los demás contertulios escribieran sus apreciaciones; ya que sé que más de uno sabe de canto y todos tenemos orejas distintas».

    * *

  • Cortis: Non piangere, Liù, (1929)
  • 27/03/10:

    Antonio Cortis

    Lauri-Volpi, en Voces paralelas:

    “Cortis, el ‘Pequeño Caruso’, que cantaba en Tosca, Carmen y Pagliacci [Colón de Buenos Aires], recordaba al maestro por la redondez del sonido, la sutura de los medios y de los pasajes, el calor expansivo del canto. Pero la excesiva presión de la columna de aire acabó por romperle también el diafragma y la resistencia del fuelle pulmonar. Acabó su vida terrena noblemente, dando cara a la muerte como un torero caído en la arena”.

    El biógrafo de Cortis Vercher Grau en la biografía del tenor (Antonio Cortis. Il Piccolo Caruso. Francisco Wercher Grau. Imprenta Mengual. Denia, Alicante, 2003) reproduce textualmente la útima frase de la cita anterior y especifica:

    «Después, en ese mismo tratado de voces sobresalientes [Voces paralelas]; en su edición de 1974 [Lauri-Volpi] añade unas notas: “Cortis ha sido el último tenor de alta categoría internacional que ha dado España al melodrama”».

    * *

  • Cortis: Che gelida manina
  • Cortis: Canción y Guajiras de Tajuña, La alegría del batallón, Serrano.
  • (Gracias, Victoria)
  • Antonio Cortis: ‘Nessun dorma’

    Tuesday, October 14th, 2008

  • Antonio Cortis: aria de Calaf  del Tercer Acto de Turandot, Puccini. 1929.
  • ‘O Lola, c’hai di latti la cammisa’, por Antonio Cortis

    Monday, April 9th, 2007

  • Antonio Cortis: aria de Turiddu del Preludio de Cavalleria rusticana, Mascagni.
  • 23 de septiembre de 1929.
  • En la misma grabación (1929).
  • (Gracias, Gerardo)