Archive for the ‘Cecilia Bartoli’ Category

Cecilia Bartoli: “La voz es el instrumento que está más cerca del alma. Es frágil, y la fragilidad también es emoción”

Jueves, diciembre 20th, 2012

  • Bartoli (de su último álbum, ‘Mission’): ‘Più non v’ascondo’, Tassilone, Agostino Steffani.
  • Cecilia Bartoli

    Cecilia Bartoli volvió a La Scala el pasado 3 de diciembre, tras 19 años de ausencia. En el concierto, ya saben, hubo tanto aplausos como abucheos.

    Arias de Händel y Mozart, en la primera parte. Un gran aplauso. En la segunda, tras el intervalo de descanso, arias de Otello y de La Cenerentola, de Rossini. Con el rondó final de esta última ópera, ‘Non più mesta’, el público se desató, la abucheó y la acusó de cantar en falsete.

    Intervino Barenboim y recordó a los presentes que estaban en un concierto, y que “tutti zitti!”. Se hizo el silencio, y Bartoli volvió a cantar el final del rondó. ¡De falsete, nada!, indicaba la mezzosoprano señalándose la garganta con la mano mientras cantaba. Recibió una gran ovación, aunque los abucheos no cesaron. “E di nuovo sono buu e applausi”, según el Corriere della Sera.

    La grabación siguiente corresponde a ese día. La calidad no es muy allá, aviso.

  • Bartoli: ‘Nacqui all’affanno e al pianto… Non più mesta, La Scala, Daniel Barenboim, Filarmónica de La Scala, 3 de diciembre de 2012.
  • Son varias las entrevistas en las que Cecilia Bartoli habla sobre el desafortunado incidente de La Scala. Lo que deja muy claro es que se lo ha tomado con gran sentido del humor.

    Cecilia Bartoli

  • Entrevista a Bartoli en RTV.es, por Pepa Fernández
  • nota

  • “La voz es el instrumento que está más cerca del alma. Esto, claro, provoca una emoción increíble, pero también es muy frágil, y esto también es emoción, la fragilidad”.
  • Cecilia Bartoli

  • Entrevista a Bartoli en ABC.es, por Susana Gaviña
  • —Según la prensa italiana fue un pequeño grupo organizado el que provocó el alboroto. Parece que en la Scala todavía hay un público que espera ver salir al escenario a las leyendas del pasado, como Maria Callas.
    —Parte de la gente de ese grupo, que claramente no estuvo durante el concierto, seguro que tiene la edad de Maria Callas (bromea). Pero esto es algo que le pasó antes a Montserrat Caballé, a Carlos Kleiber, ¡uno de los mejores directores de orquesta del mundo!; Riccardo Muti, Claudio Abbado, Luciano Pavarotti…

    —¿Qué se siente o cómo se reacciona en una situación como esa?
    —Al final, me pareció divertido porque era todo muy absurdo. Esas son cosas que pasan en el fútbol pero pensaba que no en la Scala, aunque, según dicen, es habitual. Ha sido como un bautismo para mí, pues ahora formo parte de esa lista de grandes artistas a los que les ha sucedido lo mismo. ¡Perfecto! Incluso  a Verdi le abuchearon en la Scala. ¡A Verdi!

    —¿Le había sucedido antes algo parecido?
    —Tan divertido, no… (risas). Una vez en la Ópera de París le sucedió al director de orquesta, pero porque había una huelga. De todas maneras creo que en la Scala ya había algo de tensión antes de que yo llegara, porque iba a inaugurar la temporada con Lohengrin de Wagner y no con Verdi.

    Cecilia Bartoli.

  • Encuentro con Bartoli en El Mundo
  • —¿Qué cantantes españoles le gustan a Cecilia Bartoli?
    —Conchita Supervía, Victoria de los Ángeles, Montserrat Caballé, Teresa Berganza, Alfredo Krauss, Josep Carreras y Plácido Domingo.

    Duda existencial;-) ¿Los citaría en orden de preferencia?…

    Cecilia Bartoli: “¿Ser la nueva Callas? Yo no tengo un Onassis al lado”

    Martes, octubre 26th, 2010

  • Ombra mai fu
  • «Perfeccionista, Bartoli ha logrado que la lírica más exigente, la nota más lúcida y la ligazón con el gran público sean parte de una misma comunión: la que persigue por encima de purismos o convencionalismos, volver a sentir con Bellini y Rossini o con las huellas de la revolucionaria María Malibrán.

    Vender millones de discos como una estrella del pop y, a su vez, recoger calificativos de alabanza constituyen dos extremos que conviven con naturalidad en la cantante italiana. Cecilia Bartoli, que comenzó a cantar a los 8 años interpretando el pastor de Tosca de Puccini, fundamenta cada interpretación, cada gira en un universo musicológico, documental y artístico donde lo vocal es un proceso siempre en proyección.

    Para evitar la trascendencia y el rito recuerda el valor del respeto y nunca elude el sentido del humor: “¿Ser la nueva Callas? Yo no tengo un Onassis al lado”».

  • Guillermo Balbona
  • Sospiri
  • —Me gustaría que comentara esta gira que ha sido más reducida que en ocasiones anteriores. Y, sobre todo, ¿por qué ha elegido un programa casi monográfico, cerrado?
    —Esta gira es diferente a la última que realicé porque esta vez sólo he cantado papeles de Handel en estado puro y para mujer. Creo que su música es la más bonita, fue el compositor más importante del siglo XVIII, y con más talento. En el programa, aquí en Santander, como en Madrid o en Barcelona, se ofrecieron varios aspectos de la mujer a través de la música de Handel como hilo conductor. Estaba la mujer celosa, la mujer ansiosa, la mujer dulce, la mujer horrible, la mujer muy fea. Es increíble cómo puede transmitir con la música esos sentimientos, el carácter de las mujeres. Y eso es el reto para ser expresado por la coloratura de la voz y el saber que están a mi lado los componentes de Il Giardino (Armonico).

    —Siempre hablamos de los repertorios que se seleccionan, ¿pero qué opinión le merece el público? ¿Aprecia determinados cambios y evoluciones?
    —Me encanta el público español. Le encanta la música fuerte, pero también la de tonos suaves. Es un espectador que explota con los agudos, pero también aquí hay mucho público al que le gusta la música dulce, profunda y melancólica. Ello me toca el alma. Es una característica al alza que me inspira mucho. Es importante saber que existe un público silencioso, que escucha y que no parte siempre del aplauso. Hay veces que la música está escrita para recibir un aplauso de impulso. Pero también la hay que necesita más concentración, energía especial para escuchar con recogimiento, con silencio, con respeto.

    —Tiene recitales y proyectos muy diversos, algunos secretos, pero también está su gran reto para 2012: asume la dirección del Festival de Pentecostés de Salzburgo. ¿Cómo se lo ha planteado?
    —Es interesante y diferente. Es un privilegio y un honor. Su propia duración, esos cinco días, me encanta. Es una pasión. Además es la primera vez que una mujer tiene esta posición. Mujer y de mi generación. Mi vínculo con el festival se remonta a mis inicios, así que esta oportunidad me parece maravillosa porque puedo unir mi experiencia de cantante a la de espectadora, que también lo soy. Además, no me limitará a proyectos barrocos sino que la colaboración se extenderá a todos los ámbitos artísticos.

    —La clave de una cantante, ¿es saber cuáles son límites, no dar pasos en falso?
    —Sí, es así. Creo que la calidad de una voz, de un músico en general consiste en cuidar su instrumento, de escucharse, pero también de aprovechar sus recursos aunque siempre con mimo y cuidado.
    (más…)

    László Polgár (1947-2010)

    Domingo, septiembre 26th, 2010

    Laszlo Polgar

  • Por Juan Dzazópulos Elgueta
  • Septiembre 2010

    El bajo húngaro László Polgár nació en Somogyszentpal (sudoeste de Hungría) el 1 de enero de 1947.

    Estudió canto en la Academia Franz Liszt de Budapest (1967/1972) y se integró a la Ópera Estatal en 1973.

    Cantó además en Londres, París, Hamburgo, Salzburgo, Viena; Scala de Milán y Teatro Colón de Buenos Aires. En los Estados Unidos cantó en New York, en el Avery Fisher Hall, en 2008, El castillo de Barba Azul, de Béla Bartók.

  • Polgár (Leporello): Madamina, il catalog oé questo (Bartoli: Doña Elvira). Zúrich, 2001.
  • Debutó en Hungría en el rol secundario de Conde Ceprano, en Rigoletto, y se integró a la Ópera Estatal en 1973. Su repertorio incluyó, entre muchos otros, los roles de Leporello (Don Giovanni), Gurnemanz (Parsifal), Rocco (Fidelio), Sarastro (La flauta mágica), Felipe II (Don Carlos), Don Basilio (El barbero de Sevilla) y Walter en Luisa Miller, Oroveso en Norma, Giorgio en I Puritani.

    Además fue un prestigioso cantante de lieder. Ganó los concursos internacionales Dvorak (1971), Schumann (1974), Erkel (1975), Wolf (1980) y Pavarotti (Filadelfia, 1981).

    Laszlo Polgar

    Polgár y Brigitte Hahn, en 'Der Kreidekreis', de Zemlinsky. Zurich Opera, 2001.

    El Gobierno húngaro lo premió con su distinción cultural más alta “Kossuth” (1990). Fue también profesor de canto en la Academia Franz Liszt de Budapest.

    En 1991 aceptó un contrato y se trasladó a vivir a Zúrich, donde se dice que ganaba veinte veces lo que recibía en Hungría.

    Su interpretación del rol protagónico en El castillo de Barba Azul, de Bartók, le valió el Premio Grammy 1999 en su grabación junto a Jessye Norman y Pierre Boulez dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Chicago.

    En CD se le encuentra en la discutida versión de Aida, cantando el rol del Rey, junto a la chilena Cristina Gallardo-Domâs, Olga Borodina, Thomas Hampson y Matti Salminen.

    En DVD existen un Rigoletto de Zúrich (Sparafucile) con Elena Mosuc, Piotr Beczala y Leo Nucci, dirigidos por Nello Santi; y Nina, con Cecilia Bartoli y Jonas Kaufmann (Zúrich, 2002).

    Polgár falleció en Zúrich el 19 de septiembre de 2010, a los 63 años.

    Fuentes: László Polgár: Pablo Gorondi: Associated Press, The Virginian-Pilot on Line Obituary

    Con Cecilia Bartoli

    Lunes, diciembre 14th, 2009

    notaCecilia Bartoli, esta mañana, en Radio Clásica, empeñada en hablar en castellano. Y empeñados los demás en no dejarle hablar. Ay.

    “Claro que respiro (risas)”.
    “Porpora fue compositor y también profesor de canto, ¿no? De Farinelli, de Caffarelli, de Appiani, Salimbeni. Lo más importante para Porpora era el canto claro, el canto de agilità, pero de profondezza, el canto del alma. Esto es muy, muy importante. Un castrato, un buen castrato, no era el castrato solamente que podía hacer cosas increíbles con la voz, con la agilità, sino que era un castrato que podía tocar el alma de la gente. Y, bueno, esto Farinelli lo podía hacer”.

    Cecilia Bartoli

    “En abril tendré una gira con el programa del disco ‘Sacrificium’: San Sebastián, Bilbao, Oviedo, Valladolid, Pamplona, Vitoria y Santiago de Compostela. Si está cerca de alguna de estas ciudades… Y si está lejos, vaya también. Jajaja. Un beso”.

    “No creo que exista un teatro más duro, existe un público que tiene ganas de escuchar y de compartir. Eso lo encuentro en el Teatro Real y lo encontré el sábado otra vez”.

    “Los castrati no cantaban utilizando el falsete. Les castraban justamente para poder mantener la voz aguda y desarrollarla. Es completamente diferente de la técnica de un contratenor de hoy en día. De hecho, los contratenor existían ya en la época de los castrati, pero se usaban para cantar música sacra, mientras que los castrati cantaban ópera porque tenían unas técnicas muy desarrolladas y unos registros vocales mucho más amplios.

    Hoy en día, nadie, ni un hombre ni una mujer, puede ni siquiera pensar en cantar como un castrati. Pero históricamente, cuando un castrati se enfermaba, se le sustituía por u otro castrado o por una mujer. Y eso fue lo que ha despertado mi interés, mis ganas. Si una mujer podía hacerlo en 1700, también hoy en día por lo menos podía intentarlo”.

  • Encuentro digital con Cecilia Bartoli, en el mundo.es
  • Gran ovación para Bartoli en Murcia