Archive for the ‘Fernando de Lucia’ Category

‘Fenesta ca lucive’, ‘Marechiare’, por Fernando de Lucia

Sunday, February 14th, 2010

;-)

La siguiente audición es sugerencia de José Carmelo (gracias mil:-)

Fernando de Lucia (1860-1925): Fenesta ca lucive e mo’non luci, canción napolitana de autor anónimo o atribuida a Vincenzo Bellini.

Salvo lunalunae, aún no dijeron nada sobre la de Bechi…  ¿Será porque es tan triste?

Sobre la historia de este amor imposible, pueden bucear en este enlace.  Los de lágrimilla fácil, mejor abstenerse;-)

Añadimos Marechiare, para contrarrestar.  Y una crónica de prensa rescatada del fondo del mar en la que se habla sobre Fernando De Lucia:

13 de enero de 1892, Teatro Real de Madrid, segundo aniversario del fallecimiento de Gayarre, inauguración de la colocación de un busto del tenor roncalés  en el foyer del coliseo madrileño,  obra de Benlliure.

La escultura puede verse actualmente en el Museo del Teatro, en Almagro, Ciudad Real.  Muy cerca del corazón de Anselmi.

El busto de Gayarre

“El año pasado solemnizamos en el Teatro Real el primer aniversario de la muerte de Gayarre. Se cantó la Misa de Réquiem de Verdi, hubo procesión de Comisiones, hubo coronas, la orquesta tocó el Sp’rto gentil, y aunque la concurrencia no fuese todo lo numerosa que era de desear (la función se verificó fuera de abono), quedó, según parece, suficientemente honrada la memoria del gran tenor. Este año no ha habido nada el 2 de Enero, pero anoche hemos celebrado dignamente la colocación del busto de Gayarre en el foyer del regio coliseo.

Ahora hemos hecho las cosas con menos boato. Nada de función extraordinaria, nada de procesiones, nada de coronas al son de la romanza de Donizetti. Una modesta función de abono, histoire de atraer concurrencia al tercer turno, que es el más flojo de los tres, y de llevar, por ende, unas cuantas pesetas a la contaduría.

La empresa ha contribuido a dar variedad al espectáculo con un centón compuesto del segundo acto de Los Puritanos, el cuarto de La Africana y el primero de La Favorita.

Con lo cual el busto ha quedado inaugurado, el público ha pasado la velada discretamente, ha habido una buena entrada y la empresa vería seguramente con gusto que el año próximo celebrásemos el primer aniversario de la colocación del busto de Gayarre con una revisión, que dice Bofill, y me permito también decir yo, de la función de anoche.

Quien quizás se opondría a esa revisión o reaudición serla el distinguido tenor señor De Marchi, que, al hacer el sacrificio de cantar el acto cuarto de La Africana, fue el único artista que dio su verdadero carácter a la función, obligándonos a no separar nuestro recuerdo de Julián Gayarre. Hay que señalar la abnegación del señor De Marchi, y aplaudirla como merece.

Fernando de Lucia

Cuanto al señor De Lucia, con decir que fue muy aplaudido en la romanza del acto primero do La Favorita y que el dúo obtuvo los honores de la repetición, comprenderá el lector el triunfo que obtuvo el reputado artista y lo orgulloso que puede estar de tan halagüeño resultado.

El éxito de De Lucía permite parodiar aquellos conocidos versos:

Derramemos una lágrima
a la memoria de aquél
que fue nuestro amigo,
y luego nos iremos a comer.

De la manera siguiente:

Derramemos una lágrima
por el colosal artista
y después aplaudiremos
a Fernando De Lucia.

Éxitos como el de anoche deben envanecer al señor De Lucia, a quien mando mi cordial enhorabuena.

La sinfonía de Cleopatra, admirablemente ejecutada por la orquesta y dirigida por el ilustre autor de esa obra tan popular en España, obtuvo el éxito de siempre y fue repetida.

La señorita Pacini arrancó en el acto de Los Puritanos aplausos entusiastas; la señora Tetrazzini detalló, como gran artista que es, el dúo de La Africana; la señora Pasqua compartió con De Lucia la ovación del dúo de La Favorita, y los señores Tabuyo, Uetam y Cotogni prestaron el concurso de sus talentos al mejor resultado de la función”.

  • La Época, jueves 14 de enero de 1892