Archive for the ‘Giacomo Lauri-Volpi’ Category

En recuerdo de Tom Kaufman

Monday, April 26th, 2010

Tom Kaufman

Nos envía nuestro amigo Juan una reseña sobre el investigador de ópera Thomas G. Kaufman. No conocí personalmente a Kaufman, pero sí intercambié con él información en numerosas ocasiones. Él me prestó gentilmente su colaboración en la revisión de la cronología de las actuaciones operísticas de la soprano almeriense Fidela Campiña: completó algunos datos, añadió otras, señaló alguna que él no consideraba correcta… También me envío información sobre algunas actuaciones que yo desconocía del tenor vasco Jesús de Gaviria.

Correspondí a su generosidad como buenamente pude. No era fácil, porque se lo sabía todo. Le envié algún libro que desde España era más fácil conseguir; algunas críticas de prensa sobre  las primeras actuaciones de Luisa Tetrazzini en Barcelona; y alguna que otra crónica o crítica de prensa más que él me solicitó expresamente sobre algunos cantantes líricos del siglo XIX.

Era un intercambio generoso. Hoy por ti, mañana por mí. Sólo que él siempre tenía infinitamente más que dar. Es lo mismo que me sucede con Juan, quien, ha sido, es, mi maestro en este mundillo de cronologías artísticas sobre cantantes líricos del pasado en el que nunca se termina de aprender. Con el emotivo homenaje de Juan en recuerdo de Tom (así firmaba siempre en sus emails), vaya también el mío. Gracias, Tom. Gracias, Juan.

* *

23 abril 2010

Thomas G. Kaufman (1930-2010)

  • Por Juan Dzazópulos
  • Con mucho dolor y mucha nostalgia, les anuncio el fallecimiento de mi amigo el investigador y coleccionista Tom Kaufman el día 22 de abril, en Baltimore, Maryland, a los 80 años de edad (1930-2010).

    Thomas G. Kaufman había nacido en Viena, en 1930, y durante los años de la segunda guerra mundial fue un refugiado en París, para luego emigrar a los Estados Unidos, donde tomó la ciudadanía estadounidense.

    [Lauri-Volpi: Parmi veder le lagrime]

    Sirvió en el Ejército de los Estados Unidos, para luego trabajar, prácticamente durante toda su vida, en un importante compañía farmacéutica. Cuando le conocí residía en Boonton, New Jersey, y ya era una autoridad internacional en materia de cronologías artísticas de cantantes líricos. Su gran amor fueron los “tenores” y de ellos prefería aquellos con voces poderosas y squillanti. Sus tenores predilectos fueron Giacomo Lauri-Volpi, John O’Sullivan y Nino Piccaluga. Luego seguía con Mario del Monaco y Franco Corelli.

    Prefería a José Carreras antes que a Plácido Domingo, por quien no sentía especial admiración. De Pavarotti admiraba sus agudos brillantes y seguros. Su compositor predilecto fue Meyerbeer y de Wagner solamente admiraba algunas de las arias popularizadas por tenores.

    Jamás negó su ayuda a quienes le solicitaban datos para algún trabajo musical, especialmente si se trataba de algún tenor. Fue generoso y sabio en sus consejos. Escribió las cronologías de artistas ya míticos como Adelina Patti, Mattia Battistini, Enrico Caruso y Rosa Ponselle, publicadas como apéndices en las biografías de estos cantantes. Trabajos inigualables por su seriedad y por sus detalles fidedignos. Cuando algún libro incluía una cronología y él descubría errores, no vacilaba en proclamarlos en todas las revistas especializadas. Un caso muy particular fue su despiadada crítica hacia el libro “Antonio Paoli, el león de Ponce”, de Jesús María López. Obra monumental, pero muy descuidada en los aspectos cronológicos de las funciones en que el tenor portorriqueño participó.

    Tom Kaufman Kaufman escribió una obra absolutamente de referencia: “Verdi and his Major Contemporaries” (A selected chronology of performances and casts) (Garland Publishing Co., New York, 1990).
    Su segundo libro fue “Catalogue of Mercadante’s Operas. Chronology of Performances with Casts”, publicado en Italia, en 1996, por el Bollettino dell’Associazione Civica Saverio Mercadante.

    Cuando comencé a escribir mi primera biografía del tenor chileno Renato Zanelli para “The Record Collector” en un ya lejano 1985, fue Tom quien no vaciló en “desmantelar” la parte cronológica de mi trabajo y darme su opinión sobre cómo debía hacerse una verdadera cronología artística. Por supuesto seguí su consejo, y desde entonces todos mis trabajos siguieron lo que podríamos en justicia llamar “modelo Kaufman”. Fue un entusiasta colaborador en mi cronología de Miguel Fleta, y luego en todos los demás trabajos publicados (Margarita Salvi, Carlo Morelli, Carlos Ramírez, Ioannis Apostolou, Costa Milona, Ulysses Lappas) y en otros que esperan su publicación (Pedro Navia, Carlo Merino).

    Viajó a Sudamérica en 1995, invitado por Julio Goyén Aguado para el lanzamiento de su biografía del tenor bilbaíno “Florencio Constantino”. Estando en Buenos Aires, Tom no vaciló en viajar a Santiago de Chile, para conocerme y hacer algunas investigaciones en la Biblioteca Nacional. Así después de diez años de correspondencia (cartas y algunos fax, pues los mails aún eran un sueño), pudimos abrazarnos y disfrutar juntos de algunas exquisitas “parrilladas”.

    Después de jubilar, junto a la compañera de su vida, Marion, se trasladaron a Baltimore, donde residió los últimos diez años. Una cruel enfermedad fue minando su organismo, pero su mente siempre ágil estaba dispuesta a seguir discutiendo sobre los méritos de este o aquel cantante.

    Su generosidad, caballerosidad y buen humor, son su herencia para quienes aún continuamos en este mundo. No te olvidaré, Tom.

    Sobre la técnica de canto de Lauri-Volpi

    Wednesday, March 31st, 2010
    Lauri-Volpi como Enzo en La Gioconda. Buenos Aires, 1927.

    Lauri-Volpi como Enzo en La Gioconda. Buenos Aires, 1927.

    Sitúense, por favor, en el  kilómetro cero. Quienes ya hayan aprendido a apreciar la voz de Lauri-Volpi en su justa medida, o estén en camino, pueden ubicarse en el 100;-)

    El tiempo apremia y es muy largo de explicar. No; nada que ver con la madrileña Puerta del Sol;-) Lo entenderán a la primera si se dan un garbeo por  los comentarios.

    De la voz de Volpi hemos hablado más veces. Sin ir más lejos, aquí mismito. Entre versos y risas, que de todo hay en la viña de este blog.

    Sobre el vibrato del tenor, precisaba ayer Mefisto (a las 6:18):

    “Un vibrato típico de la escuela de canto del 1800, que él tanto defendía. Sostenía que la voz cantada tenía una extensión de tres octavas como la requerida para el primer repertorio de esa época, y que nunca se debía ‘fabricar’ el sonido para darle más armónicos graves de los que la posición descendida y relajada de la laringe podía otorgar.

    Igualmente ese vibrato no lo escuchas en otras arias como ‘Cielo e mar’ de la Gioconda….;-)

    Sobre el color de su voz… puede gustarnos más o menos. No creo que sea particularmente bella, al menos en grabación, aunque Toscanini no opinara lo mismo, aun siendo un ‘enemigo jurado’  del tenor. Pero no se le puede negar lo magnífico de su voz.

    Magnífica en todo, hasta para cantar ‘Nessun dorma’ a sus 80″.

    El Cielo e mar al que se refiere Mefisto:

  • Giacomo Lauri-Volpi: Cielo e mar, aria de Enzo del Segundo Acto de La Gioconda, Ponchielli.
  • Cielo! e mar! L’etereo velo
    splende come un santo altar.
    L’angiol mio verrà dal cielo?
    L’angiol mio verrà dal mare?
    Qui l’attendo; ardente spira
    oggi il vento dell’amor.
    Ah! quell’uom che vi sospira
    vi conquide, o sogni d’or!…

    Per l’aura fonda
    non appar né suol né monte.
    L’orizzonte bacia l’onda!
    l’onda bacia l’orizzonte!
    Qui nell’ombra, ov’io mi giacio
    coll’anelito del cor, vieni, o donna,
    vieni al bacio della vita,
    si della vita e dell’amor…
    Ah! vien!…

    Seguro que Mefisto nos brinda un comentario de esos cortitos cuando no tiene tiempo;-)

    (Gracias, Mefisto)

    (02/04/10)

    Mefisto:

    “¿Qué se puede decir de alguien que cantó desde Los Hugonotes a Otello, de I Puritani a Il Trovatore… De Donizetti a Mascagni?

    Tal vez lo que diría Bergonzi.

    O lo que diría Corelli.

    Sonido amplio en tessitura y extensión, pleno de dinamismos y expresividad…, una voz para el teatro. Un maestro a la distancia”.

    (Gracias, Mefisto)

    Clase práctica de canto, por Lauri-Volpi

    Thursday, December 3rd, 2009

    :-)
    8 de diciembre, a las 6:24

    Mefisto: “Dejo para UDs. un duetto de La Forza Del Destino ‘Innvano Alvaro… Le minace I fieri acenti’ por el gran barítono Bechi y Lauri Volpi [1943].

    Excelente el barítono, quien no oscurece ninguna nota y sube a ellas con total libertad ‘aperto, ma coperto’.

    De Lauri Volpi, otra master class de canto. Infinidad de colores y agudos potentes y largos. Sin duda dos monstruos de los que aprender….”.

    (Gracias, Mefisto:-)

    ¿Cuál es el escollo más peligroso para un tenor? ¿Cómo salvarlo? Problemas y soluciones con ejemplos concretos. Documental auto ayuda de Lauri-Volpi. 1933.

    Testimonio de Corelli sobre la voz de Lauri-Volpi

    Monday, January 19th, 2009

    Nota bene:
    Menciona Corelli a la esposa de Lauri-Volpi, pero no cita expresamente su nombre: la soprano alicantina María Ros (María Asunción Aguilar Ros). Ros y Lauri-Volpi contrajeron matrimonio en 1924. Dos años más tarde, María Ros abandona los escenarios para dedicarse a la carrera de su esposo.

    “Su magisterio vocal parece hoy incuestionable. Educada en la escuela de Manuel García, su repertorio abarcaba desde Rigoletto hasta Aida, sin olvidar Tosca, La bohème, La traviata, Cavalleria rusticana, Payasos, Fausto o Manon Lescaut, y, por lo que se sabe, fue responsable directa de la mejora del nivel técnico de su legendario esposo, de su mayor refinamiento al acentuar o matizar, contrastable, según Celleti, desde su matrimomio”. [Sagarmínaga]

    Y algo de mi propia cosecha:

    En 1921, María Ros y Lauri-Volpi inician su noviazgo. Por aquellas fechas también, realizan una gira por varias ciudades españolas en la compañía de la soprano valenciana María Llácer, esposa del empresario italiano Ercole Casali.

    Las figuras principales que integraban la compañía: los tenores Giacomo Lauri-Volpi, Jesús de Gaviria y Walter Kirchhoff; las sopranos María Llácer, Elsa Bland y María Ros; y el barítono Cesare Formichi.

    Cantan en Gijón (Teatro Dindurra), Oviedo (Teatro Campoamor), Valladolid (Teatro Calderón), Zaragoza (Teatro Principal), Pamplona (Teatro Gayarre), San Sebastián (Teatro Victoria Eugenia), Bilbao (Coliseo Albia) y Santander (Teatro Pereda).