Archive for the ‘Isidoro Fagoaga’ Category

«El tesoro de ‘Sigfrido’ Fagoaga»

Monday, October 8th, 2007

  • [Fagoaga: Amfortas! La piaga!, Parsifal, Wagner]
  • El investigador eibarrés Germán Ereña desvela el hallazgo en Irurita del legado histórico cultural del tenor y escritor navarro Isidoro Fagoaga, el mejor tenor wagneriano en Italia de los dorados años de entreguerras.

    Montse Román (Gio)

    Fue un lunes 19 de abril, día de San Telmo. El investigador desciende hasta el sótano por las angostas escaleras de madera que desembocan en una especie de lonja. A un lateral, un cuarto cerrado durante años y orientado hacia el oeste alberga en sus entrañas cinco baúles y una maleta. El vetusto equipaje carga con casi un siglo a sus espaldas. Del fallecimiento del hombre que un día fue su dueño hizo en el pasado mes de marzo 31 años.

    El destino tiene por costumbre hacer viajes por su cuenta, pero a veces hay palabras, por las que parece no pasar el tiempo, que poseen la virtud de obligarle a cumplir su cometido: «No quiero que mis vestidos de escena los utilicen los jóvenes como disfraces en carnavales u otras fiestas».

    Gracias a esta petición expresa del que un día vistió sobre los escenarios esas prendas, puede ahora reconstruirse, paso a paso, con documentos únicos y de primer orden, la trayectoria artística de una de las figuras más importantes del teatro lírico del siglo XX: Isidoro Fagoaga, el mejor tenor wagneriano en Italia de los dorados años de entreguerras.

    Al investigador, Germán Ereña Mínguez, le cuesta creer lo que está viendo. Tantos años pensando que esas kutxas no eran más que una leyenda, y ahora las tiene ante sus ojos. Lleva años indagando sobre Isidoro Fagoaga. En su pueblo, Eibar, Germán es más conocido como el atabalero de la Banda de Txistularis, de la que forma parte desde hace cerca de treinta años. Se aficionó a la ópera en su época de estudiante en la Armería Eskola. Mientras pasaba apuntes a limpio o se esmeraba con el dibujo técnico, escuchaba música sinfónica y discos de ópera de su padre, gran aficionado al repertorio italiano. Más tarde, al descubrir la música de Richard Wagner, por la que siente una apasionada admiración, surgió la figura de Fagoaga, que despertó su interés, por su estrecha relación con la obra del compositor alemán.

    «Abrí el primer baúl del que me dijeron que contenía su vestuario. Emocionado, levanté la tapa y se desprendió el típico olor a naftalina y el de la ropa que lleva muchísimo tiempo guardada —recuerda hoy Germán como si fuera ese momento—. La armadura completa de Sigfrido en El ocaso de los dioses; su espada, Nothung; el cuerno de caza y el casco con alas: ¡el tesoro de Sigfrido Fagoaga! De allí surgieron también, como por encanto, la cota de malla que Parsifal utiliza en el tercer acto, la piel de lobo de Siegmund en La Walkyria, otras vestimentas que parecían del Pollione de Norma, calzados de cuero tipo abarka… Así comenzó uno de los momentos más especiales de mi vida, que ha marcado un antes y un después y que me ha unido por muchos años a este bonito Valle de Baztan».
    (more…)