Archive for the ‘Rosina Storchio’ Category

‘Ah!, non credea mirarti’, por Pagliughi, Sayão, Carosio, Muzio, Storchio

Tuesday, August 4th, 2015

Sorolla.  'Niña italiana con flores'

Ah!, non credea mirarti
si presto estinto, o fiore;
passasti al par d’amore,
che un giorno sol(o) duro.

Potria novel vigore
il pianto mio recarti
ma ravvivar l’amore
il pianto mio, ah no, non può.

 

Con las flores pasa como con el amor, que a veces sólo es cosa de un día. Podría darle nueva vida con mi llanto, dice Amina, dirigiéndose a esa flor que le regaló su prometido, Elvino; pero reavivar el amor, no, “il pianto mio” no puede. De inmediato, ya saben, la historia termina bien, y todos felices y contentos.

Ah!, non credea mirarti es una de mis arias preferidas de las voces del pasado que ya pertenecen, por derecho propio, a la historia de la lírica. Mi favorita es la versión de Pagliughi. Primero, por la pureza de su voz, tan cristalina. Segundo, por el clarísimo fraseo. Tercero, por el sentimiento que logra transmitir. Numero del 1 al 3, pero bien saben que estas cualidades realmente no se pueden separar.

Esta entrada es mi homenaje particular a una de las grabaciones que más veces he escuchado de cuantas tenemos en el blog. La primera vez me fascinó, y no ha perdido para mí aquel encanto; al contrario: cuanto más la escucho, más admiro a Pagliughi. Y eso que la grabación pertenece a la recta final de su carrera.

Pero confieso que hasta hace unos meses no había escuchado a la piccola brasileña, como la llamaba Toscanini, Bidú Sayão. Y me quedé pensando… ¿No le pone más matices? ¿No es más exquisita? ¿Y los pianísimos?

¿Y la de Margherita Carosio, tan dulce?

¿Y la versión de Muzio, la Divina? Transmite emoción. Pero… ¿se le entiende en todo momento lo que está cantando?

¿Y la de Rosina Storchio? Tengo mis dudas.

Teniendo en cuenta los puntos 1, 2 y 3, no me convencen (algunas claramente no me gustan) las versiones de Galli-Curci, Luisa Tetrazzini, Selma Kurz, Ada Sari, Alma Gluck, Graziella Pareto, Toti dal Monte, Maria Gentile, Elvira de Hidalgo, Mado Robin… (pueden escucharlas en Spotify: es gratuito y basta con instalarse el programa).

Sí, las comparaciones son odiosas y, a menudo, injustas. Una grabación no deja de ser un producto enlatado. La contrapartida es que siempre se aprende algo. O al menos lo intentamos.

Sigo apostando por Pagliughi. Me gusta mucho la grabación de Sayão. Y también la de Carosio. Pero, quién sabe, a lo mejor ustedes me convencen de lo contrario;-)

Ahí estamos. ¡Bienvenidos de nuevo a esta es su casa!:-)