Archive for the ‘Titta Ruffo’ Category

‘El relicario’ y su ahimè

Monday, February 7th, 2011
"Raquel, como la hemos conocido siempre, como la conoceremos hasta el fin de nuestra vida, enigmática y eterna como la Esfinge de Gizéh"('Nuevo Mundo' (Madrid), 10 de agosto de 1928).

Raquel Meller. Fotografía publicada en la revista 'Nuevo Mundo', Madrid, el 10 de agosto de 1928.

Soy antitaurina. Viene a cuento porque para mí es una declaración de principios. La denominada “fiesta nacional” me parece una vergüenza nacional. La tortura no es arte ni es cultura. Pero es mi opinión y no pretendo generar ningún debate sobre cuestión tan alejada de la lírica (aun a pesar de Carmen y  Escamillo).

El relicario es una historia de amor y de muerte (como la de Carmen).  ¿Quién no ha escuchado alguna vez  lo de pisa, morena/ pisa con garbo…? Esta canción, tan torera ella, es del compositor almeriense José Padilla; la letra, de Armando Oliveros y José María Castellví.

La Meller la creó (no la estrenó, sí realizó su particular creación), la Supervía la bordó y… no faltó quien la dejó poco menos que irreconocible. En fin. Todas las canciones tienen su aquél, y alguna hasta su ahimè.

  • Raquel Meller
  • Conchita Supervía ('Mundo gráfico', Madrid, 9 de febrero de 1927).

    Conchita Supervía ('Mundo gráfico', Madrid, 9 de febrero de 1927).

  • Conchita Supervía. 1931.
  • bbbb

    "El insigne Titta Ruffo en la Plaza de las Arenas, en el momento en que ‘Gallito’ le brindó un toro en la corrida del domingo del mes corriente” ('La actualidad en Barcelona', 'Mundo gráfico', 26 de marzo de 1913).

  • Ruffo (y su ahimè!). 1922.
  • Actualización (07/02/2011: 18:48)

    Raquel Meller, 14 de marzo de 1923

    El Relicario fue dado a conocer en España por la tonadillera Mary Focela, pero fue Raquel Meller quien popularizó la canción, consiguiendo que media España silbara su música y la otra media cantara su letra, de la que son autores Castellví y Oliveros [Anecdotario histórico español]”.

    «La Mary Focela era una cupletista de segunda fila en el oficio. Había estrenado, sin éxito, El Relicario, que luego contribuiría a la fama de la Raquel Meller. “Años después –escribe el historiador del cuplé– vi a Mary Focela en el camarín de Raquel, vistiéndola. Ironías de la vida y de la suerte… [Cambó: 1876-1947]”».

    nota

  • El relicario de Mary Focela (si se atreven)

    Actualización (07/02/2011: 19:48)

  • Entrevista a Armando Oliveros (autor, junto a José María Castellví, de la letra de El relicario) publicada en La Vanguardia, el 17 de octubre de 1956.
  • Mano a mano

    Armando Oliveros

    “Noticias de Norteamérica dan cuento de que en la propaganda del partido republicano, como música de fondo, suenan los compases españolísimos de El relicario. ¡Quién iba a decir que volvería a la actualidad el famoso cuplé de Oliveros, Castellví y maestro Padilla, tan lejos! Hagamos historia.

    ¿Cómo fue —pregunto a Armando Oliveros?
    —En el año 1914. Vino Mary Focela a vernos a Castellví y a mí, y nos pidió un cuplé para presentarse en Barcelona, y nos pusimos a trabajar a ver qué se nos ocurría.

    –¿En qué pensaron?
    —En la Fiesta de las Bellotas, que se celebraba en El Pardo por San Eugenio.

    —¿Qué tenía que ver todo eso con la Focela?
    —Queríamos evitar que se pareciera a lo que desfilaba por los escenarios, pero nos pusimos a trabajar sin darle ninguna importancia.

    —¿Qué es lo primero que salió?
    —”El día de San Eugenio, yendo al [sic] Pardo lo conocí. Era el torero de más tronío, el más castizo de ‘to’ Madrid”; después el estribillo: “Pisa morena, pisa con garbo…”.

    —¿Cuándo lo conoce Padilla?
    —Con la primera estrofa y el estribillo vamos a casa de Padilla, que tenía una academia de cante en la calle del Doctor Dou. Lo leyó, se sentó al piano y dijo improvisando: “Esto podría ser una cosa así”, y salió inmediatamente. Por la noche Padilla lo llevó al Edén y se lo dio a la orquesta Planas para que lo tocara, y la gente aplaudió sin saber de lo que se trataba y ya sonó bien.

    —¿Ya estaba lanzado?
    —No; lo de aquella noche en el Edén fue una especie de ensayo; debíamos terminar la letra, que nos costó dar con la segunda estrofa: “Un lunes abrileño, él toreaba y a verle fui”. A los quince días ya estaba a punto y se lo estrenó la Facela en el Arnau.

    —¿Éxito?
    —Se aplaudió, pero no pasó nada.

    —¿Cuántos días lo cantó?
    —Un mes todos los días. Al mismo tiempo Padilla se lo dio a Blanquita Suárez, que lo llevó al Romea de Madrid y el cuplé siguió su curso sin ser nada extraordinario. Lo cantaron otras, porque en aquellos tiempos había tantas cupletistas como ahora novilleros.

    —¿Cuándo empieza a armar ruido?
    —Pasado yo un año de su estreno, Raquel Meller lo estrena en París, pero antes lo hizo en disco.

    —¿A qué atribuye el éxito de Raquel?
    —A que Raquel, la segunda estrofa, en lugar de cantarla, la recita sobre la música, como debe ser. Y a partir de ella se ha cantado por todo el mundo y por todas las canzonetistas.

  • DEL ARCO
  • * * *

    Actualización (20/02/2011)

    Carlos Ramírez

  • Carlos Julio Ramírez
  • Hernán Pelayo

  • Hernán Pelayo
  • (Gracias, Juan, por los mp3)

    Luis Mariano

    Actualización (21/02/2011)

  • Luis Mariano
  • ‘Sì, vendetta’, por Titta Ruffo

    Friday, November 12th, 2010
    bbbbb

    "Diferentes expresiones del gran barítono en la ópera de Verdi" ('Actualidades', Madrid, 27 de enero de 1910).

  • Ruffo: Sì, vendetta. Con María Galvany. 1906
  • María Galvany

    María Galvany ('Album Salón', 1 de enero de 1906).

    13 noviembre 2010, a las 2:37

  • Di Provenza il mar, il suol
  • (Gracias, Victoria)

    “Pero ¿usted cree que freír un par de huevos es tan sencillo como dirigir Parsifal?…”

    Tuesday, September 2nd, 2008

    Si hay un libro al que conviene hacer un hueco entre los elegidos, es éste: Historia y anecdotario del Teatro Real (Plus Ultra. Madrid, 1949), del musicólogo catalán José Subirá.

    En 1997 se editó una edición facsímil, que seguro no es difícil de encontrar por internet.

    Además de una muy amena  e interesante información sobre los cantantes que pasaron por el Real desde su inauguración, en 1850, y hasta su posterior cierre, en 1925, hay un buen puñado de anécdotas, como bien reza el título, y muy sabrosas.

    Habla Subirá en esta obra de cómo recibieron los madrileños al divo Titta Ruffo (ya nos referimos a ello en otro post) y de la taberna de Eladio, una casa de comidas de las que ya apenas quedan, ubicada por entonces en los aledaños del Real.

  • Finch’ han dal vino
  • ¿Y qué tiene que ver aquella  tasca madrileña con Titta Ruffo?  Sucedió  entre 1907 y 1918. Pero no seré yo quien les desvele tan aparentemente extraña relación;-)  Así de bien lo cuenta Subirá:

    (more…)

    ‘O vin, discaccia la tristezza’, por Titta Ruffo

    Thursday, May 24th, 2007

    Titta Ruffo

    Joaquín Turina Gómez, en su Historia del Teatro Real (Alianza Editorial. Madrid, 1977), cuenta con gran gracejo la revolución que supuso la llegada al coliseo madrileño del divo Titta Ruffo, en la temporada 1907-1908.

    «La gran sensación de la temporada fue Titta Ruffo, que llegó a Madrid con secretario, pianista y cocinero.

    Se despertó tal fiebre por escucharlo que hubo que tomar medidas: una Real Orden prohibió la reventa de billetes, se reguló el número de entradas que podía adquirir cada persona. Todo ello dio origen a un fenómeno ‘moderno: las colas nocturnas ante las taquillas del teatro; el público que salía del teatro se encontraba la fila de los que iban a esperar toda la noche y parte de la mañana siguiente —abrían a las once— suspirando por una entrada por escuchar a Titta Ruffo.

    Por cierto, los puestos delanteros en la cola se pagaban a cinco pesetas. Al final del mes de enero hubo que indemnizar a Ruffo con 4.000 francos para que el barítono rompiera su contrato con la ópera de Montecarlo y se quedara más tiempo en Madrid para hacer más funciones. Es evidente que los empresarios ganaban mucho dinero con él».

  • Titta Ruffo: brindis de Hamlet del Segundo Acto de Amleto (Hamlet), de Ambroise Thomas.
  • Titta Ruffo canta por primera vez en el Real el 14 de diciembre de 1907, interpretando el rol de Scarpia (16 de diciembre; 25 de enero de 1908). A Tosca le siguió Rigoletto (7, 9 y 11 de enero), una función a beneficio de la Asociación de la Prensa (17 de enero) y Amleto (22, 23 y 26 de enero).

    Regresaría al coliseo madrileño en las temporadas 1908/09, 1909-1910, 1911-1912, 1912-1913 y 1918-1919.

    La impaciencia por escuchar a Ruffo en Rigoletto no fue menor en la temporada 1908-1909:

    Titta Ruffo

    “Anoche cantó Titta Ruffo su ópera favorita, Rigoletto. El triunfo que en ella obtuvo fue aún mayor que los obtenidos por el eminente artista durante la temporada. Puede juzgarse del deseo que los aficionados sentían por oírle en esta obra con decir que para la adquisición de las localidades del miércoles se formó una larga cola en la taquilla del Teatro Real, desde dos noches antes, pagándose a buen precio los puestos y promoviéndose altercados, en los que tuvo que intervenir la fuerza pública” (Nuevo Mundo -Madrid-, 28 de enero de 1909).

    (more…)