Archive for the ‘Germanico in Germania’ Category

Bartoli deslumbra al Palau con su repertorio barroco para castrados

Saturday, December 12th, 2009

  • Agustí Fancelli
  • Cecilia Bartoli“Respira arrojo y valentía. Hay que estar muy seguro de uno mismo para salir vestido de mosquetero e irse despojando hasta quedar en mangas de camisa (con chorreras), conforme las arias que vas cantando pasan del ardor guerrero al lamento pastoril. Si alguien tiene el temperamento dramático para afrontar semejante envite es Cecilia Bartoli. En la segunda parte viste de mujer, pero sin haberse apeado de las botas de montar. El barroco es ambiguo”.

    [Bartoli: Parto, ti lascio, o cara, Germanico in Germania, Porpora]

    Parto,  ti lascio, o cara,
    Ma nel partire io sento
    Troppo crudel tormento.
    Non sarà tanto amara
    La pena del morir.

    Perfide, stelle ingrete,
    Se non volete, oh Dio,
    Aver di me pietade.
    Non date all’idol mio
    Si barbaro martir.

    “¿Qué muestra en este viaje? Pues una completa tipología de arias dramáticas para contralto: arias heroicas, de furor o de caza; arias en stile imitativo, donde aparecen por sorpresa el ruiseñor y la mariposa; arias de lamento, de partida, de piedad, etcétera. Variedad sazonada de joyas como ‘Parto, ti lascio, o cara’, de Niccolò Porpora, o ‘Cadrò, ma qual si mira’, de Francesco Araia. Para cada una encuentra Bartoli el registro más ajustado. El barroco es contraste. (…)

    Ése era el show-businness de los castrados en la Italia del siglo XVIII, hombres de circo que sorteaban todo tipo de obstáculos con la voz y que gozaron de una enorme reputación hasta que la dolorosa práctica se fue extinguiendo a lo largo del XIX y acabó con la prohibición vaticana de principios del XX”.

    Más, en elpais.es

    [Bartoli: Nobil onda, Adelaide, Porpora]

    ♣ ♣ ♣

    “Aunque sea difícil de creer que se prolongara esta práctica “durante tanto tiempo”, también en la actualidad se promueven “modas crueles de manipulación del cuerpo, como la locura de las mujeres anoréxicas”. Con la diferencia de que “los castrati no elegían serlo sino que eran sus familias quienes los inducían cuando todavía eran unos niños”. Bartoli criticó que la Iglesia prohibiese esta práctica pero después diese cabida a los castrati en sus coros.

    ‘Sacrificium’ se centra en la escuela napolitana, de donde salieron los famosos castrati Farinelli y Caffarelli, Salimbeni, Appiani y Porporino, todos ellos discípulos del famoso profesor Nicola Porpora (1686-1768). “Ésta es probablemente la música más difícil que he interpretado hasta el momento,” (…) ha sido “un auténtico desafío” ya que las partituras estaban escritas para ser interpretadas por hombres y tienen “unos registros amplísimos y una coloratura increíble”.

    ‘Sacrificium’ cuenta también con unos fotomontajes en los que Bartoli ha querido expresar “la ambigüedad y el trauma” de esa realidad. “Pensé que había muchas estatuas romanas dañadas, sin el miembro viril, que, superpuestas a mi cara, podían resaltar de manera chocante, la idea del disco”.  [ Septiembre 2009]