Archive for the ‘La dama de picas’ Category

6 de enero de 2011

Thursday, January 6th, 2011

Navidad 2010

El último villancico de la temporada. A cappella. Del 24 de diciembre de 2010. Ya saben…: “los más emocionantes hallazgos…”.  O los más emocionantes regalos. Éste es uno de esos regalos que hay que compartir. Más aún esta noche, que vienen los Reyes…

Gracias mil, Enrique.

  • Enrique Paz Escudero: Adeste, fideles
  • Anuncio Gramófono

    Que conste que yo en mi carta pedía un gramófono…;-) Será el próximo año… Pero sí llegó una canción. Escribe el paje: “para todos los que visitan este blog”. Palabras textuales. En ruso, eso sí;-)

    ¡Feliz día de Reyes!

  • Pavel Lisitsian: Ya vas lyublyu, aria de Eletsky  del Segundo Acto, Escena I de La dama de picas, Tchaikovski. 1949.
  • P.D.: Este post está programado para las 06:00 horas del 6 de enero de 2011. Para que los Reyes lleguen a la par por estos lares y allende el mar. Es la primera vez. No sé si el blog me hará caso;-)

    Ángeles Gulín, “una intérprete de raza”

    Tuesday, October 13th, 2009

    Ángeles Gulín

    No, no vamos a escuchar a Ángeles Gulín cantando ‘Me llaman la presumida’, aunque también la grabó.

  • Hoy no. Hoy, La leyenda del beso. Y, para empezar, su bellísimo Intermedio.
  • ♣ ♣ ♣

    14 de junio de 1972

    Brillantísima clausura del IX Festival de la Ópera, con Turandot

    “Por la enorme dificultad de su parte, sea para Ángeles Gulín la primera referencia. Voz poderosísima, voluminosa, potente, extensa, pechó sin desmayo con la responsabilidad. No hay artista que en este papel no acuse algún momento destemplado y también lo hubo en el trabajo de nuestra soprano, que se mostró más atenta, disciplinada y contenida que otras veces, cuando tan fácil es pasarse aquí. Ángeles Gulín tiene una voz como para cantar Turandot en la Arena de Verona… y que se oiga en Mantua”.

    [Ángeles Gulín (Rivadavia, Orense, 14 de febrero de 1939- Madrid, 10 de octubre de 2002): In questa reggia. Teatro Municipal de Bogotá, 1981]

    ♣ ♣ ♣

    14 de octubre de 2002

  • Alberto González Lapuente
  • El adiós a una voz de hierro

    Ángeles Gulín“Hay voces esencialmente bellas que se recrean en sí mismas conformándose con adornar de forma naturalmente atractiva cuanto hacen; otras que anteponen la inteligencia, colocando al servicio de la interpretación su propia idiosincrasia; las hay también innatas, fornidas, capaces de adentrarse, sin tregua, en el corazón del oyente con la finura de un estilete y la inquietud de lo verdaderamente pasional. A esa estirpe pertenecía la voz de la soprano Ángeles Gulín, fallecida hace unos días en Madrid.

    […]

    Ángeles Gulín

    Los hitos en su biografía están al lado de nombres como Frühbeck de Burgos, Giulini, Maag o de colegas como Domingo, a quien acompañó en su presentación madrileña y en el postrero estreno de El poeta de Moreno Torroba en 1980, Pavarotti, Ludwig, Gedda, Caballé, Talvela o Del Monaco.

    Todos ellos se relacionan ahora en una biografía que no olvida el de su marido, el barítono Antonio Blancas, con quien inició su verdadera carrera en Italia, y sobre todo Alemania, después de las primeras actuaciones por Sudamérica a raíz del debú en la ciudad de Montevideo en 1958.

    Ángeles Gulín

    Para los más jóvenes, la voz de Gulín es hoy una rareza conservada en unas pocas grabaciones de zarzuela y otras operísticas cuya realización ‘en vivo’ engrandece su vibrante naturaleza: un Stiffelio grabado en Nápoles y una Alzira de 1972, un Oberto en registro de 1977 en Bolonia, además de La leyenda del beso, Los gavilanes, Me llaman la presumida o La del soto del parral.

    Por el contrario, los más veteranos recuerdan algo más difícil de guardar: su condición de verdadera soprano dramática, indomable y tenaz como el hierro, poseedora de una gran extensión y de una potencia realmente excepcionales como para adentrarse en el terreno de la leyenda.

    Ángeles Gulín, nacida en la localidad orensana de Rivadavia, ha dejado ese poso y un saber que ahora se prolonga en la voz de su hija, la soprano Ángeles Blancas, continuadora de una labor que toma como modelo a quien ha sido una intérprete de raza”.

    ♣ ♣ ♣

  • Ángeles Gulín (Amapola): ‘Cuando bajo el cielo…’, de la zarzuela en dos actos La leyenda del beso, de Reveriano Soutullo y Juan Vert.
  • Antonio Blancas (Mario): ‘Oh, licor, que das la vida’.
  • Orfeó Gracienc. Orquesta Sinfónica de Barcelona. Dirige: Benito Maurel (1924).
  • [‘Suicidio!’, La Gioconda, Gran Teatro del Liceo, 1978]

    :-)
    14 octubre 2009 a la 1:40

    Antonio: “Quiero sumarme al homenaje a esta gran soprano dramática y hacerlo extensivo a nuestra anfitriona”.

    (Gracias, Antonio;-)


    16/07/14

  • Antonio Blancas: ‘Madrileña bonita’, romanza de Joaquín, La del manojo de rosas, Sorozábal.