Archive for the ‘Los pescadores de perlas’ Category

José Mojica, Fray José de Guadalupe (I)

Martes, Agosto 10th, 2010

José Mojica

Hace unas pocas semanas;-) que Nicolás Camilo preparó para todos nosotros, y con mucho arte, unos vídeos con arias y canciones del tenor mexicano José Mojica (1896-1974). Las audiciones que pueden escuchar en este post también son regalo suyo. Gracias mil, Nicolás.

Acompañaremos las grabaciones con tres artículos sobre José Mojica que hemos hallado en el fondo del mar. Tres instantáneas. Tres testimonios que de alguna manera resumen lo que José Mojica fue en su vida: tenor, estrella del cine y sacerdote franciscano.

  • Júrame (María Grever)
  • Mojica / Júrame

    El primero es una entrevista reportaje sobre José Mojica publicada en 1930, año en que el tenor adquiere para su madre la Villa Santa Mónica en San Miguel de Allende, Guanajuato (México), donde doña Virginia residirá hasta su fallecimiento, en 1940. En ella se relata, a grandes rasgos, los orígenes de Mojica,  los inicios de su carrera artística, sus primeras actuaciones como tenor y como divo de la pantalla.

    Mojica / Ni de día ni de noche

    El segundo es un curioso y frívolo apunte sobre el paso del tenor José Mojica por Madrid en diciembre de 1930.

    El tercero es de 1974, año en que falleció Mojica, y remite a 1952,  cuando Fray José Francisco de Guadalupe Mojica reside en Madrid, en el Convento de San Francisco el Grande, y visita de incógnito el Teatro del Liceo de Barcelona, donde había cantado El barbero de Sevilla en mayo de 1931. El motivo de su viaje nada tenía que ver con la lírica. Participaba Fray José Mojica en el Congreso Eucarístico Internacional celebrado en la ciudad condal en 1952.

    Ahí [plaza de Cataluña, Barcelona] tuve uno de los éxitos de los cuales guardo el más feliz recuerdo. El día de Santa Cecilia [...] me pidieron unas modistillas y estudiantes que cantara algunas canciones, a lo cual accedí muy gustoso. En cambio lo del Liceo fue lamentable, no sé si porque estaba mal de voz, o por la grandiosidad del local.

    —Y también porque el empresario había doblado los precios. La butaca de platea costaba los domingos por la tarde quince pesetas, y para la representación de El barbero de Sevilla, en la cual desempeñaba usted el papel de Conde de Almaviva, la puso a veinticinco pesetas aprovechándose de su popularidad en el cine.

    —Lo ignoraba y le agradezco este consuelo.

  • V. Coma Soley
  • La Vanguardia, Barcelona, 11 de octubre de 1974
  • * *

    En diciembre de 1930, José Mojica tiene 34 años y ha protagonizado en la pantalla El precio de un beso /One Mad Kiss y Cuando el amor ríe /Ladrón de amor. Es todo un acontecimiento su estancia en Madrid, y los periodistas lo persiguen para conseguir una entrevista.

    El objetivo de su visita, según él mismo manifiesta, es “respirar el aire que fue la cuna de sus antepasados. Y otro muy laudable: contrastar con la realidad el concepto que él tenía formado de España, a fin de no incurrir en equivocación cuando tenga que representar tipos españoles” (Crónica, Madrid, 18 de enero de 1931). Pero hubo otros:

    —¿A qué obedece su viaje a España?
    —No vaya a figurarse que es un viaje de placer. He querido conocer este bello país, porque deseo que el ambiente de mis próximas producciones sea verdadero. No quisiera filmar por ignorancia alguna ‘españolada’. Por otra parte, quiero buscar una muchacha que reúna condiciones para la pantalla, con el objeto de que interprete la principal figura femenina de mis películas. Pero hasta ahora no la he encontrado. He visto a varias, y aunque todas son muy lindas, no se aproximan a la muchacha que yo quiero.

    ¿La encontró?…  En su siguiente película (Hay que casar al príncipe) comparte protagonismo con la donostiarra Conchita Montenegro; en la siguiente (La ley del harem), con la bilbaína Carmen Larrabeiti; y en la que siguió a ésta, con la sevillana Ana María Custodio.

    Mojica / Je crois entendre encore

    Causó gran revuelo José Mojica en Madrid en diciembre de 1930. En la redacción del  Heraldo de Madrid, le hicieron corro. Literalmente. Uno de los reporteros que allí se encontraba describe a Mojica, y sus primeros triunfos cinematográficos, con las siguientes palabras:

    “Sus éxitos como cantante no podían pasar inadvertidos para los productores de films parlantes. Fue requerido por diversas empresas, y a la Fox le cupo el honor de incorporarle a su elenco. Ha filmado varias películas en inglés y en español: de estas últimas, el público madrileño conoce la titulada El precio de un beso, y no tardará en recrearse con otra que se estrenará muy en breve en Royalty con el sugestivo título de Ladrón de amor. [...]

    El protagonista de Ladrón de amor es el único galán que puede competir con los galanes que brillaron en el cinema mudo. A la maravilla de su voz —voz de oro, como la dicen en Norteamérica— une la prestancia gentil, atrayente y arrogante del hombre simpático y una exquisita sensibilidad que jamás pudimos ‘ver’ en los galanes de patrón afeminado, tan en boga hace un lustro. José Mojica es todo lo contrario a aquellos. De aspecto viril, agradable, sin ser guapo: artista, muy artista, y de perfecta fotogenia.  Optimismo de juventud, juventud de amor y amor hecho arte. En unas palabras: José Mojica es la futura estrella del cinema parlante; en la hora presente, es la única”:

    —Hablemos del cine (…) ¡Piensa usted hacer más películas!
    —Hasta el momento, tengo firmados compromisos para tres más.

    —¿En español?
    —En español. Precisamente mi viaje tiene relación con estas cintas.  Vengo a buscar varios tipos que ‘vayan’ bien y a entrevistarme con algunos escritores para que los diálogos sean netamente españoles y… literarios. He hablado con los Hermanos Quintero, con Muñoz Seca

    —Eso es lo que debieran hacer todos los productores.
    —Yo soy amante del detalle y de la fidelidad. El traje que me ha visto usted en Ladrón de amor es reproducción exacta de un traje que pertenecía a mi abuelo y que yo conservo como reliquia.
    [...]

    —¿Piensa usted permanecer más días con nosotros?
    —Desgraciadamente, salgo mañana.

    —¡Mañana! Eso no puede ser. Usted se queda aquí hasta el próximo enero. Quiero que tome las uvas el último día del año y en la Puerta del Sol.
    —Pero…

    —Es inútil. Usted come las doce uvas en mi compañía. A lo mejor encuentra motivo para una película.

  • Heraldo de Madrid, 31 de diciembre de 1930
  • Mojica / María La O

    ¿Tomó Mojica  las 12 uvas en la Puerta del Sol en la Nochevieja de 1930?… Tendrán que esperar a mañana…;-) Mañana, también, el primer testimonio.

    (más…)

    ‘Je crois entendre encore’, por Alain Vanzo

    Jueves, Diciembre 18th, 2008

    Alain Vanzo (1928-2002):  aria de Nadir del Primer Acto de Los pescadores de perlas, Bizet.

    recitativo y aria (1978)

    ‘O Lola…’, por Giuseppe Anselmi

    Viernes, Octubre 10th, 2008

    Elegante, refinado, excelente actor. Guaperas, de agradable presencia —que se diría por entonces—, con especial expresión en las frases de amor: a Giuseppe Anselmi se lo rifaban las damas.

    Nació en Nicolosi, cerca de Catania, el 16 de noviembre de 1876, y se estrenó en el mundo de la música a los 13 años, como concertista de violín. Debutó como tenor en Atenas, con Cavalleria rusticana, en 1896, a los veinte años. Su profesor de canto fue el afamado maestro Mancinelli.

    Se le escuchó, sobre todo, en los teatros más importantes de Europa y América. En el Real fue especialmente apreciado y admirado. Tanto es así que donó su corazón al coliseo madrileño, para que reposara junto a la laringe de Gayarre; donación que tras varias vicisitudes y casi de milagro, aún se conserva en el Museo Nacional del Teatro, en Almagro.

    Los pescadores de perlas, Romeo y Julieta, Tosca, Eugenio Oneguin, Fedora; Iris y Amica (ambas de Mascagni)… Un amplio repertorio. No se aventuró demasiado en el estrictamente dramático, aunque en alguna ocasión cantó Pagliacci.

    Algunos especialistas sostienen la hipótesis de que el abandono del canto di grazia para ocuparse del verismo contribuyó a que su carrera se acortara.  Tras retirarse de la escena, fundó una escuela de canto en Zoagli, ciudad donde falleció, a causa de una pulmonía, el 27 de mayo de 1929.

    Se le recuerda especialmente como Werther, Des Grieux —de Massenet— y Romeo. “Su voz fue cálida e instrumental, y se prestaba tanto para las inflexiones lánguidas como para los acentos más fervorosos”.

    Entre 1907 y 1910 grabó sesenta y ocho discos, algunos de ellos inéditos. ¿Le hacen justicia? Parece ser que sí, “si bien el sistema antiguo atentaba contra las voces que eran muy timbradas”. No faltan en ellos, como era de rigor en aquellos años, “los amaneramientos de la época, las interpolaciones de adornos y los exagerados portamentos [Patrón Marchand]“.

    Giuseppe Anselmi: O Lola, c’hai di latti la cammisaaria de Turiddu del Preludio de Cavalleria rusticana, Mascagni.

    notaAquí también la pueden escuchar

    14/02/09:

    Aria de Nadir (Mi par d’udir ancora) del Primer Acto de Los pescadores de perlas, Bizet1907

    (Fotos: 1, 2; programa)

    Adiós a Giuseppe Di Stefano

    Lunes, Marzo 3rd, 2008

    Una furtiva lágrima, todas las lágrimas. Hasta siempre, Pippo.

    Corriere della Sera

    Mi par d’udir ancora…


    Actualización (04/03/08):

    El País

    El Diario Montañés

    El Cultural

    Página/ 12


    Giuseppe Di Stefano: Salut! Demeure chaste et pure, aria del Tercer Acto de Fausto, Gounod. 1950.

    (Gracias, Silvio Iván Bendaña)

    Habla el tenor.


    (Foto)

    ‘Mi par d’udir ancora’, por Beniamino Gigli

    Lunes, Noviembre 26th, 2007

    Gigli: aria de Nadir (versión italiana) del Primer Acto de Los pescadores de perlas, Bizet. 1925.

    Versión de 1933.

    Documental sobre Gigli.

    (Foto)

    ‘Opéra imaginaire’, poética ‘Traviata’ de plastilina (1993)

    Domingo, Abril 15th, 2007

    De la película en 3D Opéra imaginaire, coordinada por Pascal Roulin: Noi siamo zingarelle (Choeurs des Bohémiens), Escena X del Segundo Acto.
    Coro de verdad: Accademia Nazionale di Santa Cecilia, de Roma.
    Francia, 1993.


    Actualización (20/04/07):

    Los 12 fragmentos, por orden de aparición:

  • Ridi, Pagliaccio (I Pagliacci, Leoncavallo): Franco Corelli
  • La donna è mobile (Rigoletto, Verdi): Nicolai Gedda
  • Avec la garde montante (Carmen, Bizet): Les Petits Chanteurs á la Croix de Bois
  • Voi che sapete (Las bodas de Fígaro, Mozart): Suzanne Danco
  • (más…)

    Gigli: ‘Mi par d’udir ancora’

    Martes, Marzo 6th, 2007

    notaMi par d’udir ancora

    Beniamino Gigli: aria de Nadir (versión italiana) del Primer Acto de Los pescadores de perlas, Bizet. 1933.

    05/03/10

    Versión de 1931