Posts Tagged ‘la donna è mobile’

Debut de Alfredo Kraus en el Liceo de Barcelona (1958): “Se vio obligado a bisar la segunda estrofa de la archipopular ‘donna è mobile'”

Thursday, March 5th, 2009

Kraus

Alfredo Kraus canta por primera vez en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona en la temporada 1958-1959, el 6 de diciembre de 1958, como Duque de Mantua en Rigoletto. Fueron en total tres representaciones: 6, 11 y 14 de diciembre.

El elenco al completo: Alfredo Kraus (Duque de Mantua),  Gianna D’Angelo (Gilda), Raimundo Torres/Orazio Gualtieri (Rigoletto), Ferruccio Mazzoli (Sparafucile), Lola Pedreti (Maddalena), Josefina Navarro (Giovanna), Juan Rico (Conde Monterone), José Manuel Bento (Marullo), José Farré (Borsa), Eduardo Soto (Conde Ceprano), María Teresa Pujolà (Condesa Ceprano), María Teresa Casabella (Paje). Dirigió: Nino Verchi [Anuari del Gran Teatre del Liceu 1947-1997].

Ésta fue la crítica de prensa que apareció en el diario La Vanguardia al día siguiente de la primera representación,  el 7 de diciembre de 1958: Raimundo Torres

Con Rigoletto volvía anoche al escenario de sus grandes triunfos Raimundo Torres, el excelente barítono español a quien los constantes compromisos en el extranjero tienen alejado de Barcelona; pero, apenas aquí llegado, la pícara gripe ha hecho presa en él, y ayer, antes de comenzar el acto tercero, hubo de solicitar, por mediación de un servidor de la empresa, la benevolencia del público, que no le fue negada.

Raimundo Torres es cantante de escuela y de recursos y, sobreponiéndose a la enfermedad que le aquejaba, logró realizar una labor que no dejó de ser satisfactoria.

Desde luego, demostró comprender y entender bien, muy bien, el personaje de Rigoletto, al qué aportó estimabilísimas cualidades, de las que descolló la fina inteligencia dramática. Dijo más que correctamente el monólogo ‘Pari siamo’ y sostuvo sin aparente fatiga las difíciles escenas del acto tercero, llegando a la ‘vendetta’ de modo que se le otorgaron incondicionales aplausos.

El tenor Alfredo Kraus, otro artista español, también aguardado con interés vivísimo, pues de él se tenían las mejores referencias, produjo una impresión altamente grata. Su voz, empleada con artística seguridad, sonó siempre adecuadamente matizada.

[La donna è movile]

Cantó con desenvoltura la baladita del primer acto, se vio acompañado por la fortuna en el dúo del segundo, tuvo convincentes acentos en la romanza ‘Parmi veder le lagrimes’ y se vio obligado a bisar la segunda estrofa de la archipopular ‘Donna è mobile’, aquella canción que Verdi, seguro de que una simple audición bastaría para retenerla en el oído y luego repetirla, impuso para los ensayos en Venecia la prohibición absoluta de que asistieran curiosos y extraños.

Gianna D'AngeloDe la soprano ligera Gianna D’Angelo, estaba aún vivo el recuerdo de su éxito como intérprete del papel de Gilda, éxito que anoche refrendó con su voz dulce, ágil y apta para toda clase de adornos.

Expresiva en los dúos, se superó en el ‘Caro nome’, donde, sin esperar al final de la página, el punto de verdadero compromiso, el auditorio le tributó una ovación estruendosa.

Óptima Magdalena fue la mezzo-soprano Lola Pedretti. No desdijo en méritos, como Sparafucile, el bajo Ferruccio Mazzoli, y en los demás papeles se portaron correctamente Josefina Navarro, Juan Rico, Eduardo Soto, María Teresa Pujolá, José Manuel Bento, José Farré y María Teresa Casavella.

El coro, inteligentemente preparado, como siempre, por el maestro Gaetano Riccitelii, se portó bravamente. L_V En la dirección orquestal, el maestro Nino Verchi puso calor, cuidado y precisión de estilo.

Teatro lleno y brillante, y aplausos fervorosísimos, intensificados a la conclusión de los actos, obligando a descorrer la cortina muchas veces en honor de los principales artistas y del maestro Verchi.

  • U. F. ZANNI
  • Gianna D’Angelo: ‘Caro nome’, aria de Gilda del Primer Acto, Escena XIII, Rigoletto, Verdi (1958).
  • ♣ ♣ ♣
    (more…)

    Il gatto è mobile

    Saturday, January 31st, 2009

    Alguien preguntó una vez en este blog; en sus inicios, si no recuerdo mal: “¿Hay que ser siempre tan serio?”.

    Pues no. Y de hecho creo que no lo somos. Para hablar de ópera no hay que ponerse necesariamente de tiros largos.

    La  semana ha terminado y vamos a despedirla con una sonrisa. Ya que anduvimos durante casi siete días venga ir y tornar a Surriento, ya que nos volvimos locos con la napolitana perdida y hallada en el Olimpo, escuchemos a aquel que, allá donde esté, debe de andar muy enojado con nosotros (perdón, conmigo) por haberle tomado por otro.

    Vaya en su homenaje. Y en el nuestro;-)

    Il gatto è mobile. El Olimpo è mobile. Y el EMule, ni les cuento.
    ¡Repetimos!

    ♣ ♣ ♣

    Actualización (03/02/09)

  • De los Ángeles y Schwarzkopf: Duetto buffo di due gatti.
  • Al piano, Gerald Moore.
  • (Gracias, Nicolás Camilo)

    El tenor catalán Tino Folgar

    Thursday, October 9th, 2008
  • Semblanza de Tino Folgar en Lírica Hispana
  • «Juventino Folgar Ascaso, conocido en el arte lírico como Tino Folgar, vio la luz en el barrio de la Barcelonesa. Era hijo de Juan Folgar, natural de Salamanca, y Luisa Ascaso oriunda de Huesca.

    Estudió de niño en el Colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, donde pronto afloró su despierta inteligencia y su afición al arte. Tanto fue así que pronto pasó a ser el solista en el coro en la escuela pese a ser de los de menos edad. También se destacó como precoz comediante tomando participación en cuanta obrita se representaba en la escuela, así como en algún otro cuadro de aficionados de su barrio.

    Cuando su familia trasladó su domicilio al barrio de Sarriá, el joven Tino tenía 17 años y se encontró con que allí, como en casi todas las localidades españolas de aquella época, funcionaba un cuadro artístico que representaba obras líricas y comedias. No es de extrañar que, con la experiencia adquirida en el colegio, el joven se viera atraído por la actividad allí desplegada y empezara a colaborar destacando pronto por sus condiciones innatas tanto para el canto como para la interpretación teatral.

    Al notar sus extraordinarias facultades, un familiar tramitó y consiguió una audición en el Conservatorio del Liceo de Barcelona y quien lo escuchó fue el maestro Joaquín Vidal Nunell, que también tenía dos alumnas que después serian grandes figuras: Mercedes Capsir y Conchita Badía. Tras escucharlo quedó sumamente complacido diciéndole que la voz era valiosa y con un gran parecido con la del gran tenor Giuseppe Anselmi. Por ese entonces su voz era pequeña pero muy suave, aterciopelada, dulce y de gran musicalidad.

  • La donna è mobile…
  • Alentado por estas opiniones tan favorables comenzó a estudiar con una maestra particular y tras un breve pero intenso período de estudios, preparó y debutó en el Teatro del Orfeón Graciense de Barcelona, el 19 de Febrero de 1922, como Rodolfo en La bohème. Su éxito fue total y el día 5 de junio del mismo año volvería a hacer La bohème en el Teatro Tívoli, que era el más importante de la ciudad condal después del Liceo.

    Antes de La bohème, el día 3 de Junio de 1922 cantó el papel del Conde de Almaviva en El Barbero de Sevilla con Filomena Suriñach como Rosina. Aún ese mismo mes hizo una escapada a Mallorca para cantar en un concierto en Palma.

    En total cantó cuatro veces La bohème y cuatro funciones de El barbero de Sevilla, con señalado éxito de público y crítica. Tanto así que el mismo Joaquín Vidal le aconsejó ir a Italia para que perfeccionara su canto.

    Dudó mucho ante el paso trascendental que iba a dar, ya que para ello tendría que abandonar a sus padres e irse solo a una tierra extraña. Sin embargo, contó con el consejo de su padre, a quien siempre tuvo por un ser maravilloso, que lo alentó para luchar en pos de la perfección de aquello que era el motivo fundamental de su vida. Y así llegó a Milán, en 1922.

    Tuvo tan mala suerte que su primer maestro, un tal Bellini, le arruinó la voz de tal manera que no podía entonar ni una sola nota. Desalentado y con una gran amargura en su corazón se encontró con que debía elegir entre volver a su patria como fracasado, con toda la vergüenza que para una persona responsable implicaba, o bien permanecer en Italia y trabajar en cualquier cosa que se presentase».

    (more…)

    ‘La donna è mobile’, por Aquiles Machado, Ramón Vargas, Marcelo Álvarez, Joseph Calleja

    Thursday, August 23rd, 2007
  • Aria del Duque de Mantua del Tercer Acto, Escena II, de Rigoletto, Verdi.
  • Por los tenores:

  • Aquiles Machado. Arena di Verona.
  • Ramón Vargas. Orquesta Filarmónica de Berlín. Claudio Abbado. 2000.
  • Marcelo Álvarez. 2001.
  • Joseph Calleja.